Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Ryuko es un desarrollador independiente que tiene entre sus manos un negocio más que polémico.

¿De qué se trata? Un simulador que tiene como objetivo experimentar la sensación de tocar senos femeninos.
Para llevarlo a cabo, Ryuko utilizó los beneficios que otorga el Oculus Rift, una de las banderas de la nueva generación en realidad virtual.

¿Cómo es? El programa detecta el movimiento que las manos realizan sobre la goma espuma y la chica digital que recibe la “caricia” se ofende.