Check the new version here

Popular channels

Las Fuerzas Armadas y la eterna falacia de blanqueo salarial

Mucho se ha hablado, en el curso del presente año y previo a la denominada cena de camaradería que, en esta oportunidad, la Comandante en Jefe...



Mucho se ha hablado, en el curso del presente año y previo a la denominada cena de camaradería que, en esta oportunidad, la Comandante en Jefe de las FF.AA., Cristina Fernández Kirchner, anunciaría el blanqueo de haberes del personal militar. La situación se habría adelantado en su anuncio por parte del Ministro de Defensa Agustín Rossi, en virtud de la disparada de los precios al consumidor que aniquila el poder adquisitivo de los argentinos, haciéndoles pagar el impuesto más inequitativo para un pobre, a saber, la inflación.

Harto conocido es que los salarios del personal militar se abonan en gran parte por vía de las sumas NB/NR (no bonificables, no remunerativas), término que bordea el eufemismo y que remite al grueso percibido en negro. Este panorama conduce directamente al grotesco desfinanciamiento de las cajas de retiro Fuerzas Armadas, IAF, Fuerzas de Seguridad, y Caja de Retiros y Jubilaciones de la Policía Federal (que se muestra en idéntica condición). Todo ello, con el agravante de la reducción de aportes para los respectivos sistemas de salud de las distintas Armas.

En su periplo por distintas unidades del Ejército Argentino, el General César Jesús del Corazón Milani se presenta casi como ocupando el rol del Libertador General Don José de San Martín. Sus arengas al personal pretenden posicionarlo como el uniformado encargado de garantizar nuevos ámbitos de injerencia a las FF.AA. en el promocionado 'Proyecto Nacional y Popular', fusionándolas con el esperpento político en curso -por cierto, en aras de perseguir el tan mentado blanqueo de haberes. Pero veamos, en modo simple y llano, por qué cada anuncio y arenga del JEMGE -con auspicioso futuro en Comodoro Py- solo tienen por compañía a la falacia.

Tomemos como ejemplo el componente salarial en el sueldo de un Almirante: salario básico (Código 01): $15.182. Este Señor Almirante debe sumar a este sueldo -en carácter de Responsabilidad Jerárquica- una suma de $15.371. Así las cosas, se entiende, estimado lector, que el citado cobra más en negro segunda cifra que el componente real del salario por el cual tributa a su obra social y a sus aportes jubilatorios, tanto en actividad como en situación de retiro: en ambos casos, lo comprenden las generales de la Ley 19.101.

Ilustremos otro caso que también conlleva fácil lectura, siempre a los efectos de no tener que analizar la totalidad de las jerarquías del personal de la FF.AA: un Suboficial Mayor exhibe un sueldo básico (Componente 01) de $9.014 en moneda nacional devaluada; Responsabilidad Jerárquica: $7.277. Ejemplo que remite a idénticos resultados en lo relacionado a aportes que el caso citado más arriba.

Finalmente, y ahora que tanto nos hablan desde el poder político del 'trabajo de los argentinos' y del 'valor agregado de la compra de productos con mano de obra nacional', podemos afirmar sin temor a error que la industria del juicio se reactiva en formato récord. Por supuesto que ya se ha allanado el camino para nuevas presentaciones judiciales (ya en proceso de elaboración), y esto es perfectamente lógico: todo es consecuencia directa de una inflación proyectada que se perfila en órdenes superiores al 40%. El incremento salarial otorgado del 28% no solo es un desfase inaceptable; por otro lado, el momento del pase a retiro del personal redunda en una condena a la indigencia. Espectro que se completa con la barbaridad jurídica: el Estado Nacional no solo abona en negro: también interpone intolerables descuentos en cargas sociales y misceláneos, como si el componente salarial en su totalidad estuviese blanqueado.

Complementariamente, resulta destacable el hecho de que, de cara al año electoral, si acaso Cristina Fernández de Kirchner no blanquease en su totalidad los haberes militares, esta delicada situación será heredada por la trilogía que, según refieren los medios masivos de comunicación, cuenta con mayores posibilidades de heredar el sillón de Rivadavia. Nos referimos a Daniel Scioli, Sergio Massa y/o bien Mauricio Macri. Con todo, el orden de los factores no altera el producto aquí, y los referidos no tendrán otro camino que afrontar la tracalada de demandas judiciales.

Y la historia no podía terminar de otra manera, conforme las facturas políticas comienzan a hacerse presentes. Sin importar de qué Arma de las FF.AA. se trate, lo concreto es que el personal endilga responsabilidad por el desfase salarial al General Milani. Y la razón es evidente: ha sido el propio JEMGE quien hace alarde de los supuestos logros obtenidos por el componente militar de la Nación, en todos los órdenes y sentidos.

No obstante la escabrosa perspectiva de decadencia, el General debería tener presente que los cabalistas fueron, en su oportunidad, destacados creyentes del sacro valor otorgado a la palabra. Desde estas humildes líneas, el propósito es acercarle una recomendación para que deje de invertir tiempo en arengas fútiles; antes bien, atesórelas para los albores de 2016. Instancia en la que los entendidos en la materia presumen que dará inicio al verdadero calvario del protagonista, a no ser que se decida a implementar la 'Gran Balza' y se haga de fueros parlamentarios para eludir a la Justicia. Porque es a partir de la referida fecha que tendrá lugar su esperada cita con la Historia y la consecuente evaluación de sus acciones. Existe -y se sabe- una nutrida legión de camaradas que lo estarán esperando en el llano, acaso oficiando como un integrante más de la SMSV (Sociedad Militar Seguros de Vida).
0
0
0
0No comments yet