Popular channels

“Los hombres me ven fuerte y se asustan”





Georgina Barbarossa: “Los hombres me ven fuerte y se asustan”



Georgina Barbarossa habló con el suplemento Ahora del diario Crónica sobre el éxito de “Dulce Amor”, el suceso de “Los Grimaldi” y su presente amoroso.

“Tuve la suerte de no parar nunca de trabajar y estar en ciclos muy lindos como ‘Ciega a citas’, pero como fue en el canal estatal no lo siguió mucha gente; en una emisora líder hubiera sido diferente, un éxito mortal, como el que hoy vivimos todas las noches en Telefe. Igual es muy loco todo lo que pasa en la televisión, atípico porque han terminado ciclos muy buenos por falta de rating”, señala.

‑El productor Quique Estevanez pensó en vos desde el comienzo para interpretar el personaje.
‑Sí, sí… Me llamó y me dijo: “Empezamos ya”. Esto fue a principios de enero del 2012, pero la tira estaba pensada para la tarde, después a las 22 y finalmente a las 23.15. Nosotros empezamos cuando Marcelo Tinelli todavía no estaba en el aire y durante unos meses fuimos competencia directa y le ganamos. Algo histórico, era un tanque pesado, a nadie se le ocurría que le podíamos sacar ventaja, pero sucedió.

‑Y sucedió algo muy lindo con “Graduados”
‑Fue el programa que nos precedió, una ficción que atrapó al público de todas las edades. Un fenómeno. Pero el año pasado se comprobó que la gente necesita ficción, novelas rosa e historias simples.

‑¿Cómo construiste el personaje?
‑Se me fueron ocurriendo ideas, por eso además de ocuparse de su casa y sus hijos, Marcos y Florencia, di clases de baile, yoga, aquagym, cositas que hablé con Quique y los autores me dieron la derecha en todo.

‑¿Y en cuanto al look?
‑Es intensa con respecto a la exageración de la bijouterie, sus aros y collares son de colores, no pasan desapercibidos, y también tiene santitos que la protegen. Las abuelas siempre tienen en el corpiño una medallita o dos, pero Isabel tiene un montón. Es visceral, una Georgina potenciada y pasional; me divierte mucho vestirla, pero las continuidades de las escenas son complicadas por que tengo la vincha, el moño y los santitos, como dije antes: son una marca registrada.

‑¿Cómo resolviste el tema de los viajes desde Carlos Paz a Buenos Aires para grabar?
‑Vuelo los lunes y regreso a Córdoba los martes a la tardecita, porque a la noche tenemos función.

‑¿La tira, tiene más historias para desarrollar?
‑Sí, porque se han abierto las historias que están en al aire y otras que no puedo adelantar porque los autores son fantásticos y la producción de Quique no escatima en nada y sigue convocando figuras como Gerardo Romano, Cristian Sancho. Es fantástico lo que pasa en “Dulce Amor”.

‑En cuanto al teatro, fue Nazarena la que te llamó en calidad de productora de “Los Grimaldi”?
‑Sí, se la jugó con todo. Somos once en escena, con una puesta espectacular, y además hay una guardería en el hall del teatro para que los padres dejen a sus chicos, los bien chiquitos y los de diez en adelante que quieren jugar tranquilos con la Playstation. También es para pre adolescentes. Soy la hermana menor de Naza, un personaje malísimo, una tilinga insoportable. Me encanta hacer de mala pero Susana, además, es antipática.

‑¿Creés que este verano aparecerá un dulce amor que te enamore en Córdoba?
‑Ojalá, si viene, bienvenido sea; es más no espero nada, solo que la vida me sorprenda. Igual, sola estoy fenómeno. Es fantástico tener un compañero, obviamente, pero creo que los hombres se asustan mucho conmigo, me ven fuerte, pero yo también necesito que me hagan upa y me toquen el hombro.

-Me contaron que pasaste por el quirófano para embellecerte. ¿Qué cirugía te practicaron?
-El doctor Grilli me lipoaspiró la zona del abdomen y la cadera, me retocó los brazos, lo que se llama “el salero”, con una técnica renovada ya que los puntos quedan debajo de la axila. Y estoy feliz, los brazos mal te “amatronan”. También me atiende la doctora Chugri, con ella estoy haciendo un tratamiento de revitalización biológica: tomo litros y litros de agua y los resultados se ven. Tengo la piel muy bien y como paciente soy absolutamente estricta, sigo a rajatabla lo que me recomiendan que haga.

0
0
0
0No comments yet