Check the new version here

Popular channels

Los holdouts buscan activos de los Kirchner y Lázaro Báez en

Elliot Associates es el principal impulsor. Al igual que lo hicieron con el presidente del Congo, Sassou-Nguesso, intentarán cobrar por esta vía. Presionar a la Presidente y afectar la imagen del Gobierno frente a la sociedad, el camino elegido



Los holdouts harán lo que sea necesario para cobrar el dinero de la Argentina. En los últimos años, el fondo Elliot Associates, controlante de NML, utilizó un equipo de más de 100 personas que incluyeron abogados, economistas e investigadores para dedicarse al juicio con nuestro país. Ahora apuntan a más: buscarán los activos de la familia Kirchner y de Lázaro Báez en paraísos fiscales para, de este modo, intentar cobrar la totalidad de los bonos que tienen en su poder.

No sería la primera vez que actúan de esta manera. Cuando Congo estaba en una situación similar a la Argentina, su presidente, Sassou-Nguesso, accedió a negociar luego de que el fondo Elliot revelara los gastos lujuriosos de su hijo con tarjeta de crédito en tiendas de Louis Vuitton, Ermenegildo Zegna o Christian Lacroix. También, dio a conocer que la comitiva presidencial gastó 400.000 dólares durante su estadía en Nueva York en el 2005, pagando una habitación 8.500 dólares la noche, más de lo que un congoleño gana en una década.

El presidente acusado respondió llamando "gángsteres matones" y "serpientes en el océano" a las principales figuras del fondo. Ante esto, el equipo de Elliot sacó a la luz los vínculos turbios entre la petrolera estatal y el BNP Paribas. Lograron su objetivo: Sassou-Nguesso accedió a negociar y a pagar 90 millones de dólares por bonos defaulteados que compraron por menos de 20 millones.

En el caso de la Argentina, el fondo Elliot apunta contra Máximo y Cristina Kirchner y contra Lázaro Báez. Según publica el diario La Nación, investigarán a YPF y el acuerdo secreto con Chevrón, así como también cuentas en los estados de Nevada y Delware (Estados Unidos) y paraísos fiscales en el Caribe, Europa y las Islas Seychelles.

"Nuestra disputa con el Congo tomó más de 10 años en resolverse. En cuanto a la Argentina, estamos en esto para largo", señaló el vocero de NML, Jay Newman.

De este modo, planean conseguir activos para pagar sus acreencias, presionar a Cristina Kirchner como funcionaria y de manera personal, y afectar la imagen del Gobierno ante la sociedad Argentina dejando al descubierto la malversación de fondos y la corrupción.

El reclamo de NML hacia la Argentina es por 1.700 millones de dólares. El estudio jurídico que contrató para defenderse es el mismo que usó el Congo: Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton. Ahora, los holdouts ya comenzaron a investigar las cuentas de Lázaro Báez y sus supuestos vínculos con el fondo suizo Helvetic, la firma Aldyne y, a través de ésta, con 123 sociedad en Nevada. Sospechan que el empresario kirchnerista es el dueño de todas o varias de estas sociedades y que las utiliza para ocultar fondos que pertenecen a Máximo y Cristina Kirchner.

El fondo ya pidió a MF Corporate Services, la firma controlante de las 123 sociedades, toda la información disponible sobre cada una de ellas. Desde el entorno de Báez, niegan todo tipo de lazos. Ahora resta avanzar sobre Nevada, Islas Seychelles, Curazao, Suiza y Lichtenstein, entre otros paraísos. Llegarán hasta la casa central de Chevron, en San Francisco, para investigar sus activos y los de YPF.

El tiempo sobra y el dinero reclamado es mucho. La disputa entre el Congo y Elliot Associates duró 10 años, lo que da la pauta de que el fondo irá hasta las últimas consecuencias con la investigación que le permita cobrar sus 1.700 millones de dólares.
0
0
0
0No comments yet