Check the new version here

Popular channels

Lo que el porno te hizo creer


LO QUE EL PORNO TE HIZO CREER



El problema no es que los directores magnifiquen los encuentros sexuales para el disfrute de la audiencia, el problema es que tú te creas que todo lo que ves es cierto. ¿Te habrías imaginado que más de un actor de cine porno atraviesa problemas de autoestima?, pues sí, a pesar de sus cuerpos de acero, no están exentos de las inseguridades propias. A propósito de las falsas creencias en torno a la pornografía, la revista MensHealth consultó a personas que forman parte de la industria para romper cinco mitos.

1. TODOS LOS ACTORES ESTÁN BIEN DOTADOS. “No todos tienen un pene descomunal”, comenta Sandra Uve, directora de películas porno y dibujante de cómics. “Lo que sí es cierto es que en las películas de éxito siempre hay uno que lo tiene muy grande. Vende más, como pasa con los buenos traseros. Pero muchas veces en una película salen varios chicos y algunos lo tienen normal. Con 17 centímetros es suficiente”.

2. LOS ORGASMOS SON FINGIDOS. Es un mito a medias. “Muchas veces las actrices llegamos al orgasmo, lo que pasa es que el director ha marcado un punto en el que tienes que tenerlo y, claro, a veces no coincide con el momento en el que te lo estás pasando mejor, que es antes o después. Yo, por ejemplo, en la vida real no soy tan escandalosa. Un poco lo exageras, porque estás rodando una película”, confiesa la actriz Sophie Evans.

3. SÓLO LOS HOMBRES VEN PORNO. Pues no, ellas también ven porno, aunque lo nieguen. “Lo ven muchísimas mujeres. El cambio se ha dado por la posibilidad de verlo a través de Internet. Hay un montón de opciones que van desde películas más ‘soft’ hasta todos los subgéneros del porno. Y ahí es donde las mujeres han encontrado lo que más le gusta y se han hecho consumidoras de porno”, aclara la periodista Sandra Uve.

4. LOS RODAJES SON ORGÍAS. Uno se imagina que el rodaje de una película porno es algo así como Sodoma y Gomorra. Pues no. Para empezar el equipo que está detrás de la cámara, no se come un rosco. Los únicos que se lo pasan bien son los actores, pero sólo delante de la cámara. “Es divertido, pero tienes que seguir las órdenes del director. Eres un profesional y no estás ahí sólo para pasártelo bomba. Muchas veces, cuando acabamos de rodar una toma, no seguimos por muy bien que nos lo estemos pasando. Trabajamos a las órdenes de un director y debemos responder a lo que él espera”, comenta la actriz porno Sophie Evans.

5. LAS ACTRICES LIGAN MUCHO. “Para un rollo de una noche es posible, pero no para una relación estable. Piensa que es un trabajo duro que requiere viajar bastante. Tengo amigas que tienen problemas por ello, porque mantener una relación trabajando de esto no es nada fácil”, dice la actriz Jenna Jameson.


0
0
0
0No comments yet