Check the new version here

Popular channels

Lázaro Báez, de fiesta con un intendente ultra K

El empresario acusado de lavar dinero para el matrimonio Kirchner celebró a los abrazos con el alcalde de El Calafate. Amistad y negocios



Desde hace tiempo, el empresario Lázaro Báez es apuntado como partícipe de una presunta "sociedad" con funcionarios del kirchnerismo, que busca beneficiarse de la obra pública para concretar negocios millonarios vinculados. La relación de conveniencia, que en base a investigaciones periodísticas y judiciales -como la del fiscal José María Campagnoli- alcanzan a Néstor y Cristina Kirchner, esta vez salpica al intendente de El Calafate, Javier Belloni. Al jefe comunal se lo vio cantando y brindando muy estrechamente con el empresario en una cena organizada el año pasado por Austral Construcciones, una de las firmas principales de Báez.

Belloni es un adherente firme al Frente para la Victoria, que ahora aspira a la gobernación de Santa Cruz. Sin embargo, en las encuestas no supera el 10%, algo que aleja las posibilidades de que participe de la contienda. Su respaldo en actos públicos a la presidente Cristina Kirchner es total, pero la relación entre ambos pasó alguna turbulencia en el pasado. Hubo malestar cuando el intendente hizo una poda de los árboles de la ciudad, que incluyó a los que rodean a la Residencia Presidencial.



Además de los contratos de obra pública en la provincia de Santa Cruz, y en El Calafate, Báez hizo negocios en la compra de tierras fiscales. Quien gestiona esos terrenos en "el lugar en el mundo" de la jefa de Estado es Belloni. El año pasado, el empresario kirchnerista compró por $2 millones áreas municipales para ampliar su hostería Las Dunas, emplazada en Bahía La Redonda. Esa propiedad aparece en las declaraciones juradas del matrimonio Kirchner, porque Báez se las vendió.

De manera conjunta, el empresario y Cristina Kirchner se hicieron de un condominio de aproximadamente nueve hectáreas sobre el margen sur del lago Argentino. La compra inicial la efectuó la jefa de Estado por $2 el metro cuadrado. Luego, permutó el 50% con Austral Construcciones por el terreno de "Quinta 10ª", donde se amplió el hotel boutique Los Sauces, que linda con la residencia de Cristina.



Según la titular del ARI-CC de Santa Cruz, Mariana Zuvic, lo que buscan Belloni y Báez es continuar con la obra pública después de 2015. "Nada se pudo lograr sin la venia del municipio", afirmó al diario Clarín la dirigente, cuyo esposo, el diputado Eduardo Costa es postulante para la gobernación de Santa Cruz.

Serían varias las sociedades entre Báez y los Kirchner, como la compra de hoteles (uno de ellos, el Alto Calafate). Luego, el empresario pudo expandirse hacia el negocio petrolero y la adquisición de estancias: logró comprar más de 12 estancias (unas 200.000 hectáreas) en seis meses por una suma de 28 millones de dólares.

A nivel nacional, uno de los últimos negocios para Austral Construcciones fue en abril de 2012, cuando el gobierno riojano adjudicó a la firma la construcción de un importante camino montañoso. El gobierno nacional destinó allí 1.400 millones de pesos.



También saldrá beneficiado del sistema de represas hidroeléctricas a la vera del río Santa Cruz. La construcción de la represa rebautizada en memoria del expresidente Néstor Kirchner le dará nuevas ganancias a Báez: las 182 mil hectáreas de su propiedad se verían afectadas por la megaconstrucción, en la cual intercederán los capitales chinos. La familia del empresario había asegurado entonces que la millonaria indemnización recibida sería donada al ministerio de Educación santacruceño.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New