Check the new version here

Popular channels

Los demócratas españoles pactan contra el chavismo

PP, PSOE y Ciudadanos acuerdan que Patxi López sea el presidente del Congreso


El socialista Patxi López será elegido este miércoles presidente del Congreso de los Diputados, tras el acuerdo alcanzado entre el PP, el PSOE y Ciudadanos. Un acuerdo en el que Ciudadanos ha ejercido de llave, negociando a dos bandas con PP y PSOE, pero cuyo eje principal ha pivotado sobre la negociación que Albert Rivera y Pedro Sánchez iniciaron el pasado viernes.


El acuerdo que cerró definitivamente en una conversación telefónica en la tarde de este martes: Ciudadanos votará a favor de que uno de los dos puestos en la Mesa que le corresponde al PSOE sea la presidencia del Congreso; a cambio, el PSOE le cede a la formación naranja uno más de los puestos que le correspondí en el órgano rector de la cámara. Dos en lugar de uno.


De forma paralela con el PP, Ciudadanos logra que los populares cedan la presidencia de la cámara baja pero votarán a favor de los tres puestos que le correspondían a los populares como primera fuerza. De esta forma, de los nueve puestos de la Mesa, el PP se queda tres, mientras que los socialistas, los centristas y Podemos tendrán dos cada uno. Una mayoría PP/Ciudadanos en la Mesa para cada una de las decisiones que habrá de adoptar la presidencia del Congreso en la que no habrá, ningún representante nacionalista. Ciudadanos se opuso a la pretensión del PSOE de que el PNV tuviera un puesto.

Villalobos, vicepresidenta

Mariano Rajoy confirmó el pacto en el transcurso de la Junta Directiva del PP, que es el máximo órgano interno entre congresos. A cambio de aceptar a Patxi López, logra situar a Celia Villalobos como vicepresidenta primera. Así, la histórica y muy polémica dirigente, mujer de Pedro Arriola, se convierte en la máxima representación de la formación en la Mesa. Rosa Romero, otrora alcaldesa de Ciudad Real, ocupará otra vicepresidenta y Alicia Sánchez-Camacho será secretaria.

Rafael Hernando fue el hombre de Rajoy en las negociaciones, aunque él también participó "activamente", según las fuentes consultadas. Prácticamente hasta el final, se escuchó el nombre de Jesús Posada como posible candidato a presidente del Congreso si no llegaba el acuerdo. La dirección del PP utilizó el "diálogo y acuerdo" con Ciudadanos y PSOE para presionar a Pedro Sánchez de cara la investidura. En línea, el presidente en funciones fue más duro que nunca en su discurso: "¿Qué les va a dar a los que están planteando la liquidación de la soberanía nacional?", le preguntó. . “¿Qué votos tiene usted para hacer una reforma de la Constitución?”, remató.

Sánchez: "Una magnífica noticia"

Precisamente, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, calificó el acuerdo como "una magnífica noticia" pese al no de Podemos. "Desgraciadamente no ha querido por sus contradicciones internas que tienen", dijo Sánchez en referencia velada a las exigencias de Ada Colau y el resto de coaliciones de Podemos de constituirse en cuatro grupos parlamentarios. Algo que no complica "en absoluto" el escenario de investidura que Sánchez pretende alcanzar con Podemos y Ciudadanos, según precisó el líder socialista.

Preguntado por este extremo por Libertad Digital, el líder del PSOE aseguró que "mi mano esta tendida" y "más allá de los grupos políticos, lo importante son las políticas y las del PSOE y las de Podemos son muy parecidas". E insistió: "Los votantes de Podemos y los del PSOE lo que quieren es que nos entendamos y vamos a hacer lo indecible porque haya un entendimiento entre las dos formaciones y podamos tener un gobierno progresista".

En lo que quiso hacer hincapié el representante socialista es en que "no he hablado con Mariano Rajoy y no vamos a votar a los candidatos del PP a la Mesa". Según fuentes de la dirección socialista, "el PP se suma por necesidad" al acuerdo porque "se iban a quedar solos" y se muestran convencidos de que los populares "acabaran retirando a su candidato y votando a Patxi López". Fuentes de la dirección popular replicaron que "en las conversaciones privadas son mucho más suaves que en las declaraciones públicas".

El acuerdo es un primer triunfo negociador del equipo de Albert Rivera, integrado por su número dos José Manuel Villegas y por el diputado por Madrid Miguel Gutiérrez. En condiciones normales, el partido naranja sólo hubiese obtenido un puesto en el órgano de Gobierno del Congreso. Desde el día después de las elecciones, Rivera insistió en que quien presida el Congreso debe ser de un color político distinto al del presidente del Congreso. Ciudadanos mantiene su compromiso de abstenerse para permitir que el próximo jefe del Ejecutivo sea del PP, aunque los populares necesitarían más apoyos.
0
0
0
0
0No comments yet