Check the new version here

Popular channels

Los Niños expuestos a la religión tienen dificultades...

Los Niños expuestos a la religión tienen dificultades para distinguir la Realidad de la Ficción (Investigación).





Estudio encuentra que los Niños expuestos a la religión tienen dificultades para distinguir la Realidad de la Ficción.

The Huffington Post | Por Shadee Ashtari
Publicado: 21.07.2014 16:56 EDT


Los niños pequeños que están expuestos a la religión tienen dificultades para diferenciar entre la realidad y la ficción, según un nuevo estudio publicado en la edición de julio de “Cognitive Science”.

Los investigadores presentaron niños de 5 - 6 años de edad de las escuelas públicas y parroquiales con tres diferentes tipos de historias - religiosos, fantásticos y realistas - en un esfuerzo para medir qué tan bien podían identificar narrativas con elementos imposibles y ficticios.

El estudio encontró que, de los 66 participantes, los niños que iban a la iglesia o se inscribieron en una escuela parroquial fueron significativamente menos capaces que los niños seculares para identificar elementos sobrenaturales, como animales que hablan, como ficticios.

Al relacionar los aparentemente imposibles eventos religiosos realizados a través de la intervención divina (por ejemplo, Jesús transformando el agua en vino) con los relatos de ficción, los niños religiosos confiarían más decididamente en la religión para justificar sus falsas categorizaciones.

"En ambos estudios, [los niños expuestos a la religión] eran menos propensos a considerar a los personajes de las historias fantásticas como falsos, y en línea con esta ambigüedad, ellos lo relacionaron más con la realidad y recurrieron menos a la imposibilidad que los hijos de seculares", concluyó el estudio.

Refutando anteriores hipótesis que afirman que los niños "nacen creyentes", los autores sugieren que "la enseñanza religiosa, especialmente la exposición a historias de milagros, lleva a los niños a una receptividad más genérica hacia lo imposible, es decir, una mayor posibilidad de aceptar que lo imposible puede suceder como una causa común y ordinaria”

Según 2013-2014 datos de Gallup , aproximadamente 83 por ciento de los estadounidenses se adhieren a una afiliación religiosa, y un grupo aún mayor - 86 por ciento - creen en Dios.

Más de un cuarto de los estadounidenses, el 28 por ciento, también creen que la Biblia es la palabra real de Dios y debe ser tomada literalmente, mientras que otro 47 por ciento dice que la Biblia es palabra inspirada de Dios.





Los niños expuestos a la religión tienen dificultades para distinguir la realidad de la ficción (Investigación)


Por Scott Kaufman
Viernes, 18 de julio 2014 12:28 EDT


Un estudio publicado en la edición de julio de “Cognitive Science” (Ciencia Cognitiva) determinó que los niños que no están expuestos a las historias religiosas son más capaces de decir que los personajes de estas "historias fantásticas" son ficticios; mientras que los niños criados en un ambiente religioso, incluso "enfocan éstas historias fantásticas con flexibilidad"

En "Los juicios sobre realidad y ficción de los niños de entornos religiosos y no religiosos," de Kathleen Corriveau, Eva Chen, y Paul Harris, demuestran que los niños suelen tener una "sensibilidad a los elementos inverosímiles o mágicos en una narración", y pueden determinar si los caracteres en el relato son reales o de ficción, tomando por referencias elementos fantásticos en la narración, como "velas invisibles" o "una espada que le protege del peligro todo el tiempo."

Sin embargo, los niños criados en hogares en los que se encuentran con frecuencia relatos religiosos no tratan esos relatos con el mismo escepticismo.

Los autores creen que estos niños que "piensan en ello como algo similar a los cuentos de hadas", juzgando “los hechos descritos como inverosímiles o mágicos y llegan a la conclusión de que los protagonistas de estos relatos sólo son falsos"


Y, sin embargo, "esta predicción es probable que esté mal", porque "con el testimonio apropiado de los adultos" en hogares religiosos, los niños "concebirán al protagonista en las narraciones como una persona real, incluso si la narración incluye sucesos imposibles".

Los investigadores tomaron a 66 niños entre las edades de cinco y seis años y les hicieron preguntas sobre las historias; algunas de las cuales fueron extraídas de cuentos de hadas, otras del Antiguo Testamento... a fin de determinar si los niños creen que los personajes en ellas eran reales o de ficción .

"Los niños con exposición a la religión (a través de asistencia a la iglesia, la escuela parroquial, o ambos) juzgaron a los personajes de las historias religiosas como reales", escribieron los autores. "Por el contrario, los niños que no tienen dicha exposición juzgaron que eran ficticios", tal como lo habían hecho con los personajes de cuentos de hadas. Pero los niños con exposición a la religión juzgaron a muchos personajes fantásticos, pero no explícitamente en las historias religiosas, que también consideraban reales: Es el equivalente de ser incapaz de diferenciar entre el personaje de Tom Sawyer de Mark Twain y el personaje real de George Washington.

Esta conclusión contradice estudios anteriores en los que se decía que los niños "Nacían creyentes", es decir que poseían "una credulidad natural hacia los seres extraordinarios con poderes sobrehumanos. De hecho, los niños seculares respondieron a las historias religiosas, de la misma manera como responderían a historias fantásticas: juzgaban al protagonista como ficticio"

Los investigadores también determinaron que "la enseñanza religiosa, especialmente la exposición a las historias de milagros, lleva a los niños a una receptividad más genérica hacia lo imposible, es decir, una más amplia aceptación de que lo imposible puede suceder en contraparte a las relaciones causales ordinarias."
0
0
0
0No comments yet