1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Las 10 razones porque perdieron las feministas



Ahora que ya pasaron un par de días y paró el griterío ideológico y la esquizofrenia que antecede a unas elecciones, se empiezan a ver las cosas con claridad, se puede mirar hacia esta "grieta" realmente por cómo es, y se puede hacer un análisis de por qué las feministas perdieron y la ley del aborto fue rechazada.

Seguramente habrán feministas que leerán este decálogo y se sentirán ofendidas, pero la verdad no ofende. Vistos los resultados, es evidente que se equivocaron en varios puntos y realizaron (bastantes) malas jugadas políticas que les terminaron costando la campaña. Tuvieron errores básicos que cualquier politólogo marcaría. Es necesario que el movimiento haga un mea culpa y reflexione sobre qué cosas hizo mal y fundamentalmente por qué gran parte de la sociedad (inclusive muchas mujeres) decidió darle la espalda. Las feministas hace rato que vienen errándole al enfoque y meando fuera del tarro y, si quieren cumplir con sus objetivos políticos, van a tener que cambiar muchísimas de sus actitudes.

La realidad es que la pelea por el aborto es mucho más compleja y delicada de lo que se ve a simple vista. Detrás del enfrentamiento entre abortistas y provida se esconden los viejos traumas entre capital y el interior, la lucha por la independencia económica, una guerra cultural entre la preservación de la cultura autóctona argentina y el avance arrollador de la globalización, la priorización de los intereses del individuo vs. los de la comunidad, entre otras cuestiones. Esta grieta es mucho más profunda y traumática de lo que parece, y en el enfrentamiento hubo varios errores como reducir todo a visiones monodimensionales y caricaturizar a todos los del otro bando ("strawman fallacy", como llaman los politólogos estadounidenses), lo que le costó caro a las abortistas.


#1 - Las feministas quedaron como payasas haciendo marchas por razones ridículas y usando el "lenguaje inclusivo"



Alguien tendría que haberles dicho que tenían que jerarquizar los motivos para hacer marchas. Identificar qué causas eran valederas y qué causas directamente eran disparates que el común de la sociedad no iba a ver dignas de un reclamo y que lo único que provocarían serían risas. Las marchas pasaron de ser protestas solemnes a ser un circo, y se devaluó la imagen del feminismo. Incluyo dentro de las actitudes ridículas al lenguaje inclusivo, algo que es totalmente inútil: un idioma evoluciona a través de miles de años, no cambia de un día para el otro porque a alguien se le ocurra, y además pretender que la vida de las mujeres va a mejorar sólo porque se cambie el lenguaje es un infantilismo; cambiar el lenguaje sólo va a ser un maquillaje, pues los problemas de las mujeres van a seguir estando.

Es un llamado de atención bastante grande cuando algo que comenzó como un movimiento que hacía marchas por víctimas de femicidio termina haciendo marchas como el "corpiñazo", el "tetazo" o algún otro disparate. Tampoco fue útil hacer una marcha para meterle presión a la justicia para absolver a Nahir Galarza (asesina de su novio y culpable de homicidio según la ley), fue erróneo defender una criminal sólo por ser una mujer. A propósito, el día del "corpiñazo" fue muy poca gente, cortando con la racha de marchas multitudinarias, lo que frenó el "momentum" (como llaman los politólogos estadounidenses) que venía teniendo el movimiento. En cualquier caso, el realizar marchas por razones ridículas le terminó costando la imagen a las feministas, la gente pasó de verlas como voces de la sociedad que necesitan ser escuchadas a verlas como payasas de circo que marchan por cualquier disparate.

#2 - Al cambiar a un tono festivo y payasesco se trivializaron las tragedias y femicidios



Cuando arrancó el movimiento de Ni Una Menos tenía un apoyo universal de la sociedad porque se lo veía como un movimiento solemne, serio, que acusaba sobre los crímenes y tragedias que padecen las mujeres. El grito "¡Ni una menos, vivas las queremos!" resultaba desgarrador y trágico para la sociedad.

Pero con el correr del tiempo ese espíritu solemne se fue desvirtuando, a aquel tono trágico le fue sucediendo un tono burlón, payasesco. Del seno del movimiento empezaron a aparecer comentarios, fotos y acciones más de tipo lúdico o festivo (vaya como ejemplo aquel lema burlón "machete al machote" pintado en graffitis). Se abandonó el clima de luto en las marchas, pasaron a ser un circo de payasas, fiestas con desparpajo y danzas ridículas (la llamada "danza abortera" es de las cosas más "cringeworthy" vistas por la humanidad). Como se ha mencionado, aquellas marchas por mujeres víctimas de un femicidio fueron cambiadas por el "corpiñazo" o el "tetazo".

Y cuando se hacen estos cambios de actitudes, se corre el riesgo de trivializar las causas del movimiento, relativizando y bajándole la importancia a esos reclamos. Y así fue, el cambio de tono general hacia lo burlón y festivo terminó trivializando los pedidos genuinos de miles de mujeres que reclamaban por crímenes e injusticias.


#3 - Tuvieron actitudes piantavotos, intolerancia, agresividad extrema, pusieron en su contra al público masculino



La sociedad argentina viene pidiendo tranquilidad y paz hace rato. Después de años de confrontación y polarización extrema, la gente ahora valora actitudes más de diálogo, de tender puentes y buscar un consenso entre opiniones distintas. Los políticos con mejor imagen son justamente los más moderados y abiertos al diálogo con los otros bandos. En medio de este nuevo clima que se vive en la sociedad argentina es que la típica actitud de las feministas más radicalizadas, de violencia, odio, intolerancia, polarización constante, ataques al que piensa diferente y destrucción del patrimonio cultural de una ciudad como las iglesias, cae muy mal. Dichas actitudes terminaron siendo piantavotos, espantaron a potenciales adherentes que seguramente las hubieran apoyado si no hubieran sido tan odiosas. Fue así que en la sociedad las feministas pasaron de tener una imagen de frágiles y pobres víctimas al de autoritarias, fundamentalistas y belicosas. Llegan 3 años tarde, esa forma de hacer política atacando y provocando el conflicto ha quedado desacreditada en la escena política actual, ahora hay otras sensibilidades en la sociedad.

Llama la atención que ellas, supuestas defensoras de la democracia y la igualdad, decidieran bloquear las vías de diálogo, cerrarse herméticamente a los propios dogmas y acusar a los que piensan distinto de ser "misóginos, machistas o patriarcales". Tampoco fue útil usar argumentos esquizofrénicos y manipuladores como que "los provida iban a ser culpables de muertes por abortos que se hicieran clandestinamente si no se aprobaba la ley", negar la participación de varones en sus marchas, decirles "váyanse, no es su lucha", exagerar el tema de los piropos, o atacar sin fundamento a todos los varones con lemas como "muerte al macho" repetidos en graffitis. Hago un especial énfasis en esto de haber puesto en su contra a todo el público masculino ya que, al hacerlo, inadvertidamente las feministas "se dispararon en el pie" (como dicen los politólogos estadounidenses), eliminando el potencial apoyo de la mitad de la población que es masculina, cerrándose así a las posibilidades de crecimiento. Es verdad que tienen mucha adhesión del público femenino, pero eso es caer en la misma trampa política que tienen políticos como Cristina Kirchner: tiene un piso muy alto pero un techo muy bajo.


#4 - Se descubrió el apoyo de organizaciones capitalistas internacionales como el FMI, Planned Parenthood y el George Soros Fund Management



En tiempos de redes sociales y una sociedad hiperconectada a través de internet, hoy en día salen a la luz verdades que hace décadas permanecían en la oscuridad. Internet nos ha permitido ver los hilos que se mueven detrás de cada campaña política. Ahora podemos ver el interior del motor, y la multiplicidad de voces da la posibilidad de que se conozcan públicamente las denuncias.

El público descubrió que la campaña abortista estaba económicamente financiada por toda una serie de organizaciones internacionales, capitalistas y globalizadoras que buscan imponer su agenda abortista en todo el mundo y hacen lobby: Planned Parenthood, FMI, Banco Mundial se encuentran entre los que operan, además de los grandes magnates dueños de los hilos financieros globales como los Soros, los Rothschild y los Rockefeller.

Naturalmente, esta revelación provocó un gran impacto y rechazo en la gente, primero, porque la sociedad argentina aún tiene varios traumas del pasado con las organizaciones capitalistas internacionales, un triunfo de esos capitalistas hubiera sido visto como que hubieran conquistado Argentina. Segundo, porque se perdió la "autenticidad" y "legitimidad" que tenía el reclamo originalmente cuando era un movimiento independiente. Y tercero, un grupo de mujeres que dice estar en contra del sistema y de lo establecido entra en hipocresía y contradice sus principios si se alía con los jefes financieros globales. El público las tomó a las feministas como unas vendidas al sistema.


#5 - Subestimaron a la iglesia y su importancia en las comunidades locales



Para las abortistas, seguramente la iglesia no es más que un estorbo, una piedra en el zapato que no sirve y que debe ser erradicada. El error feminista fue haberse dejado llevar por las teorías y las ideologías de papel, y no haberse dado cuenta de cómo son las cosas en la práctica. La realidad es mucho más compleja. Muchos pueblos y ciudades en el interior le dan una importancia fundamental a la iglesia: en la vida cotidiana la iglesia es el centro del pueblo, y las misas son el evento principal del día donde se reune toda la gente y reafirman su vínculo como comunidad. Muchas festividades como las fiestas provinciales y las peregrinaciones por la virgen son de una importancia cultural clave para esas comunidades. Cuando hay un casamiento en el pueblo, la iglesia se rodea de alegría y festejos. Imagínense que viven en un pueblo tranquilo y un día vienen un grupo a pintar graffitis en la iglesia del pueblo y defecar en ella, semejante tipo de situación "alienó" (como dicen los politólogos estadounidenses) a la gente del interior, que lo tomaron como un atropello cultural propio de gente urbana. No por nada, la gente del interior ve a las feministas como un grupo urbano y distante, alejado de la realidad del día a día en las provincias.

Es de mencionar además que la iglesia le da soporte a los pobres a través de donaciones, caridad, alimentos y refugio, y en la vida cotidiana les da una mano a toda la comunidad si necesitan algo. Las feministas en cambio no les dan ningún tipo de apoyo en el día a día a esas comunidades, y no tienen presencia territorial en esos lugares a través de organizaciones. De modo que para la gente en las provincias pesó más la ayuda de la iglesia. En suma: nos guste o no, la iglesia es un elemento cultural de suma importancia para esos pueblos, les da sustento, y los ataques abortistas fueron vistos como un intento de la globalizacion para eliminar su cultura tradicional, y como meros actos de crueldad contra el cura benévolo del pueblo.

Al principio la iglesia no se movilizó por la cuestión del aborto y se limitó a observar pasivamente cómo se daban las cosas, probablemente temerosa de repetir su paso fallido con la ley de matrimonio igualitario cuando se pronunció en contra y les terminó siendo contraproducente. Pero con la media sanción en diputados, la iglesia entendió que era necesario cambiar la estrategia y empezar a participar activamente con una contraofensiva masiva, y se puso el equipo provida al hombro. Esa jugada terminó siendo un éxito. La gente provida empezó a marchar con más fuerza y a mostrar más confianza, es conocido el video que se viralizó donde aparece un adolescente provida diciéndole en la cara a las abortistas, en tono profético, "no van a ganar". Seguramente las feministas ven a la iglesia como una institución antigua, vieja y moribunda, grande pues debe haber sido su sorpresa cuando multitudes de personas en las provincias salieron a defenderla, demostrando que la iglesia está más viva que nunca.


#6 - Imaginería positiva de vida y felicidad vs. Imaginería negativa de muerte y odio



La imagen se repite en multitud de lugares a lo largo y a lo ancho del país. Una parejita. Jóvenes, sonrientes, llenos de futuro. Sonríen a la cámara y se sacan una selfie. El detalle: los dos llevan un pañuelo celeste. El mensaje es claro: estos son 2 jóvenes que contribuirán al futuro del país y crearán más vida. Esa es la principal ventaja que tiene el bando provida: su imaginería. La imaginería de los provida a través de sus fotos, marchas, símbolos e ideales remite a la creación, la multiplicación de la vida, el feto, el bebé, el niño, la formación y educación de miembros útiles para la sociedad (el símbolo del bebé que de adulto se recibe de ingeniero), la familia, la unión, la felicidad, el lema "salvemos las 2 vidas" poniendo un énfasis en la vida, la imagen de los activistas provida limpiando todo al finalizar sus marchas, la armonía con el curso de la naturaleza; en suma, una actitud positiva.

Paradas en las antípodas, las abortistas tomaron una imaginería negativa y oscura: muerte, centros clandestinos donde se practican abortos, sangre, perchas, tristeza, traumas, sufrimiento, llanto, vísceras, órganos desmembrados, odio, agresividad contra los varones, violencia contra la iglesia, destrucción, destrozo del patrimonio cultural como edificios, monumentos e iglesias. Cuando se analiza el grupo abortista, sus fotos, sus mensajes, sus principales elementos de representación simbólica, se descubre que en conjunto su imaginería remite a la muerte, la destrucción, la angustia, el sufrimiento, el dolor, el odio, la aniquilación de la vida, el lema "es mi decisión" haciendo un énfasis en el deseo individual, la imagen de suciedad y vandalismo tras las marchas abortistas, la interrupción por manos humanas del curso natural; en suma: lo negativo.


#7 - Unitarios vs. Federales, Individualismo urbano vs. Comunitarismo rural



Hay traumas históricos en el interior del país que permanecen hasta el día de hoy. Las abortistas no se dieron cuenta del contexto en el que operaban. En la Argentina profunda aún hay cierto dolor por el destino que tomó el país en el siglo 19, abandonando la estructura federalista y decantando todo el poder centralizadamente en capital. Festivales folklóricos como el de Cosquín son vistos en las provincias como una forma de reafirmar su identidad y mantener vivas sus tradiciones frente a una capital que actúa indiferente, como si el interior no existiera (vaya como ejemplo el chiste de que para los porteños Argentina termina en la General Paz). De modo tal que la agenda abortista fue vista como una intentona agresiva de las élites urbanas de capital, una imposición cultural para acabar con los valores tradicionales argentinos.

A esto se le suma el lenguaje y los símbolos: a través de sus mensajes los abortistas ponen un énfasis en el individuo, el antojo individual, el lema "es mi decisión", es decir priorizan lo que quiere el individuo por sobre las necesidades de la comunidad, en línea con un individualismo supremo, un egocentrismo y una entronización del "yo" que en cierto modo son promovidos ideológicamente por el capitalismo más destructivo para aprovecharse económicamente de esa necesidad constante de satisfacer el "yo". A diferencia del color celeste usado por los provida, que guarda una relación con la bandera de Argentina y los intereses de la patria, las abortistas usan el verde, que no guarda relación. Las abortistas no se dieron cuenta que en las provincias la gente vive de una forma más comunitaria, los pueblos tienen un entramado social bien hilvanado donde el almacenero saluda al parrillero, conoce a los hijos del mecánico, le avisa al maestro si hay alguna novedad. No hay espacio para egoísmos ni antojos cuando se está a diario frente a las inclemencias de la naturaleza y hay poca gente, todos deben tirar para el mismo lado. Así fue como un individualismo urbano se desvaneció ante un comunitarismo rural bien firme.


#8 - El radicalismo no es tan débil como muchos piensan, no captaron a los pobres, fue un error que Cristina Kirchner las apoyara abiertamente



Hay quienes dicen que el radicalismo está muerto o por lo menos que está en coma, que desde la caída de De La Rúa en 2001 el radicalismo ya no tiene peso político, que la escena política ahora es ocupada únicamente por el macrismo, el kirchnerismo y el peronismo. Lo cierto es que el radicalismo (hoy metido dentro de la corriente amplia de Cambiemos) fue el que terminó inclinando la balanza en favor de los provida: en medio de la paridad entre ambas fuerzas y con la incertidumbre por los indecisos, 9 de los 13 radicales votaron contra la ley, permitiendo que fueran 38 votos provida contra los 31 de los abortistas. De modo tal que cualquier ley que se impulse en el futuro, si quiere triunfar deberá tener en cuenta el seducir al radicalismo.

Las feministas usaron como caballito de batalla a los pobres en sus argumentaciones, se presentaron como defensoras de los pobres, grandes conocedoras de las angustias y necesidades de ellos, paladinas de la justicia social (al estilo de los "SJW"—"social justice warriors"—que mencionan los politólogos estadounidenses). Sin embargo en abril, en uno de los debates, una mujer de la villa 31 se declaró tajantemente en contra del aborto, y del mismo modo, las poblaciones de las provincias más pobres, en el norte del país, también se inclinaron contra el aborto. De modo que, contrariamente a lo que pretendieron las feministas, los pobres no se identificaron con el abortismo.

En sí las feministas cometieron errores en las alianzas políticas que eligieron, que deberán revisar a futuro. El hecho de que Cristina Kirchner las apoyara abiertamente fue un error político. Recibir el apoyo de una política controversial, polémica y que promovió la polarización extrema hace correr el riesgo de "dividir la pantalla" y espantar posibles adhesiones. Llama la atención que la ex presidente decida justo ahora apoyar el aborto, siendo que durante los 12 años del kirchnerismo cajonearon el proyecto (Macri fue más inteligente en este aspecto, nunca se pronunció ni a favor ni en contra, dejando que la votación se definiera independientemente). La jugada probablemente no haya servido a ninguna de las 2 partes: posibles adherentes al abortismo probablemente se alejaron al ver que Cristina Kirchner lo apoyaba, y Cristina Kirchner probablemente perdió sus votantes de las provincias provida de cara a las elecciones presidenciales del año que viene. El tiempo dirá.


#9 - La falsedad de la "sororidad", la falta de apoyo hacia las mujeres policías asesinadas



Las feministas usan como uno de sus símbolos el concepto de "sororidad", una palabra recientemente inventada que se refiere a una supuesta solidaridad entre mujeres. Esa palabra se repite en multitudes de sus comentarios, afiches, pancartas, graffitis. "Te mando un abrazo sororo!" dicen en sus mensajes de Facebook. Así como hablan de "empatía", "solidaridad", "hermandad". Pero es todo mentira. Sólo hay falsedad e hipocresía detrás de esas palabras vacías.

Lourdes Espíndola tenía 25 años y era policía. El 28 de julio estaba esperando el colectivo para volver a su casa, cuando fue asaltada por motochorros que querían robarle su arma reglamentaria. Se resistió al robo y le dispararon a sangre fría. Mientras su vida se desvanecía, le mandó un audio a su pareja diciéndole que se estaba muriendo. Tuvo muerte cerebral. Y su hijo se quedó sin madre. Para Lourdes Espíndola no hubo sororidad, ni empatía, ni marchas de apoyo de parte de las feministas. Ni tampoco las hubo para las otras mujeres policías asesinadas. Como si el "ni una menos" valiera para algunas mujeres pero para otras no. Como si dependiendo del trabajo de una mujer funciona el apoyo a víctimas de violencia de género, la defensa a mujeres víctimas de la inseguridad, la denuncia de femicidios. Y aquel hecho de inseguridad fue el 28 de julio, muy poco tiempo antes de la votación, por lo que para el día decisivo de la votación el recuerdo estaba muy fresco. A la sociedad le cayó mal que las feministas le dieran la espalda a aquellas mujeres víctimas de la inseguridad, y juzgó acordemente.


#10 - No convenció la ley, tuvieron varias fallas desde el punto de vista médico y argumentativo



El proyecto de ley tenía varias fallas y no convenció a la gente. Si la preocupación son los métodos de cuidado de la salud, se debe priorizar el prevenir que el curar. Si son los niños en la calle, se debe tener un mejor sistema de adopción. Si es la tasa de embarazo adolescente, se debe difundir una mejor educación sexual en los colegios. Si es la prevención de embarazos no deseados, hay una gran variedad de métodos anticonceptivos, desde preservativos hasta ligaduras de trompas. Si es que hay centros clandestinos de realización de abortos, se los debe denunciar y clausurar. Si es la falta de acceso a salud de calidad en la población más carenciada, se debe establecer una mejor infraestructura del sistema de salud. Si son las violaciones y la violencia de género, se deben implementar unas leyes penales más rigurosas, menos liberales con el delito, y una fuerza de policía mejor dotada y con más recursos para eliminar el crimen.

Para las feministas el aborto es visto como un elemento de la modernidad, del avance infrenable del progreso, y que irremediablemente llegará tarde o temprano. Y el rechazo al aborto lo ven como algo antiguo, obsoleto. Pero, en primer lugar, el concepto del "progreso" ha ido cambiando de diferentes formas a lo largo de la historia, y ha sido manipulado para los más diversos intereses (para algunos "progreso" es importar todo, destruyendo fábricas y economías locales), por lo que no es más que una construcción social, una mera interpretación humana. Y, en segundo lugar (tal como señaló el Papa Francisco en junio durante una misa), en tiempos antiguos los espartanos asesinaban a sus bebés con malformaciones, algo que afortunadamente en la vida moderna ya no se realiza, de modo que lo que las feministas ven como moderno o antiguo puede ser una visión errónea. Además, si dicen estar en contra de los femicidios, la idea de matar un embrión que sea de sexo femenino es una contradicción.

Otro detalle que no convenció fue que se propusiera que el aborto fuera gratuito. Muchos interpretaron que no tenían por qué pagar por la imprudencia y la falta de cuidado sexual de algún inconsciente. Para gran parte de la población no cayó bien que tuvieran que pagar con sus impuestos (ya de por sí sobrecargados) otra carga. Otros cuestionaron que, si el estado actual del sistema de salud es calamitoso, de qué forma podrían realizarse los abortos si no hay recursos en los hospitales. Un detalle a destacar: para los propios médicos el asunto resultó controversial, y se viralizó el lema "no cuenten conmigo", con fotos de médicos sosteniendo éste mensaje dejando en claro cuál es su posición acerca del aborto. En suma, fueron demasiadas razones tanto médicas, económicas, ideológicas y argumentativas por las que el aborto no convenció.


Conclusión

Tras el rechazo del proyecto de ley, cambió el panorama. Los provida ahora tienen para la sociedad un halo de ganadores. Por el contrario, las feministas ahora tienen en el imaginario colectivo una imagen de perdedoras. Éstas ahora amenazan con que volverían a enviar el proyecto de vuelta el año que viene, pero aún así no tendrían éxito, pues será año electoral y ningún político querrá correr riesgos innecesarios (las miradas estarán puestas atentamente en las consecuencias que tendrá para Cristina Kirchner el haberse mostrado públicamente apoyando a las abortistas). Como queda dicho, el proyecto de ley no convence y tendría que ser modificado mucho. Y, en cualquier caso, el bando provida bien podrá volver a marchar y a levantarse una y otra vez que las feministas vuelvan a la carga, resistiendo un ataque al que ven como propio de unitarios, globalizadores, cultores del individualismo egoísta, del "falso progreso" que destruye culturas e identidades. Para la próxima, los provida ya tendrán más experiencia para organizarse y realizar campañas. Lo cual agiganta la hazaña que acaban de cometer: sin experiencia, con pocos recursos, y con todos los organismos financieros globales y medios hegemónicos en contra, lograron hacerse con la victoria.
+549
111
4
111Comentarios