Canales populares

Lo golpearon por ser homosexual



Lo golpearon por ser homosexual

Edición impresa. Ariel Olivera fue atacado brutalmente por dos jóvenes en el Parque Lezama mientras le gritaban "morite puto". No le robaron nada

Su rostro lo dice todo. Ariel Olivera habla despacio, porque todavía le duele gesticular. La paliza que vivió en la madrugada del domingo, en cercanías del Parque Lezama, dejó sus secuelas. “Por momentos pensé lo peor”, le contó a “Crónica” la víctima de una repudiable agresión, ya que le pegaron por su condición de homosexual. Sin embargo, la policía desconoció eso, porque caratularon la denuncia como “robos y lesiones”. Ayer, en tanto, el joven realizó su descargo en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

Eran las 4 de la mañana del domingo. Todavía estaba oscura la ciudad de Buenos Aires, pero Ariel caminaba tranquilo por el barrio porteño de La Boca, porque esa zona la conoce a la perfección. Allí vive. Luego de descender de un colectivo de la línea 168 y estar frente al Hospital Argerich -a 4 cuadras de su casa-, dos jóvenes aparecieron por detrás y le propinaron una feroz golpiza. “Morite puto. A los putos hay que matarlos”, fueron las palabras que le gritaban a la víctima, mientras llovían piñas y patadas. “No me robaron nada. Fue solamente la agresión”, le dijo a este medio, argumentando que uno de los motivos puntuales del ataque fue su condición de homosexual. Con su cuerpo en el piso, sangrando y todo dolorido, el joven de 26 años recuerda haber escuchado: “Dale, puto. Paráte”.

“En la calle me gritan, pero nunca llegaron al extremo de golpearme. Fue la única vez y espero que no le pase a nadie. Yo siento que volví a nacer”, subrayó. Debido a la magnitud de la golpiza, Ariel Olivera se atendió en el Hospital Fernández, donde se realizó algunos estudios, debido a que la mayoría de las patadas las recibió en zonas vitales, como la cabeza y el estómago.

Luego, se dirigió a la comisaría 24, donde le contó a los efectivos policiales el hecho para que éstos lo califiquen como “robos y lesiones”.

“No me robaron nada. No sé por qué pusieron eso. Esto es claramente un ataque homofóbico”. En esa línea, ayer por la tarde realizó la denuncia en el Inadi.

Por otra parte, César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina, dijo que “esto refleja el sentimiento de homofobia que todavía tienen algunas personas y la necesidad también de que el Senado apruebe la modificación de la Ley Antidiscriminatoria, para que no haya que inventar un delito como el robo, en vez de poner las palabras que corresponden. Es decir, un ataque por nuestra orientación sexual”


link: https://www.youtube.com/watch?v=8ctUzlW1xKY
0
0
0
0No hay comentarios