Canales populares

Los emprendedores buscan aliento e inversiones

Los emprendedores buscan aliento e inversiones



Hoy se realizó una nueva edición de la Experiencia Endeavor Buenos Aires con charlas de capacitación para emprendedores y rondas de negocios para generar contacto con potenciales inversores que busquen apostar a las start ups. En el Centro de Exposiciones de la Ciudad de Buenos Aires, frente a la facultad de Derecho, se reunieron 3.500 personas para participar de las charlas y workshops. Google, Digital House y Facebook dieron talleres de capacitación para potenciar a los emprendimientos.

En el segmento Conecta Inversor participaron 60 emprendedores y 30 inversores. Se trató de un primer contacto para iniciar conversaciones. Gustavo Martello, Operating Partner de Globant Ventures, contó que "los inversores buscan start ups que trabajen en inteligencia artificial, blockchain, realidad virtual, tecnologías emergentes. Lo que buscamos es que haya una idea, un producto para hacerlo crecer globalmente".

Entre los principales speakers del evento estuvieron Steven Kydd, fundador de Tastemade y Martín Migoya, co fundador y CEO de Globant. "Ser un emprendedor digital significa estar viviendo constantemente en una sensación de miedo. '¿Nos estamos apresurando? ¿Hacemos el mejor trabajo?' Este tipo de preguntas son un estado mental normal para nosotros", relató Kydd.

Otro de los expositores fue Juan Pablo Lafosse, CEO del sitio de viajes Almundo.com. Contó que la compañía factura US$650 millones y tiene un millón de clientes, lo que la convierte en el segundo jugador online en el segmento viajes en Latinoamérica. "Hay que pensar en grande. No hay que autolimitarse de entrada. La escala es fundamental para tener éxito en cualquier negocio".

Migoya tuvo una de las intervenciones más interesantes acerca de los avances de la inteligencia artificial. "En vez de hablar de inteligencia artificial nos gusta hablar de inteligencia aumentada, máquinas y humanos cooperando juntos", indicó. El CEO de Globant utilizó varios ejemplos para detallar los avances en este campo. En una de ellos explicó que para enseñarle a una computadora a seleccionar frutillas se le muestran cientos de videos en el que un hombre separa manualmente las buenas de las que no sirven, hasta que la máquina aprende a aplicar el mismo criterio selectivo.

Aunque se mostró muy entusiasmado con este tipo de avances -que incluyen computadoras capaces de componer tangos- Migoya le puso paños fríos a las versiones apocalípticas al estilo Terminator. "Los humanos siempre van a tener un protagonismo en la toma de decisiones, en la interrelación con gente. Siempre van a tener ese último touch que hace falta para todo. La pregunta que queda es a que velocidad somos capaces de entrenar a los trabajadores para que se concentren en las tareas más eficientes y dejen que las máquinas se ocupen de lo demás".
0No hay comentarios