Canales populares
  1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Linchan a una mujer por acostarse con un casado



Cuatro mujeres chinas arrancaron la ropa y dieron una paliza en plena calle a otra mujer a la que acusaban de acostarse con el marido de una de ellas. La venganza no fue impedida por ningún transeúnte porque "este tipo de ataques son habituales".

Así lo declaró a la televisión china uno de los testigos presenciales del linchamiento, Jun Feng, el único hombre que acudió al socorro de la mujer después de que las atacantes dieran por cumplida su venganza. Es normal, en su opinión, que "las esposas y las novias despechadas se venguen de las infidelidades de sus hombres".

La víctima, Lin Yao Li, de 38 años, caminaba por una calle céntrica de la ciudad de Puyang, en la provincia de Henan, hacia un centro comercial cuando el grupo la rodeó. La agarraron del pelo, la tiraron al suelo y mientras unas le asestaban golpes, otras le iban arrancando la ropa hasta que la dejaron en cueros.




Según los medios de información locales, las cuatro agresoras no dejaban de repetir durante el ataque por qué Yao Li "merecía" una paliza. Y los viandantes que presenciaban se escena se mostraron indiferentes, cuando no solidarios, con las atacantes. "No merece ayuda, puesto que es una adúltera", dijo uno de ellos para justificar su no intervención. Ni siquiera avisaron a la Policía.

Jun Feng, el hombre que acompañó a la mujer agredida a un hospital, también apoyó esa lógica. "Todos comprendemos que engañar a una persona a la que quieres está mal, por eso nadie se inmiscuyó en el ataque. No es un delito auténtico, se trata de restablecer la justicia", dijo.

El periódico 'Daily Mail' menciona dos casos más de linchamientos colectivos de mujeres acusadas de ser amantes de hombres casados, registrados en septiembre y julio pasado. En este nuevo caso la Policía hizo la vista gorda ante el incidente, puesto que ninguna de las personas involucradas presentó una denuncia, según dijo el portavoz de la comisaría local.
0No hay comentarios