Canales populares

Lloran los metaleros: Taylor Swift, la persona del año




Taylor Swift es nombrada una de las mujeres del año por la revista Time.
Dios bendiga la reina aria!



La revista TIME eligió como Persona del Año a "quienes rompieron el silencio" contra el abuso sexual y tomó el testimonio de Taylor Swift como uno de los casos más representativos detrás de la historia de acoso y asaltos que han sufrido las mujeres desde siempre en la industria del entretenimiento.



La situación de la estrella del pop estadounidense se remonta al año 2013, cuando se fotografió junto a un DJ llamado David Mueller de una radio de Colorado. En ese instante, el profesional deslizó su mano por debajo de la falda de la cantautora y le tocó el trasero.



El momento quedó plasmado en la foto, aunque el toqueteo no alcanza a verse, ya que la instantánea se capturó de manera frontal.

De todas formas, Swift acusó al el disc jockey ante sus jefes, por lo que fue despedido y en una demanda en la que se falló a su favor, obligó al sujeto a pagarle US$ 1 de manera simbólica.

El cese de labores de Mueller, eso sí, sirvió como arma para la defensa, que intentó poner a la mujer de "Shake it off" en el papel de culpable.



Su respuesta fue celebrada: "No voy a permitir que usted (el abogado defensor) o su cliente me hagan sentir que esto de alguna forma es mi culpa. Seguimos aquí años más tarde y me culpan por los desafortunados sucesos de su vida que son producto de sus decisiones, no de las mías".

En conversación con TIME, Taylor Swift aseguró que se sintió "enojada" al momento de testificar, porque la defensa acosó a su equipo, incluida a su madre, por detalles "estúpidos y ridículos", acusándolos de mentir.



"Decidí renunciar a las formalidades de la sala y responder las preguntas de la forma en que sucedió. Este hombre no había considerado ninguna formalidad cuando me agredió, ¿por qué debería ser educada?", expresó la artista.

Sobre la respuesta de la gente, además, dijo que la han apoyado de gran manera desde el momento en que empezó el juicio, aunque pasó dos años leyendo titulares sarcásticos y denigrantes, utilizando su trasero como un juego.

"Hablé con Kesha por teléfono y realmente me ayudó hablar con alguien que había pasado por un proceso judicial desmoralizador", añadió Swift, refiriéndose a la artista que también pasó por un juicio luego de acusar a su ex productor Dr. Luke de abuso sexual y violencia de género.

Hasta el momento, David Mueller todavía no le paga el dólar.


Dios bendiga la reina aria y su maravilloso imperio!






0No hay comentarios