Check the new version here

Popular channels

Lanata:De cada cien tipos que me saludan, dos o tres



Musica para ambientar
♫♪ 
(Katy Perry -Dark Horse)


Revista Viva
Al diván con Rolón: Jorge Lanata. Reconoce que le faltó la palabra de sus padres. Y que encontró un hogar recién hace 16 años, con su mujer. Además, dice que la muerte le da curiosidad. Una charla en la que el periodista devela muchas cosas y, sobre todo, quién es.

Al diván con Gabriel Rolón: Jorge Lanata

TAGSRevista Viva,Jorge Lanata
293opiná215shares65150
Gabriel Rolón
Como todas las semanas había atendido desde la mañana muy temprano. Sin embargo éste no era un martes más. Jorge Lanata aceptó amablemente que tuviéramos la charla en mi consultorio y a las siete de la tarde en punto tocó el timbre. Nonos conocíamos. Nos saludamos y el tuteo surgió de modo espontáneo.
¿Hay algún tema del que no querés hablar?
No. Preguntá de lo que quieras.
¿Quién fue la figura más significativa de tu vida?
Mi mamá. Cuando yo tenía 6 o 7 años, soy muy malo con las fechas, mi vieja tuvo un tumor cerebral y le quedó todo el lado derecho del cuerpo paralizado y una lesión en el centro del habla. Ella te entendía pero no podía formar palabras. Te decía sí o no, pero no podía hablar. Yo casi no la conocí estando bien; tengo muy poquitos recuerdos de ella bien, apenas un par de escenas.
¿Te acordás alguna?
Algunas sí. Vivíamos en Sarandí, en una casa grande con un patio y me acuerdo de verla ahí, en ese patio. Pero eso, sólo verla, no queme dijera algo. (Silencio) Cuando yo me entero de que estaba enferma, creo que ella me dice que quería agua y le fui a contar a mi tío: "me dijo que quiere agua". Y él me mira como diciéndome: "no te puede decir nada, No puede". Mi mamá estuvo así hasta los 70. Y claro, eso marcó mi vida.
¿Te podías comunicar afectivamente con ella?
Obvio, sí, era mi mamá. Es más, creo que yo heredé de ella el sentido del humor. Era una mina que se reía y que estaba bien, a pesar de todo. Increíble ¿no? Yo pasé por todo el arco de sensaciones posibles, desde tenerle una bronca no expresada hasta reconciliarme con ella.
¿Bronca por sentir que, de alguna manera, te había dejado solo?
Y sí. De hecho, cuando pasa eso, me voy a vivir con mi tía y mi abuela. Ellas me criaron. Iba a lo de mis viejos medio como de visita; al comienzo dos veces por día, después una, después cada tanto.








- click en el gif para seguirme -









0
0
0
0No comments yet