About Taringa!

Popular channels

Lo mejor de la semana del 28 al 03 de agosto de 2014









Investigadores trabajan para crear discos duros de líquido:



Un nuevo estudio apunta a la creación de discos duros líquidos, en los que una serie de partículas suspendidas podrían ser interpretadas como unos y ceros.

Un grupo de investigadores expertos en ciencia de los materiales provenientes de las universidades de Michigan, Colorado, New York, y el Laboratorio Nacional Argonne, han publicado un estudio en el cual se teoriza que una suspensión coloidal puede ser usada como un disco duro líquido.

En una suspensión coloidal, las partículas no son disueltas permanentemente en el medio (que podría ser otro tipo de material blando, como polímeros) y retienen sus propiedades. Al calentar el líquido, estas partículas se ordenan en un patrón predecible.

La formación más básica, compuesta por cuatro partículas, tiene dos estados además de su forma sin estímulo, lo que permitiría su interpretación como unos y ceros.

No quedan dudas de que el procedimiento es incómodo, y se necesitarán años enteros de investigación para determinar si un disco duro líquido es viable, pero ya se han hecho algunos cálculos de densidad, y la estimación más precisa habla de un terabyte dentro de una cucharada de material blando.

Argentino de 15 años creo un dispositivo que distingue colores con sonidos:




Matías se inspiró en las personas no videntes de la asociación Awkinko, que trabajan con macramé y tienen dificultades para reconocer los colores de los ovillos que usan en sus tejidos. Diseñó, programó y ensambló un dispositivo que convierte el color en sonidos asociados que los representan, permitiendo a las personas no videntes identificar los colores.

“Me propuse construir un dispositivo que, además de ayudar a los no videntes a identificar los colores, sea económico, fácil de usar, portátil y versátil”, explicó Matías Apablaza, estudiante del Instituto Tecnológico del Comahue, provincia de Neuquén, que con tan sólo 15 años creó una herramienta inclusiva para personas no videntes, y resultó ganador de la feria internacional de ciencia de Google.

El joven de 15 años buscaba que su invento fuera portátil y pequeño, fácil de usar y barato, ya que si bien algunos smartphones de gama alta pueden realizar la conversión de colores a sonidos, estos “por su precio no son accesibles a todo el mundo”, explicó Matías en una entrevista a Telam.

Así, se dedicó durante el verano a terminar su iniciativa, y lo presentó en el Google Science Fair 2014, el concurso global que convoca a chicos de entre 13 y 18 años a presentar proyectos que ayuden a resolver problemas locales concretos. A partir de los proyectos presentados, el equipo de Google hizo una preselección de tres y se los giró a un jurado local, integrado por reconocidos investigadores y especialistas en ciencia y tecnología, que determinaron al ganador en función de diversos criterios de evaluación: la relevancia local, la capacidad de inspirar a otros jóvenes científicos, el grado de impacto en el entorno, la pasión demostrada por la ciencia, la excelencia metodológica y las habilidades de comunicación.

“Es en este tipo de trabajos donde vemos cómo la tecnología es un gran igualador de oportunidades y todo el potencial que tiene nuestro país en presentar propuestas creativas e inspiradoras en el terreno de las ciencias”, sostuvo Florencia Sabatini, Gerente de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google Argentina.

“Todavía estoy cayendo”, se sinceró Matías, que desarrolló su dispositivo utilizando una placa de Arduino, una aplicación incluida en Huayra, y un “pseudolenguaje de C”, con una inversión en materiales de poco más de 300 pesos.

El joven, asegura que seguirá mejorando su artefacto. “Ahora sigue agregarle mejoras para identificar billetes y corregir un margen de error de un 5 por ciento en situaciones de extrema luz”, sostuvo, y señaló que continuará ampliando la gama de colores que el aparato reconoce.

La edición 2014 de la Google Science Fair incluye también ganadores locales en otros países de Latinoamérica, quienes al igual que Matías recibirán como premio mil dólares.

En tanto, el 22 de septiembre se elegirá un ganador a nivel global entre un grupo de 15 finalistas, que será premiado con 50 mil dólares, un viaje a las Islas Galápagos y experiencias en el CERN, Google o el Grupo LEGO, además del acceso por un año a los archivos digitales de la “Scientific American” para la escuela del ganador.


Crean la primera hoja sintética que realiza la fotosíntesis:


Si la humanidad aspira a realizar sus sueños de la exploración de las estrellas, vamos a tener que encontrar la manera de recrear la vida en la Tierra a bordo de una nave espacial. En esa dirección va el proyecto de Julian Melchiorri, un estudiante en el Royal College of Art, para crear una hoja biológica artificial que produce oxígeno al igual que las hojas de las plantas de nuestro planeta.

El problema con el uso de una vegetación natural en nuestras exploraciones interestelares es que las plantas no pueden prosperar en gravedad cero tanto como necesitamos.

Melchiorri acabó creando algo que funciona exactamente igual que las hojas de una planta terrestre, pero con una mejora en el “envase”.

Las hojas artificiales cuentan con cloroplastos extraídos de células de plantas reales que están suspendidas en un material hecho a partir de proteína de seda. Así que cuando se les da acceso a luz, agua y CO2, producen oxígeno, y son más adecuadas para sobrevivir fuera de nuestro planeta.

Pero eso no quiere decir que estas hojas no serán útiles en la Tierra. Se pueden emplear como filtros de aire naturales en los sistemas de ventilación de grandes edificios, produciendo oxígeno adicional que se puede bombear en el interior.

Ya se es posible trepar por paredes tan lisas como vidrios:



Inevitablemente a mucha gente le vendrá a la mente la capacidad de Spiderman para trepar por paredes, ante la primera demostración conocida de la capacidad de una persona, esta vez real y no de ciencia-ficción, para trepar por una pared de cristal del todo lisa usando un singular aparato inspirado en los gecos.

Los gecos o gecónidos son reptiles entre los que figuran especies conocidas por nombres populares como lagartija o salamanquesa. Gracias a los diminutos y pegajosos pelos del vello de sus dedos, estos animales poseen una impresionante habilidad para adherirse a las superficies, lo que les permite proezas tales como correr por paredes y techos. Numerosas investigaciones en diversos lugares del mundo han tenido por meta imitar esta rara capacidad adhesiva, y el éxito ha sido difícil de alcanzar, limitándose mayormente a paredes con superficies lo bastante ásperas como para facilitar el agarre de los dispositivos empleados por los emuladores de Spiderman.

Ahora, el programa Z-Man, de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA), dependiente del Departamento de Defensa de Estados Unidos, ha dado sus primeros frutos inequívocos. Se ha conseguido un ascenso, con su subsiguiente descenso, nada menos que por una pared lisa de vidrio. Esta proeza la ha hecho un escalador de 99 kilogramos (218 libras) de peso, quien subió y bajó por la citada pared de vidrio, de 7 metros y medio de altura (25 pies). En una prueba adicional, transportó además una carga de 23 kilos (50 libras). Y todo ello sin valerse de más equipamiento de escalada que un par de las asombrosas paletas capaces de adherirse al vidrio con la firmeza suficiente.

La novedosa tecnología polimérica utilizada en dichas paletas fue desarrollada para la DARPA por el Laboratorio Draper de Cambridge, en Massachusetts, Estados Unidos.

MEDA ha sido seleccionado para viajar a Marte en 2020:



MEDA, uno de los instrumentos propuestos por el Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) (España) para la misión Mars2020, ha sido seleccionado para viajar a Marte.

En rueda de prensa celebrada el 31 de julio en la sede central de NASA en Washington, se hizo pública la lista de instrumentos que irán a bordo de la nueva misión Mars2020 para explorar el planeta vecino a partir del 2020. Entre los instrumentos seleccionados se encuentra MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer, por sus siglas en inglés), que será liderado por el Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) en Madrid. El Dr. José Antonio Rodríguez-Manfredi, Jefe del Departamento de Instrumentación en el CAB, será el Investigador Principal del instrumento.

MEDA caracterizará los ciclos diurnos y estacionales de las propiedades del polvo ambiental (distribución de tamaño y formas, función de fase, etc.), y la respuesta temporal a los cambios y fenómenos meteorológicos. Asimismo, también registrará y caracterizará la presión ambiental al nivel de la superficie, las temperaturas del aire y del suelo marciano, la humedad relativa en el entorno, los vientos y la radiación ultravioleta, visible e infrarroja.

El rover Mars2020 continuará con el objetivo que se planteó para su predecesor Curiosity, explorando, caracterizando y evaluando el entorno marciano como posible hábitat para la vida. Además, en esta nueva misión se buscarán explícitamente rastros y signos de vida marciana pasada. Asimismo, se recogerán muestras marcianas especialmente interesantes para que una futura misión las traiga de regreso a la Tierra. Por último, también probará y validará tecnología novedosa para ser empleada en futuras misiones tripuladas de exploración del planeta rojo.

MEDA ha competido con otras 57 propuestas de instrumentos, más del doble de las que suelen concurrir a este tipo de convocatorias. Entre las propuestas se encontraba SOLID (Signs Of LIfe Detector), también liderado por el CAB, con el Dr. Víctor Parro, Jefe del Departamento de Evolución Molecular del CAB, como Investigador Principal, y un magnetómetro, liderado por la Dr. Marina Díaz del Departamento de Cargas Útiles e Instrumentación del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.


Crean fibra óptica única que alcanza los 43 Tbps:




El grupo de investigación de la Universidad Técnica de Dinamarca (UTD), que fue el primero en romper la barrera de 1 terabit por segundo (Tbps) en 2009, ha logrado esta vez, “arrancarle” 43 Tbps a una fibra óptica única, y con un solo transmisor láser.

43 Tbps equivalen a una tasa de transferencia de alrededor de 4,89 terabytes por segundo, o 43.000 Gbps. Si tuvieras en tus manos esta red de fibra óptica hiperveloz, podrías transferir todo el contenido de tu disco duro de 1 TB en un quinto de segundo.

El récord anterior con una sola fibra óptica fue de 26 Tbps, establecido por el Karlsruhe Institute of Technology, en 2011.

Lo interesante de este récord mundial es el uso de un único láser a través de una sola fibra.

En otras palabras, las técnicas utilizadas para alcanzar los 43 Tbps tienen el potencial de ser aplicadas en las redes del mundo real en los próximos años.

El método usual para impulsar altas velocidades a través de fibra óptica es por SDM o WDM, que son tecnologías que utilizan diferentes frecuencias de luz para cada señal, escalando cada una en unos cuantos microsegundos, de manera que las señales no colisionen entre sí.

Por desgracia, existe muy poca información sobre la forma en que los investigadores de la UTD lograron "exprimirle" 4,9 TB/s a una sola fibra óptica. Estos ingenieros guardan celosamente su tecnología. Algo nos dice que Google no tardará en hacerles una propuesta.







0No comments yet
      GIF