About Taringa!

Popular channels

Lavie hablo sobre el jardin de San Isidro

El cantante se mostró "indignado" por las denuncias de maltrato contra el jardín "Tribilín" de San Isidro, al que concurría su nieta. Los padres de los menores divulgaron una grabación como prueba



“Quise intervenir porque uno goza de cierta popularidad y puedo influir para que esto no pase desapercibido”, advirtió Raúl Lavié en una entrevista con Crónica, tras la divulgación de la cinta en la que se escuchan con claridad los maltratos a los que eran sometidos los chicos que concurrían al jardín “Tribilín”.

En las cinco horas de grabación se aprecia, por ejemplo, que los niños eran ahogados en una pileta cuando se portaban mal. “Casi una especie de tortura estilo Guantánamo”, disparó, haciendo una analogía con la técnica de interrogación conocida como “submarino”.


Al respecto, contó: “Mi nieta lloraba cada vez que la iban a bañar. Rechazaba el agua y no quería que no le mojen la cabeza. Cuando vimos que esta mujer les hundía la cabeza en el agua, entendimos que había una razón”.

En otro diálogo con TN, agregó: “También empezó a pegarle golpes o cachetadas a los padres, o a mí. Pensábamos que había tomado la costumbre por los compañeros”.

Tal como lo advirtieron varios padres, en el colegio culpaban a los chicos. O a sus familias. Y muchos lamentaron no haberle prestado más atención a sus hijos. “Yo estoy preocupado y pongo la cara para decirle a los padres jóvenes que se metan más en las cosas e investiguen, porque hay muchos lugares así. Lo mismo pasa con los geriátricos”, sostuvo. Asimismo, pidió “seguir hasta las últimas consecuencias” con la denuncia” y que las autoridades “tomen cartas en el asunto”.

También dejó un sentimiento sobre una de las maestras que se escuchan en la grabación. “Nunca te vas a imaginar que la persona que tiene que cuidar a tus hijos los insulte o lo agreda. Esa chica, que está trastornada de la cabeza, no debe ejercer nunca más, ni tener contacto con los chicos”, se quejó.

Y concluyó: ““Mi nieta está bien, pero porque hace sólo dos meses que estaba en ese jardín y no fue tan maltratada como otros chicos que estuvieron más tiempo. Quién sabe cuántos pasaron por ahí que fueron torturados pero nadie levantó una v voz para decir ‘acá pasa algo’. Hace 16 años que operaban en San Isidro”. ¿Cómo se sigue? “Dándole amor y tratando de ir de a poquito a curar esas heridas internas que tienen los chicos”.


Las Maestras:
0No comments yet