About Taringa!

Popular channels

Los números negros por los que el Estado decidió intervenir

Germán Vaccaro, el ex presidente de la confederación, es el principal apuntado por las irregularidades; todos los motivos que llevaron a este desenlace



Luego de varios años de éxitos deportivos impensados tiempo atrás, y a 24 días del debut del seleccionado en el Mundial de España, la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) fue intervenida ayer por el Estado nacional, a raíz de una "delicada situación económica e institucional", según la resolución 1267/2014 del Ministerio de Justicia, publicada por el Boletín Oficial.

La medida, extrema en el caso de una entidad deportiva, satisfizo a los jugadores de la Generación Dorada (ver aparte), que habían amenazado con renunciar al equipo nacional en caso de que continuaran los dirigentes, a quienes imputaban ser corresponsables del estado financiero de la CABB. Muchos de éstos dimitieron en los últimos días, pero algunos, como el vicepresidente tercero, Fabián Borro, permanecían en sus cargos. Esta acción oficial durará 180 días hábiles administrativos, o sea, casi nueve meses corridos, y tras ella, siempre que no haya alguna prórroga, se convocará a una elección de autoridades, "una vez saneada la entidad".


Los basquetbolistas, encabezados por Luis Scola, habían pedido al secretario de Deporte, Carlos Espínola, que tomara cartas en el asunto. El funcionario presionó al pampeano Germán Vaccaro, titular de CABB, para que renunciara, cosa que ocurrió a fines de abril; quedó a la cabeza el vicepresidente primero, el chaqueño Ricardo Siri, y éste perdió después una elección a manos del santiagueño Daniel Zanni. Todos formaban parte de la consejo directivo desde hacía tiempo, y ninguno era aceptado por los jugadores, que reclamaban un "cambio profundo", una renovación total que llevara "honestidad, transparencia y profesionalismo" a una entidad ensombrecida por grandes e inexplicables deudas, a pesar de los años gloriosos en lo deportivo.

Fue designado interventor Federico Susbielles, bahiense de 44 años, ex basquetbolista (participó en ocho temporadas de Liga Nacional) y actual gerente de Coordinación de Unidades de Gestión Local de PAMI. Y el veedor ante FIBA América será Eduardo Bazzi, que pronto dejará la presidencia de la Asociación de Clubes (ver aparte). La presencia de Bazzi para informar a la FIBA es lo que evita que la Argentina sea desafiliada pese a la intervención gubernamental, algo prohibido en los reglamentos de la entidad internacional.





Los considerandos mencionan varios casos presuntos de fraude o estafa. Mayormente se trata de deudas no documentadas, cheques sin fondos (ver aparte), desvío de dinero y decisiones que debían ser colegiadas pero fueron tomadas de forma individual, principalmente en la gestión de Vaccaro, pero también durante la de Zanni. Según Télam, el pasivo total de la institución es de unos 23 millones de pesos; según DyN, de alrededor de 25 millones.

8 millones de pesos sería la deuda por cheques rechazados por falta de fondos de una cuenta en Banco Nación.
Eso incluye, según las denuncias de Entre Ríos y Santa Cruz, "una importante deuda previsional" y otra con una agencia de viajes "por pasajes emitidos para los campeonatos internacionales". Por caso, se cita que la gestión encabezada por el directivo pampeano "estuvo teñida de irregularidades y manejos arbitrarios" y que hubo "depósitos efectuados en la cuenta personal del señor VACCARO de fondos correspondientes a la Confederación que presidía; recibos suscriptos por el presidente derivados de la reventa de entradas respecto del mundial a celebrarse en España y facturas emitidas por la agencia de viajes HUB TRAVEL a la Confederación, por emisión de pasajes aéreos a nombre del señor VACCARO y su esposa". La resolución expone también la "histórica deuda con los jugadores profesionales del seleccionado mayor de básquet, por la falta de pago de viáticos y premios".

Si bien las más altisonantes son las imputaciones económicas, también se objeta "el manejo informal de los recursos humanos, en violación a la normativa laboral vigente, el llevado irregular de los libros sociales y la falta de celebración en tiempo y forma de las reuniones del órgano de administración y de las asambleas, con el natural menoscabo al derecho de información de las entidades afiliadas". En este rubro se apunta al santiagueño Zanni, que para afrontar las necesidades más urgentes de CABB ni bien asumió, a principios de julio, recurrió a fondos de la Confederación Argentina de Deportes (CAD), presidida por su amigo Víctor Santa María, secretario general del gremio Suterh y titular del Partido Justicialista porteño. A Zanni se le objeta haber cedido a CAD, sin consultar a los demás directivos, acreencias de CABB con la Secretaría de Deporte por 918.531 pesos. En una conferencia de prensa ofrecida junto a Zanni, Myriam Costa, dirigente de CAD, había indicado que el préstamo de ésta a CABB era de unos "700.000 pesos".

277 mil dólares, en este caso sí registrados, que la CABB le debería a FIBA.
En tanto, Espínola manifestó a TyC Sports: "La verdad es que es una medida que nunca habríamos querido tomar, pero no había otro camino. Veníamos buscando caminos de consenso entre la dirigencia, pero fuimos recibiendo mayor información y el proceso fue llevando a tomar decisiones más duras". Y fue más allá: "No volví a hablar con Vaccaro [desde la renuncia]. Hay muchas irregularidades en su gestión, y ahora tendrá que responder. Esto no es sólo una intervención. Se seguirá investigando, se llevará a cabo una auditoría que determinará la situación real y se tomará las medidas necesarias", agregó.

Y destacó a los deportistas que iniciaron esta transformación: "Sentí el compromiso y entendí el reclamo de los jugadores. Se pusieron firmes en el reclamo de la limpieza en el deporte. Y ahora se ven los resultados", subrayó el ex medallista olímpico.
0No comments yet
      GIF