Canales populares

Lincesa roba un beso

La nena de cuatro años que consiguió robarle el protagonismo a su madre el día de su casamiento

En la boda de su madre en Knoxville, Tennessee, la pequeña Anderson sorprendió a todo el mundo cuando le plantó un beso en la boca al niño de los anillos en la sesión de fotos después de la ceremonia.



Está claro: a esta niña de cuatro años, encargada de llevar las flores en la boda de su madre, no le da ningún miedo mostrar su afecto en público.

En la boda de su madre en Knoxville, Tennessee, la pequeña Anderson sorprendió a todo el mundo cuando le plantó un beso en la boca al niño de los anillos en la sesión de fotos después de la ceremonia.

"Coloqué a todos los invitados para una foto formal como las que hago en cada boda, y luego les dije a los novios que se besasen", contó el fotógrafo Leah Bullard a la edición estadounidense de El Huffington Post. "Como Anderson se había estado llamando durante todo el día a sí misma novia, asumió que me estaba refiriendo a esto y también se animó a darle un beso a su acompañante. Fue un momento memorable. Todo el mundo lloraba de la risa".

Bullard explicó que hacer esta foto sin guión previo fue lo más destacado del día. "Esto ilustra perfectamente por qué amo mi trabajo", aseguró. "Congelar momentos como este en el momento preciso, y que la familias puedan disfrutarlo una y otra vez durante años".
0
0
0
0No hay comentarios