1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Le robaron el caniche a una de las Leonas

Martina Cavallero busca su perro. Una mafia actúa en la zona, se cree que los revenden. “Roban autos, celulares y ahora mascotas. Actúan como mafia, después los venden en ferias”, destacó una especialista.



Pequeños, cariñosos y cubiertos de pelos (o lana), los caniches, malteses y otras razas de perros, están de moda y cotizan en las veterinarias y criaderos de animales. Por su tamaño, por ser limpios y hasta hipoalergénicos, son ideales para espacios reducidos como departamentos y PH. Empero, su popularidad también los pone en peligro.

Una ola de robos a demarcado la zona de a ccionar de una banda de robaperros. Castelar Norte y gran parte de Morón han sido elegidos para el robo de mascotas. Otras zonas como Moreno y alrededores también destacaron. La historia de un vecino que encontró a su animal en venta en la feria de Moreno disparó las sospechas: (Ver: En la feria vendían el perro que le robaron a su vecino)

Los ladrones no discriminan. No importa que sea el perro de una conocida deportista o que esté en una veterinaria por ser atendido. Su raza promete ganancias. “Lulu es un caniche negro. No sabemos en qué momento se fue”, explicó a 24CON Martina Cavallero, una de las Leonas que trajo la medalla de plata en hockey femenino sobre césped de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Su historia es agridulce, en su casa de Castelar tenía dos mascotas. El caniche y una mestiza con características de maltes. “La mestiza apareció. Me la dio el vecino de la esquina pero me cobró la recompensa. Sobre esa publicamos en todos lados que no era de raza. El Cainche si es de raza y aunque ofrecemos recompensa, todavía no apareció”.

“Pegué carteles en negocios, en postes de luz. Y me enteré de muchos otros vecinos que les robaron los perros. Muchos otros carteles en los comercios. La vecina de a la vuelta de mi casa, le sacaron al perro del jardín de la casa, pasando la reja. Era chiquito, mestizo. Después la llamaron y le pidieron recompensa”, destacó Martina.

Otros robos fueron concretados directamente en comercios. Simón estaba en una peluquería canina de Morón Sur. El negocio estaba cerca a cerrar, el día había terminado, pero su dueña, Gabriela se demoraba en irlo a buscar ya que lo haría después de su trabajo. Un grupo de ladrones ingresó a la peluquería y se llevó todo. La recaudación del día, objetos de valor del local y de sus ocupantes y hasta la camioneta con la que hacían servicios a domicilio. A último momento también cargaron con Simón.

“Lo llevaron a bañar y entraron a robar. Se llevaron todo y hasta el último perrito”, destacó Silvia, la suegra de Gabriela, quien está pendiente del teléfono esperando información sobre el animal. “Es un caniche toy, gris oscuro con bigotes blandos… estamos hechos bolsa. Es como una persona para nosotros, un miembro de la familia”, destacó la mujer.



La sucesión de casos llama la atención e invita a hablar de una mafia dedicada al robo y reventa de animales de raza. “Se llevan los animales de gente que les tiene cariño, de niños o de personas mayores. Son mascotas, y los roban para vender. En muchos casos los roban pensando que son de raza, que son puros. Pero no siempre lo son, y si descubren que no son de raza, les puede ir peor. Es una mafia, están organizados”, explicó Alicia Angiono, vecina de Ituzaingó que lidera la ONG MAFAVI (Madres y Familiares de Víctimas) y es miembro del Refugio de Animales Callejeros Clemente Mamani.

“Ahora se organizan y los venden. Primero fueron las autopartes, después los celulares y ahora también las macotas. Los que tienen que tomar conciencia es la gente, que no tiene que comprar animales. Si en lugares con papeles, pero no en la calle”, señaló Angiono.
En la zona oeste del Conurbano es conocida la feria de Moreno en donde además de perros se pueden encontrar otro tipo de animales, muchos prohibidos o con serias penas sobre su comercialización. Ubicada en el kilómetro 30 de la colectora del Acceso Oeste, mano a Luján, son caso 300 metros de puestos y canastos con perros, gatos y artesanías.

La feria fue clausurada el mes pasado, pero el cierre duró muy poco. “El 21 de septiembre volvieron todos los vendedores. El fin de semana anterior estaban todos los puesteros reunidos, estarían arreglando como volver. El 21 ya estaban todos, con gazebos y numerados, como si así se pudiera vender. Deberían estar en un local, con papeles. Además de la venta ilegal, son un peligro para el tránsito”, finalizó Angiono.

Los vecinos que hoy no tienen a sus mascotas los siguen esperando. En manos de las mafias quizás ya están en otro hogar, que haya pagado por ellos, o bien siguen encerrados en una jaula esperando al fin de semana para volver a ser ofrecidos.




Nota original con más fotos -ACÁ-



Clausuraron la feria que vendía animales al costado de la autopista -ACÁ-



Restaurante sirve guiso hecho con animales atropellados - ACÁ-


Fotos prueban que no sería uno, sino dos "Pie Grande" - ACÁ-
0
0
0
0No hay comentarios