Check the new version here

Popular channels

Los Simuladores, la banda que hacía 40 intentos

Los Simuladores, la banda que hacía 40 intentos de secuestros virtuales al día






Hacían por lo menos 40 intentos diarios, hasta que alguien les prestaba atención y caía en la trampa, siempre de madrugada o bien temprano en la mañana para aprovechar el desconcierto de las víctimas, turbadas entre gritos, amenazas y desgarradores pedidos de auxilio: "¡Ayudame, mamá, por favor mamá! Me lastiman". Pero siempre se trató de una puesta en escena de una banda de extorsionadores que en cuatro meses se alzó con más de un millón de pesos, alhajas y relojes de oro, ejecutando secuestros virtuales.

La banda de "Los Simuladores", según describió la división antisecuestros de la DDI de Mar del Plata, la integraban "criollos y gitanos". Pero es una modalidad que se extiende en distintas partes del país. En abril fue detenido uno de sus cabecillas y el otro cayó en Córdoba. Este último declarará hoy ante la Justicia. La fiscal Andrea Gómez les imputa 24 secuestros virtuales (los delitos son extorsión y asociación ilícita) y ahora pidió la elevación a juicio a la Justicia de Garantías.

La organización hacía inteligencia. Ocupó por los menos tres casas entre enero y abril del año pasado, en distintos barrios, y los secuestros los hacían por esas zonas. Hubo noches en que llegaron a concretar tres: el 25 de marzo, una de ellas, se alzaron con más de 150 mil pesos en pocas horas. Les quemaba el dinero: tan rápido como lo obtenían, lo gastaban. Uno de los detenidos, sin ocupación comprobable, se había comprado un coche importado convertible y gastaba en ropa de marca y electrónicos.




Se trata de Ian Iglesias Hachmann, de 25 años. Lo detuvieron junto a otro joven durante un allanamiento en una casa de Punta Mogotes. Allí encontraron chips de teléfonos, algunos usados y otros sin estrenar, dinero y alhajas. También un bolso que los incrimina: lo reconoció una de las víctimas como el que había usado para entregarles el rescate.

Al declarar en la fiscalía, Iglesias Hachmann reconoció haber integrado la banda. Su cómplice, Carlos Christon, estaba prófugo en esta causa hasta que se lo localizó detenido en Córdoba. Se sabe que tenían otros cuatro laderos: "Ianco", "Jonathan", "Francisco" y "Chapu", más una mujer, pero no pudieron ser identificados.

De la casa se secuestró una computadora en la que se registraron accesos a sitios que proporcionan datos personales. "Investigaban para hacer creíble la escena que montaban, así conocían nombres y otros datos para llevar adelante la extorsión", contó a Clarín una fuente de la investigación. Intercambiaban roles, haciéndose pasar por los hijos de las víctimas que pedían ayuda a gritos, al tiempo que en posición de secuestradores presionaban en tono intimidatorio.

En todos los casos, los delincuentes hacían arrojar el botín en una bolsa a la vereda o en la esquina y enseguida lo pasaban a buscar, generalmente en el mismo coche, un Volkswagen Voyage gris topo; una de la víctimas llegó a filmar el vehículo.

Se estima que la organización recaudó 375 mil pesos, unos 102 mil dólares y 11 mil euros, además de valiosos relojes, anillos y pulseras de oro. Aunque hallaron dólares y euros al momento de la detención, al dinero lo gastaban rápidamente electrónicos, ropa, una moto y hasta un Peugeot convertible, valuado entonces en 228 mil pesos.

Además del pedido a elevación a juicio, en manos de la jueza de Garantías Lucrecia Bustos, Gómez solicita el sobreseimiento del segundo hombre detenido en el allanamiento ("estaba en el momento inoportuno en el lugar equivocado", asegura la fiscal).

Por los delitos de extorsión y asociación ilícita en concurso real, más la sumatoria de los 24 casos, Iglesias Hachmann y Christon podrían tener penas de hasta 50 años de prisión.
0
0
0
0
0No comments yet