Popular channels

Lollapalooza Argentina 2015 confirmado!

Lollapalooza nunca termina



Cuenta regresiva para sus ediciones de Buenos Aires, Santiago de Chile y San Pablo; aquí se hará el fin de semana del 21 y 22 de marzo








CHICAGO.- Hace nueve años que, cada verano, el Grant Park de Chicago es copado por Lollapalooza. A fines de julio o comienzos de agosto, como este año, el parque deja su fisonomía habitual, sus veintidós cuadras de largo (1,29 km2) y se vuelve sede rockera. Pero el festival itinerante que diseñó en los 90 Perry Farrell para la despedida original de Jane's Addiction se tornó más ágil que nunca en los últimos años. En 2011 desembarcó en Santiago de Chile, un año después en San Pablo y éste en Buenos Aires. Es más, Fenix, la productora encargada de su organización local, no sólo traerá a Lolla nuevamente en 2015, sino que tiene garantizado producir otras tres ediciones.

El segundo Lollapalooza local se realizará nuevamente en el hipódromo de San Isidro, el 21 y 22 de marzo próximos, un fin de semana después que el de Chile y uno antes que el de Brasil. A diferencia de este año, que tuvo lugar el martes 1° y el miércoles 2 de abril, el festival se realizará en sábado y domingo. Una buena noticia.

Para conocer la grilla (o line up, como prefieran) aún faltan unas semanas, aunque este cronista se animaría a apostar fuerte por Skrillex: el DJ y productor pirotécnico fue una de las figuritas que más gente cautivó en Chicago, quizá más que Eminem, responsable del mejor set del festival. Recién en septiembre se darán a conocer las bandas internacionales que tocarán en los tres Lollas sudamericanos. Y como las bandas tendrán varios días libres entre cada una de las sedes, habrá pequeños festivales en Paraguay, Colombia y Perú.




VIÑETAS DE LA VIDA FESTIVALERA

Una de las particularidades de Chicago, la nave nodriza del festival, es la alquimia entre la ciudad y el festival. La relación es sólida, cálida y, sobre todo, visible. Más de 115.000 personas (la gran mayoría con pases para todo el festival) coparon el Grant Park en cada una de las tres jornadas. Y lo hicieron ingresando bien temprano, disfrutando de cada uno de los ocho escenarios desde las 12 del mediodía. Luego de las 10 de la noche, horario en el que la jornada musical llegaba a su fin, la ciudad se ofrecía gentil para cenar en sus restaurantes, tomar algo en sus bares, escuchar blues en la tradicional House of Blues o en el Buddy Guy's Legend. Los más afortunados, aquellos que consiguieron entradas para las "after parties" de Lollapalooza, tenían garantizado seguir la fiesta un par de horas más. Como la noche de viernes, cuando el dúo de DJ de los hermanos Howard, Disclosure, tocó en un viejo teatro, Aragon Ballroom, hoy devenido en plaza de conciertos y de... riñas varias: mientras algunos pugnaban por entrar, otros eran sacados del lugar por el personal de seguridad y hasta transportados por la policía.



EL VIP DEL VIP

Así como en menos de una hora se agotaron los pases para los tres días del festival, aun cuando no se habían dado a conocer las bandas que tocarían, también hay un puñado de personas capaces de "vivir la experiencia más VIP". Y de pagar muchísimo por ello. Son sólo 500 y están dispuestos a desembolsar 3500 dólares para sentirse tan privilegiados como si fueran miembros de la producción, pero sin la necesidad de vestir bermudas negras y hablar por handy todo el tiempo.

"Tienen al alcance todo lo que necesitan y si les falta algo cuentan con un asistente que se los proveerá", nos cuenta uno de los encargados de este VIP y miembro de la productora C3, cabeza visible del festival. La docena de cuadras que separa los dos escenarios principales (el viernes, en una punta cerró Eminem y en la otra Arctic Monkeys; el sábado, Outkast y Calvin Harris, y el domingo, Kings of Leon y Skrillex) son unidas por los recontra VIP -chofer mediante- en carritos de golf, que circulan por una calle lateral por fuera del perímetro vallado. A metros de cada escenario cuentan con una carpa en la que pueden comer exquisiteces gourmet y tomar una serie de tragos. Por supuesto, tienen un espacio preferencial junto al escenario y, sobre todo, la tranquilidad que les da saber que pertenecer tiene estos privilegios.




FARRELL, UN RR.PP. DE LUJO

El creador de Lollapalooza se mueve por el predio como Pancho por su casa, pero ya sin la necesidad de estar en cada detalle. Para ello cedió acciones y responsabilidad en C3, productora texana que organiza el festival Austin City Limits. Se mueve en carrito junto a su esposa, la bailarina Ettu Lau (es parte de los shows de Jane's Addiction) y se muestra con ella en escena en el duelo de DJ que protagoniza con Joachim Garraud. Es más, lo hace en el escenario que lleva su nombre, Perry's, el más definido de todos. Es el sitio más electrónico, el que instala una rave no bien comienza, al mediodía. Allí la mayoría del público bebe agua mineral, baila y salta sin cesar. No les incumbe que The Kooks, Interpol, Kate Nash, Lorde, Spoon, Manchester Orchestra y Thypoon estén ofreciendo sets notables y sólo están dispuestos a moverse de allí a la hora de un Calvin Harris o un Skrillex. Porque Lolla son muchos festivales en uno y cada uno sale del Grant Park de Chicago, el Hipódromo de San Isidro o el Parque O'Higgins de Santiago, con la sensación de haber vivido "su" festival..




0
0
0
0No comments yet