Los dólares del swap chino se fueron por el “dólar ahorro”

Los dólares del swap chino se fueron por el “dólar ahorro”



El BCRA recibió US$ 372 millones de China. Y en lo que va de octubre los ahorristas compraron US$ 346 millones.


En lo que va de octubre, el Banco Central les entregó a los contribuyentes que pudieron comprar el llamado "dólar ahorro" 346 millones de dólares. Es casi el mismo monto que desembolsó el Banco Central de China luego de suscribir el famoso "swap" de divisas. Desde el 23 de setiembre, entraron al BCRA por esa vía 372 millones de dólares.Los dólares chinos están entrando en cuentagotas y de manera casi secreta. De hecho, el Banco Central de China aún no ha publicado en su página web el texto y los términos del acuerdo, como sí lo ha hecho con decenas de operaciones similares que ha pactado con otros países. Autoridades argentinas dejan trascender que es una manera de cubrirse de eventuales embargos.Es llamativo, con lo que le cuesta al Gobierno conseguir dólares y con los crecientes esfuerzos que hace por retenerlos (cepo a importaciones, sin ir más lejos), que aún no se haya modificado o endurecido la operatoria "dólar ahorro".Es un canal que está favoreciendo a la parte de asalariados y autónomos con mayor poder adquisitivo, en detrimento del resto de la sociedad. De hecho, aún con todas sus cuentas en regla, los monotributistas ya casi no obtienen el permiso de la AFIP para comprar dólares al cambio oficial más un 20% ($ 10,20, aproximadamente).Lo que se sabe es que muchos ahorristas han encontrado en el dólar ahorro la manera de obtener un impensado y atractivo suplemento salarial. El que puede comprar 500 dólares (a $ 5.100) rápidamente los puede transformar en $ 7.500 (47% de ganancia en pocos minutos).Otro efecto que indirectamente termina favoreciendo al gobierno, es que el "dólar ahorro" le da liquidez al mercado del "dólar blue", atenuando, si se quiere, un recalentamiento del paralelo, que es justamente una de las variables que las autoridades quieren enfriar a fuerza de más controles y restricciones.De cualquier modo, está claro que el Gobierno aún mantiene su postura de "aguantar" con las reservas que hay para llegar a 1) enero del 2015, cuando tal vez se inicien negociaciones con los fondos buitre que dé como resultado el fin de las restricciones al ingreso de divisas o 2) el fin del mandato de Cristina Kirchner.Los especialistas dicen que los números cierran a duras penas para llegar al punto 1, pero será imposible llegar al 2 sin aceptar que habrá que salir a los mercados a buscar los dólares que harán falta para evitar una dolorosa y socialmente intolerable profundización de la recesión