Popular channels

López, la amistad con Chediack y Weiss

INVESTIGACION: EMPRESARIOS AMIGOS DEL SR. LOPEZ


Pablo Ponzone

Lo niegan, pero hasta el 10 de diciembre de 2015 formaban parte del círculo íntimo de José López. Sus vínculos les permitieron obtener negocios multimillonarios en pesos y dólares como contratistas del estado. Hablan de corrupción en un sistema del que son protagonistas.

En nuestro país la mejor defensa es el ataque. 48 horas después de la detención del ex Secretario de Obras Públicas de la Nación José López, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Juan Chediack aseguró que Cristina Fernandez de Kirchner y Julio De Vido conocían la corrupción con la que se manejaba la secretaría de obras públicas. Claro, olvido explicar si pagó o no retornos a López para poder ejecutar obras por más de $5.000 millones durante el Kirchnerismo. Chediak dice que él sabía del sistema, y que Cristina Fernández y De Vido también. Entonces, muchos se preguntan cómo se hace para ser uno de los grandes beneficiarios de tal sistema sin entrar en sistema.



José López en Comodoro Py

Amigos, beneficiarios directos, socios en las sombras, las fronteras del planeta López siempre fueron difusas por conveniencia de las partes. Pero el espanto producido por el Lópezgate comienza a provocar confesiones de primera mano entre los empresarios de la construcción que se enriquecieron de la mano del Secretario de Obras Públicas. Nadie quiere quedar pegado ni convertirse en chivo expiatorio de las más encumbradas y poderosas personalidades del mundo de la construcción nacional. Muchos están a punto de quedar bajo la lupa de la Justicia Federal que busca desentrañar el sistema de retornos multimillonarios que benefició tanto a López como a los contratistas del Estado.
Aunque ahora lo nieguen, en el mundo de la construcción aseguran que el Presidente de la Cámara Argentina Juan Chediack y su Vicepresidente, Gustavo Weiss fueron íntimos amigos de José López hasta que cayó en desgracia. Las relaciones incluían a sus propias esposas quienes también tejieron amistad con María Amalia Díaz. Casada hace 25 años con López, tampoco le atendió el teléfono a su marido cuando la llamó horas antes de ingresar al Complejo Penitenciario de Ezeiza.

Amigos bajo sospecha

Desde noviembre de 2012 hasta 2014 el binomio estaba invertido. Gustavo Weiss era el Presidente y Juan Chediack uno de sus Vice. Sus roles dentro de la Institución le permitieron ejercer influencia directa sobre las decisiones de la Cámara, pero no son los únicos. Según aseguran otros asociados, Chediack y Weiss junto al empresario Aldo Benito Roggio, forman un polo de poder indiscutible para los demás integrantes del cuerpo.



Juan Chediack, Presidente Cámara Argentina de la Construcción


Gustavo Weiss es dueño y presidente de ELEPRIN, una compañía prestadora de servicios de ingeniería y construcciones de obras en áreas de electromecánica, petróleo y gas, petroquímica e industriales. ELEPRIN fue Involucrada en varios escándalos judiciales. El más resonante fue el caso Skanska, en el que la justicia investiga facturas truchas confeccionadas por empresas fantasmas por más de 6 millones de pesos. Las irregularidades relacionadas Weiss, amigo de José López pero también de Julio De Vedo, incluyen sobreprecios cercanos al 160% en la construcción de estaciones de trenes encargadas por el ex secretario de transporte detenido Ricardo Jaime. Los montos de los sobreprecios son similares a los denunciados en 2005 por la Coalición Cívica en relación a la construcción de cárceles. Las maniobras que involucran tanto al último Gobierno como a las máximas autoridades de la Cámara Argentina de la Construcción parecen formar parte de un sistema que se repite una y otra vez.
Recién ahora Chediack asegura en primera persona que “Cristina sabía del sistema de corrupción en la obra pública´´, pero tanto él como Weiss participaron de ese sistema con sus propias empresas constructoras. ´´Ellos dos junto a Roggio se quedaban con las obras de mayor envergadura y digitaban el reparto de obras menores entre el resto de los socios de la Cámara´´. La revelación de uno de los asociados agrega a una anécdota que merece ser contada.



Gustavo Weiss, Vicepresidente Cámara Argentina de la Construcción

El día que López lloró por plata

´´Yo lo vi a López llorar cuando supo que finalmente los Chinos aprobaron la financiación del primer tramo de la Represa Kirchner-Copernic en 850 millones de dólares´´. Entre lágrimas chocaba su copa de champagne con empresarios asombrados por la emotividad de un hombre siempre implacable.
´´Ojo que este es un loco´´ advertían quienes lo conocían y lo sufrían. Los que buscaban hacer contacto directo para beneficiarse de semejante poder en la Obra Publica Argentina estaban advertidos. ´´López es un tipo malo, ciclotímico, altanero y corrupto. Un duro a la hora de negociar su parte´´, confiesa uno de los participantes sentado a la mesa de aquel extravagante festejo en China. En el futuro el financiamiento en principio cercano a los mil millones de dólares se caería. El nuevo Gobierno busca el relanzamiento de aquel crédito para una obra que en total podría superar los 6 mil millones de dólares.
Hubo más viajes de negocios. En Rusia fueron invitados especiales por López los señores Weiss y Chediack, asi como el constructor ultra k Hugo Dragonnetti, dueño de la constructora Panedile. Eran viajes de negocios de los que participaba solo un séquito muy reducido de empresarios amigos, a los que López bendecía con negocios exclusivos. La represa Chihuido en Neuquén, una mega obra presupuestada en 3 mil millones de dolares cuenta con financiación rusa para que la ejecuten Chediack junto al empresario Eduardo Eurnekian.

ELEPRIN de Gustavo Weiss, también realizo varios proyectos en Santa Cruz. Tierra fértil para los amigos directos del poder en manos de López, Weiss y Chediak no solo hicieron participar a sus empresas, sino que habrían digitado el reparto para otras amistades dentro del rubro a fin de no desequilibrar la balanza ni sembrar futuras traiciones. La participación del binomio presidencial en la mayoría de las obras realizadas en la Patagonia eran alianza con el empresario Cristóbal López luego de que el zar del juego adquiriera la constructora SOLDATI, vendida porque prácticamente no lograba participar de obras estatales. En manos de Cristóbal, SOLDATI se convirtió en CPC y gracias a José López hizo un éxito de una empresas asfixiada, a fuerza de múltiples obras en alianza con Weiss y Chediak, que reportaron beneficios millonarios.



Aldo Benito Roggio, Vicepresidente tercero Cámara Argentina de la Construcción

Chediack y Weiss son la cara visible de la Cámara Argentina de la Construcción, pero Aldo Benito Roggio es una voz fundamental dentro del comité. “Roggio siempre opina en las reuniones de Comité realizadas en Paseo Colon 823 , pero su verdadero poder lo ejerce en las sombras, opera detrás de las bambalinas y suele inclinar la balanza de las decisiones de Gustavo y Juan José´´, cuentan los que conocen íntimamente el funcionamiento de la Cámara. Ser presidente y Vice de la Cámara Argentina de la Construcción ofrece un beneficio extra a la hora de participar de negocios de capitales trasnacionales. “Ellos dos son el primer contacto con inversores extranjeros. Ellos son quienes los asesoran acerca de donde conviene o no invertir en el país´´, dicen sus otros asociados.



López, ahora preso en Ezeiza, ´´tenía sus preferencias, para no decir su equipo junto a estos dos señores y Roggio como apoyo, de esta manera diversifican el negocio. Así, consiguieron que la crema de la crema de los negocios de la construcción para el estado quede solo para un pequeño círculo
de amigos´´. La radiografia ofrecida de primera mano por los actores del comité que presiden Chediak y Weiss revelan la trama de negocios, amistad y enriquecimiento que finalmente llevó a la Cárcel a López, el protagonista político de una historia que necesaria mente necesitó de actores empresariales de la construcción para negocios lícitos que esconden sorprendentes irregularidades.
0
0
0
0No comments yet