Check the new version here

Popular channels

Los embajadores argentinos cobran en dolares

Entre los que más cobran, el listado lo encabeza, Carlos Cheppi, embajador argentino en tierras venezolanas con más de u$s22.500 por mes, sin contar los descuentos, y le siguen sus pares en Suiza, Antonio Trombetta, y Japón, Raúl Dejean, que perciben 21.300 dólares; los tres muy lejos de la Presidente, cuyo sueldo es de casi 10.000 dólares, y por encima también de Michelle Bachelet con u$s15.900 y Dilma Rousseff con 11.700 dólares.

Con respecto a sus pares de la región, los diplomáticos argentinos ganan más. La embajadora en Estados Unidos, Cecilia Nahón, cobra 16.682 dólares, mientras que el embajador norteamericano en Buenos Aires -todavía no designado- recibirá 15.000 dólares, Ginés González García, embajador en Chile, tiene un sueldo de 15.300 dólares, pero su par trasandino Marcelo Díaz cobra 3157 dólares en Buenos Aires y en Brasil, Luis María Kreckler gana más de 19.000 dólares; el embajador brasileño apenas supera los 13.000 dólares.

Se aclara que la composición del sueldo se compone del tipo de cambio y el costo de vida donde se desarrolla la misión diplomática. Con un salario base de 40.000 pesos, se convierte a dólares al tipo de cambio oficial y luego se le adiciona el llamado "costo de vida en destino". Además, reciben más beneficios ya que cuentan con gastos de representación para las funciones que deben cumplir, auto oficial y una residencia considerada territorio argentino en el exterior. También disponen de una caja chica para el funcionamiento de la embajada sin límite determinado.

Sin embargo, a pesar de regirse por la política salarial del Poder Judicial, a diferencia de los jueces, los embajadores deben pagar Ganancias, un descuento que sumado a los aportes previsionales y patronales puede alcanzar hasta casi el 40% del salario, según informa el diario La Nación.

Cabe destacar que para un diplomático de carrera, llegar a ser embajador puede demandar una antigüedad de más de 30 años donde el sistema de ingreso es estricto y una vez en el Servicio Exterior de la Nación deben sortear evaluaciones para ascender, por mérito, los siete escalafones que tiene el sistema. Muy distinta es la situación de los embajadores políticos, nombrados a dedo por la Casa Rosada. Según la ley 20.957, el Gobierno puede designar hasta 25 embajadores de manera extraordinaria, que deben dejar sus funciones cuando el presidente termina su mandato.
0
0
0
0
0No comments yet