Canales populares

Lo acusan de matar a un fiscal pero es inocente

“Un tatuaje no significa que una persona sea un delincuente”, aseguró Melissa Hernández, hermana de Kevin Joshua Solórzano, acusado del asesinato del exfiscal Edwin Eguigure y de quien en las últimas horas han circulado una serie de fotos en las redes sociales.La hermana del universitario afirmó que el tatuaje que luce Kevin en el costado del abdomen es el nombre de su padre: José Luis Solórzano y su fecha de nacimiento.

“Kevin tenía pensado hacerse el de mi mami pero a ella no le gustan esas cosas y como él regresó a las cosas de la iglesia ya no se lo va a hacer”, agregó.

La estudiante de la carrera de Trabajo Social sostuvo que su hermano se hizo el tatuaje hace dos meses y es de conocimiento de toda la familia.Se consultó sobre la veracidad de las fotografías que han circulado en las redes sociales, en las que se muestra a Kevin ingiriendo bebidas alcohólicas, haciendo ademanes y presumiendo fajos de billetes de 500 lempiras.Su hermana sostuvo que en la que sale con sus amigos fue tomada en el 2011, y las señas que hacen son las mismas que hacen los cantantes reguetoneros Baby Rasta y Gringo, de quienes los tres jóvenes son fanáticos.


En relación a las imágenes donde Kevin luce una gorra y se cubre el rostro con varios miles de lempiras en billetes de 500 y 100, dijo que no sabe si son reales o son montajes.La también universitaria lamentó que las personas que se han encargado de hacer circular esas imágenes “quieran poner en duda la imagen de Kevin”.

Los familiares del joven desconocen qué personas han enviado las fotografías, pero tampoco piensan investigar ya que todo su esfuerzo está concentrado en tratar de demostrar la inocencia del estudiante de la carrera de Ingeniería en Gestión Logística.



Es moda de jóvenesPor su parte, José Solórzano, padre de Kevin, dijo que el tatuaje que luce su hijo es producto de la moda juvenil.“Aunque a uno no le guste, ya cuando son adultos ellos toman sus decisiones y él decidió tatuarse mi nombre”, declaró.El progenitor aseguró que ninguna de las fotografías en las que sale su hijo demuestra nada malo, “tener un tatuaje no significa que él es un asesino”, aclaró.Dijo que su hijo es un joven apegado a las cosas de Dios y que en esta prueba tan difícil “él ha retomado su camino”.

En reiteradas ocasiones la señora ha manifestado la inocencia de su hijo y ha pedido que se le siga un proceso judicial apegado a la ley, y no lleno de contradicciones como las que se han presentado.Durante la audiencia inicial en la que se ordenó su encarcelación, la ahora viuda del exfiscal declaró que eran tres las personas que participaron en el crimen y no dos como dijo en las declaraciones que dio al momento del asesinato en que pudo detallar los rostros de los criminales.Sin embargo, después de la captura de Kevin, sostuvo que el universitario acompañaba a los dos asesinos el día del crimen e incluso dijo que era él quien le apuntó con una pistola en la cabeza y para evitar que lo reconociera se cubrió la barba con el brazo, lo cual es imposible, según investigadores.La viuda y fiscal del Ministerio Público, María Auxiliadora Sierra, le dijo al juez que Kevin intentó dispararle en dos ocasiones pero el arma se enconchó imposibilitando que también la mataran a ella y los obligó a huir del lugar.Durante la audiencia el juez no valoró las pruebas presentadas por la defensa que consistía en un video en que muestra al joven ingresando a la universidad el día del crimen, luciendo una tupida barba y las declaraciones de la madre del acusado y de uno de sus compañeros que le dio jalón ese mismo día.En la resolución el juez no se pronunció sobre ninguna de las pruebas aportadas por la defensa y solo tomó en cuenta las del Ministerio Público, es decir, las declaraciones de la viuda.

MI UNICO HEROE EN ESTE LIO ES EL PICHI
0
0
0
0No hay comentarios