Check the new version here

Popular channels

¡Lo logramos! LEGO rompe su relación con Shell.

Luego de una fuerte campaña de presión pública impulsada por Greenpeace, LEGO, la empresa de juguetes más grande del mundo, anunció esta mañana que "no renovará el contrato de co-promoción con Shell". Esta noticia ocurre un mes después de que la petrolera holandesa enviara sus planes al gobierno de los Estados Unidos para continuar realizando perforaciones en el Ártico el año próximo.

En tres meses más de 1 millón de personas participaron de la campaña de Greenpeace "Lego sin Shell" y le pidieron a la compañía de juguetes que cancelara su acuerdo comercial con la petrolera por sus intenciones de extraer petróleo del Ártico. Como muestra de las marcadas diferencias entre las políticas ambientales de LEGO y Shell, la empresa de juguetes se compromete a producir una mayor cantidad de energía renovable, eliminar el petróleo de sus productos y, en conjunto con compañías asociadas, dejar un mundo mejor para las futuras generaciones. (2)



En su anuncio (3), LEGO afirma que la verdadera disputa es entre Greenpeace y Shell. Sin embargo, Greenpeace sostiene que a pesar de haber tomado el camino correcto luego de soportar una fuerte presión pública, LEGO debería elegir con mayor cuidado a la hora de asociarse con compañías vinculadas al cambio climático y que ponen en peligro el futuro de nuestros chicos. Por motivos contractuales, el actual acuerdo de co-promoción con Shell será respetado y el fin del vínculo entre ambas compañías se aplica a futuras renovaciones.   




“Este anuncio es un gran paso para la protección del Ártico y un duro golpe para Shell que necesita establecer alianzas con empresas como LEGO para ganar respeto y lavar su imagen luego de los incidentes que viene sufriendo en su intento por perforar el Ártico. La ruptura de su acuerdo con LEGO, después de mantener un vínculo de 50 años, es una prueba más de que su estrategia no está funcionando”, comentó Mauro Fernández, coordinador de la Campaña de Clima y Energía de Greenpeace Argentina.

LEGO se une a un grupo de importantes empresas globales que rompieron sus relaciones con la industria de los combustibles fósiles. A fines de 2012, la cadena de supermercados Waitrose anunció la cancelación de sus acuerdos comerciales con Shell. Este mes, Microsoft, Google y Facebook se comprometieron a quitar su apoyo a ALEC, un controversial grupo que realiza lobby contra legislaciones que combaten el cambio climático. Además, semanas atrás la Fundación Rockefeller anunció que retirará sus inversiones de la industria de los combustibles fósiles.

"La noticia de LEGO no podría haber sido más oportuna. El Ártico y las increíbles especies que viven en él, como los osos polares o los narvales, hoy corren más peligro que nunca. El hielo ártico se está derritiendo a un ritmo sin precedentes, pero en lugar de ver los riesgos que esto implica, compañías petroleras como Shell lo están rondando como buitres. Hace pocas semanas Shell dio el indicio más claro al demostrar que planea volver al Ártico el próximo verano", agregó Ian Duff, coordinador internacional de la campaña “Lego sin Shell”.



Los anteriores intentos de Shell para perforar el Ártico en busca de petróleo estuvieron plagados de errores operativos, que tuvieron como punto culminante el incidente protagonizado por la plataforma “Kulluk”, que a principios de 2013 quedó a la deriva al romperse la línea de remolque que la transportaba por las malas condiciones climáticas.

El clima extremo del Ártico transforma a la extracción de petróleo en una tarea peligrosa. Los científicos sostienen que un derrame de petróleo en el Ártico sería imposible de limpiar y traería graves consecuencias para las especies que habitan este frágil ecosistema.

Pero el 28 de agosto 2014 Shell presentó a la administración estadounidense nuevo planes para la perforación exploratoria en alta mar en el Ártico de Alaska, lo que significa que está en curso de resucitar sus intenciones de perforar el Ártico en el verano de 2015.

En los últimos dos años surgió un movimiento mundial de más de 6 millones de personas que piden la creación de un Santuario alrededor del Polo Norte, para proteger el Ártico y su vida silvestre única de la extracción de petróleo y la pesca industrial. Más de 1.000 personalidades influyentes del mundo ya firmaron una Declaración del Ártico, incluyendo el arzobispo Desmond Tutu, Emma Thompson y Sir Paul McCartney.

El 19 de septiembre el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, se reunió con activistas del Ártico para recibir una petición global y declaró que consideraría la convocatoria de una cumbre internacional para discutir el tema de la protección del Ártico.

Notas:
1 - Para conocer el plan de Shell para operar en Alaska, hacé click aquí
2 - Para leer los valores de LEGO, hacé click aquí
3- Para leer el auncio de LEGO donde abandona a Shell, hacé click aquí


0
0
0
0No comments yet