Check the new version here

Popular channels

Le ordenaron a Boudou que evite mostrarse en público



LA INTERNA DEL PODER.En la Casa Rosada temen que el vice a cargo de la Presidencia haga algo que perjudique más la imagen del Gobierno.

Un vicepresidente a cargo del Ejecutivo Nacional “sólo en los papeles”. Así lo describió la situación un alto funcionario del Gobierno en el inicio de una semana en la que Cristina Kirchner realizará su gira por la República de China, lo que obliga a que Amado Boudou quede al frente del país en medio de la crisis institucional más delicada que le tocó vivir al kirchnerismo en los últimos años.

El gobierno aún busca reacomodarse y sobreponerse al impacto político que la muerte del fiscal Alberto Nisman les generó. El gabinete se prepara para una semana donde buscarán reactivar la agenda propia lo que incluye además que los “presidenciales K”, puedan retomar sus respectivas campañas.



El factor que los tendrá en alerta en este escenario aún de “baldosas flojas”, es el rol del presidente del Senado frente al Ejecutivo tal como los dispone la Constitución. Aunque es una trámite administrativo respetado, despierta inquietud en Balcarce 50. “Lo único que nos faltaría en medio de todo esto que (Boudou) levante el perfil”, expresó un integrante del Gabinete.

El vicepresidente perdió espacio político en los principales despachos de la Casa Rosada y cada vez que queda a cargo del Gobierno, muchos funcionarios temen por alguna declaración desafortunada o algún “paso en falso” que complique aún más la imagen de la gestión. Ésta vez no es la excepción y al contrario, los recaudos son mayores. “No está previsto ninguna actividad política que encabece Boudou, es sólo un rol institucional, sin mayor exposición pública”, explicó una fuente de jefatura de Gabinete.



La agenda oficial no está programada -según informaron desde Presidencia- para que Boudou tenga algún protagonismo en representación del Estado nacional. La actividad política, confía un dirigente K, se centrará en el debate en comisiones que iniciará el martes en el Congreso para avanzar en la creación de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), anunciada por Cristina Kirchner la semana pasada. “Ni actos ni declaraciones públicas”, así resumieron en la Casa Rosada los planes para el vicepresidente durante la ausencia de la Mandataria nacional. Boudou participó recientemente de la asunción del presidente Evo Morales en Bolivia y su fotografía fue difundida por la cuenta de Twitter de la Casa Rosada, después de semanas sin que participe de una actividad oficial.

La Presidenta estará los próximos días en China con una intensa agenda internacional con su principal financista, lo que le permite también, correrse un poco de la escena política local donde el Gobierno aún recibe fuertes críticas y rechazo por gran parte de la sociedad, por su posicionamiento y estrategia comunicacional frente a la muerte del fiscal Nisman.Como una daño colateral, hace quince días que la gestión diaria se encuentra condicionada por el grave suceso y quieren evitar cualquier nuevo frente de conflicto, esto incluye alguna “situación que los medios usen en contra de Boudou” dijo una fuente de jefatura de Gabinete.



Desgastado puertas adentro y de cara en la opinión pública por estar procesado en la causa Ciccone y en la investigación del vehículo que adquirió con papeles falsos, Boudou queda frente al país en uno de los momentos más difíciles del kirchnerismo, pero sin potestad para tomar decisiones y sin diálogo fluido con los principales referentes del gabinete donde no esperan que “hable ni que tome decisiones, ni mucho menos que venga a la Rosada”, dijo una alta fuente del Gobierno.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, será el responsable de “guiar las actividades diarias” y Aníbal Fernández, secretario general de la Presidencia, “el que baje lineamientos políticos”, analizó una fuente cercana al ex senador.




0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New