Check the new version here

Popular channels

“Lo vi caer, venía en picada, la explosión fue tremenda”




Tragedia aérea


El testimonio de los vecinos de Nordelta. Hubo desesperación y pánico tras el accidente.








Porque era la hora de la siesta. Porque una llovizna fina bañaba los caserones. Porque la primavera tarda en asomar. Quizás por todo eso sólo unos pocos en el barrio La Isla, de Nordelta, vieron que una máquina de metal se precipitaba a la tierra rápido, en picada, inclinada hacia la izquierda: imparable. Pero todos escucharon la explosión o sintieron un temblor o ese estruendo final que partió el silencio del barrio privado. Afuera de sus guaridas de residencia permanente o de fin de semana quedó el desparramo de lo que había sido un avión: una rueda en un balcón, parte del fuselaje (¿O de un ala? ¿O del tren de aterrizaje?) a la vera del lago artificial, una butaca hundida en una piscina de agua turquesa.

" Lo vi caer, venía en picada: la explosión fue tremenda. Venía en punta, bien bajo, y no había humo ni fuego. Y estalló sobre una casa. Los vecinos empezaron a salir y se gritaban entre sí que apagasen el gas o que se tiraran al agua, que había un muerto, que llamasen a los Bomberos”, contó a Clarín una vecina que vive en Castores, el barrio de al lado de La Isla y que vio todo mientras llegaba en auto a su casa, ubicada sobre la calle De La Vicuña.

“Mis papás estaban en su habitación mirando la tele cuando sintieron el estruendo. Bajaron pensando que algo en la casa se había roto, pero mientras revisaban la planta baja escucharon la sirena de los Bomberos. Entonces salieron y vieron a la gente desesperada, mirando la casa que se prendía fuego. Todo sucedió a menos de cien metros”, relató otra vecina que vive en La Isla. Según pudieron reconstruir entre los vecinos el avión –un Beech 300 Super King Air, matrícula LV-WLT– primero “decapitó” una palmera, luego “acarició” el techo de una casa y finalmente chocó contra la vivienda de los Blaisten, que en ese momento estaba desocupada. “Muy rápido, el fuego se extendió a la casa de los Ranucci, que justo habían salido a almorzar ”, completó la vecina. “Entre las cosas que quedaron desperdigadas por el barrio estaban la mochila y los bolsos de la pareja, así supimos quiénes eran”, hizo saber otro vecino.

La casa que se incendió está ubicada casi sobre la rotonda que forma la calle De la Cruz, frente al lago. La Policía cercó la zona del siniestro, pero no pudo evitar que los vecinos se acercaran con sus celulares a tomar fotos. Esas imágenes circularon rápidamente a través de los grupos de WhatsApp. “Había fotos de todo tipo, algunas muy morbosas”, confió a este diario una mujer cuyos hijos asisten a una de las escuelas del complejo.

Después no importó la lluvia. Hubo quien se paró bajo su paraguas a ver cómo trabajaban los Bomberos. Lugar perfecto para las especulaciones: quienes viven allí aseguran que el piloto Gustavo Deutsch buscaba el lago para aterrizar. Hasta anoche los investigadores no lo habían confirmado.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New