Check the new version here

Popular channels

¿Las mujeres de caderas anchas son más promiscuas?

Seguramente, nunca se te había ocurrido el considerar que las mujeres que tienen cadera ancha son más promiscuas. Sin embargo, un nuevo estudio lo afirma. La medición de las parejas sexuales de una mujer se calcula generalmente por factores sociales y de comportamiento, y no por características físicas. ¿Podría este nuevo estudio estar en lo cierto? Vamos a verlo en detalle.

Las mujeres de caderas anchas y la maternidad

Se dice que las mujeres de caderas anchas tienen hijos con menos dolor, y más fácilmente. Su cuerpo alberga cómodamente al niño, sin daño para ella. Este nuevo estudio plantea que esta facilidad para la maternidad hace que las mujeres estén menos miedosas acerca de ella, y tengan una mayor cantidad de parejas sexuales.
Los antropólogos, sin embargo, no coinciden en este punto, debido a que no en todas las sociedades ocurre lo mismo, y los riesgos de dar a luz pueden ser diferentes según el lugar, y no según las características físicas de la mujer.

Dilema obstétrico

El estudio se apoya en una teoría llamada dilema obstétrico, que sostiene que en el correr de los años las mujeres fueron teniendo caderas más chicas, porque son más fáciles para caminar. De esta manera dejaron de lado la facilidad para dar a luz, en detrimento del movimiento. Es por esto que a las mujeres pequeñas o de caderas chicas les cuesta el alumbramiento.
De esta manera las mujeres con caderas anchas saben que les será más fácil dar a luz, y se encuentran más relajadas en sus relaciones sociales y sexuales. Sin embargo, el resto de las mujeres no están tan dispuestas a ello por sus características físicas.

Para esto se reunieron mujeres de la Universidad de Leeds y cercanías, con edades entre 18 y 26 años. A cada una se le midió la distancia entre las crestas ilíacas, el hueso de las caderas, y además se las interrogó sobre sus vidas sexuales. Se descubrió que las mujeres con caderas de menor tamaño tuvieron menos parejas sexuales y muchas de ellas se encuentran en relaciones estables. A la inversa las mujeres con caderas anchas tienen parejas estables, pero además más relaciones sexuales de una noche y poco comprometidas, con mayor cantidad de personas.

El investigador Colin Hendrie, que forma parte del estudio, dijo que esto no tiene nada que ver con que los hombres prefieran las caderas anchas y las cinturas pequeñas, sino con el poder de las mujeres para decidir sobre su futuro como madres y cuando dar a luz.

Críticas al estudio

Sin embargo, para los antropólogos este sigue siendo un análisis muy básico, debido a que la distancia entre las crestas ilíacas no determina el tamaño del canal para el alumbramiento ni la abertura interna de la pelvis. El caminar tampoco tiene que ver con esto, sino con las juntas de las caderas, por lo tanto el dilema obstétrico es muy cuestionado.

De igual manera, se puede argumentar que las crestas ilíacas son mayores en los hombres, debido a la masa corporal. De esta manera, el estudio pasa por alto la altura y peso de la mujer, un factor muy importante para determinar esto.

Además, el rango de edades y características en las mujeres estudiadas es muy chico como para determinar este factor. Sin contar lo social, muy importante en la vida sexual de una mujer.

Es posible que una chica más joven tenga menos experiencias sexuales, y se vaya aclimatando y cambiando más rápidamente de pareja cuanto mayor sea. La personalidad también es un factor clave para la búsqueda de relaciones sexuales. El que alguien sea extrovertido o no, es algo fundamental en este caso.

Sin dudas, los antropólogos tienen razón en varias de las críticas, y el estudio no llega a cubrir todos los factores necesarios para ser considerarlo verdadero. Lo psicológico y social es muy importante para medir el comportamiento tanto de mujeres como de hombres, algo que se pasa por alto en este caso.










0
0
0
1
0No comments yet