About Taringa!

Popular channels

"Los campeones pobres del futbol argentino"

Berazategui se consagró el lunes en el campeonato de Primera D, la última categoría de la AFA. Sus jugadores hacen malabarismos para llegar a fin de mes, según contaron a Clarín.com. Lejos de los millones y de las tapas de los diarios, ellos no claudican en su amor la pelota. "Esto es pasión pura", sintetizó Guillermo Rodríguez, referente del equipo y conocedor como pocos del ascenso.

El que no conoce del ascenso, no conoce la esencia misma del fútbol. El que no sabe de categorías como la C y la D, no comprende qué es un potrero, no siente la pasión. El que no tiene idea de la existencia de clubes como Berazategui, no está al tanto del sacrificio que día a día deben hacer lo jugadores amateurs por subsistir y hacer lo que más les gusta: darle a la pelotita. Clarín.com reunió a cinco jugadores del Naranja, reciente campeón del Apertura de la última categoría del fútbol de AFA y te cuenta sus historias. ¿Cómo se hace para vivir en el subsuelo del mundo del fútbol?


A veces no hay demasiado que entender. Es sabido que en Argentina, el fútbol es el motor que alimenta la pasión y el ocio de millones de personas. Algunas de ellas están dispuestas a todo por disfrutar de una tarde llena de sacrificio, toques, magia, goles. En ese grupo selecto están los jugadores de Berazategui. Guillermo Rodríguez, es el máximo referente del conjunto del sur y la sabe lunga del fútbol de abajo, donde todo cuesta el doble: " Es una pasión, esto es así, yo creo que cualquier argentino quisiera jugar, en la C, en la D, o en cualquier club ", dice apurado antes de irse, quizás, a la escuela pública donde trabaja como profesor de educación física.


Pero sin dudas no es nada fácil. En la Primera División, los jugadores cobran cifras inalcanzables para los clubes de bajos recursos. Ni hablar de los que emigran a Europa o a otras partes del mundo. En la D, todo es diferente . Los muchachos apenas reciben un viático para sostener los gastos que les genera ir al entrenamiento y a los partidos. Por eso, no queda otra salida que agarrar el Clasificados y buscar un trabajo que les permita mantener a sus familias. " En esta categoría se complica porque por ahí no se puede vivir del fútbol ", dice Gustavo Pastor , volante por izquierda y empleado en un depósito de ropa.


" El sueldo que te pagan es bajo, te sirve, pero no vivís del fútbol. Tenés que buscar otro trabajo para mantener tu casa y tus hijos ", coincide Lucas Godoy. Bianca, su hijita de un año, seguramente no lo entiende aún, pero su papá ocupa gran parte del tiempo entre el fútbol y el laburo, justamente para cuidar a su tesoro más preciado . "El presidente del club me consiguió un trabajo en una cervecería y eso me ayuda", confiesa.


Casos como los de los hombres naranjas abundan en el ascenso. Héctor Amarilla, el goleador del campeón , es otro de esos que entienden poco de autos de lujo o del puro marketing que sí están en Primera. Pero no caben dudas de que entiende demasiado de sacrificio. " Con lo poco que gano en Berazategui estoy haciendo mi casa . Además, con alguna que otra changa que hago se puede vivir", responde luego de tomarse su tiempo y salir caminando para viajar a Florencio Varela, su lugar de origen.


Diego Alcibíades , lateral derecho de 25 años, en algún momento se replanteó las cosas: " Se me cruzó por la cabeza largar el fútbol, pero con el apoyo de mi familia pude seguir. Ahora por suerte conseguí trabajo en una pizzería. De noche hago el delivery y a la mañana vengo a entrenar". Algo similar le pasó a Godoy. Por el fútbol debió abandonar el colegio, a solo un año de terminar. Pero igual no se resigna a que algún día pueda completarlo: " Es una materia pendiente. Después me gustaría estudiar para ser preparador físico" , cuenta.


UNIDOS. Guillermo Rodríguez, Gustavo Pastor, Lucas Godoy y Diego Alcibiades posan juntos para Clarín.com. Son parte del plantel de Berazategui, campeón del Apertura de la D.




Fuente: Clarin
6Comments
      GIF