About Taringa!

Popular channels

Los sirios recuerdan con emoción a Hugo Chávez

Los sirios recuerdan con emoción a Hugo Chávez




26/05/13.- Un viaje de varios periodistas latinoamericanos a Siria, en días recientes, nos aproximó a la realidad del conflicto que desde hace 26 meses afecta a ese país árabe. Constatamos la guerra de agresión contra el pueblo, el Gobierno y la nación siria, por la pretensión de dominio imperial occidental en Medio Oriente.

Nos entrevistamos con funcionarios y ciudadanos de a pie en Damasco. Los sirios en general quieren la paz, pero advierten que esa paz no será a costa de la independencia ni de los daños económicos al país. Un ejemplo: Ocho millones de turistas visitaron Siria en 2010, y apenas 100 mil están registrados en 2011. Fue en marzo de ese año cuando se inició la agresión de las potencias, (Estados Unidos, la Unión Europea, Turquía, las monarquías petroleras del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y también Israel). En 2012 las cifras de turistas marcaron cero.

Damasco es la capital más antigua del mundo, con 8 mil años. Al llegar escuchamos ráfagas y cañoneos a lo lejos. La gente está acostumbrada y tiene confianza en que el ejército sirio domina la situación y va a ganar la guerra. Ahora sí parece que el terrorismo no pasará.

Nos acercamos a la iglesia ortodoxa para una entrevista con el Patriarca. No estaba. Además, él sufre los avatares propios de quien le han secuestrado a un hermano: no puede hablar mucho.

Pero los sirios dan respuestas inmediatas sobre la guerra de agresión. Señalan que si las potencias quieren llevar la democracia al Medio Oriente, que empiecen por Arabia Saudita. En efecto, el conflicto permite ironías que no dejan de advertir la crueldad contra ese país: los sirios advierten cómo una presuntamente cristiana Europa envía armas a grupos terroristas que aniquilan y desplazan cristianos en Siria.

Sorprende la admiración por Hugo Chávez. Todos nos advertían que por aquí pasó el presidente Chávez, aquí comió con el presidente Bashar al Assad. Otros enviaban condolencias y bendiciones.

El mercado, al lado de la iglesia ortodoxa y la mezquita de los Omeyas, tiene 700 años. La guerra no ha frenado su dinamismo. Naim Chabouk, de la Unión Sirio- Venezolana, nos sirvió de traductor cuando un vendedor se enteró de que éramos venezolanos: Nos abrazó, nos llenó de besos y manifestó pena por la muerte de Chávez, amigo de Siria. El comerciante también lanzó insultos a la Liga Árabe y luego dijo: ¡Un zapato de Chávez vale más que todos los gobernantes árabes!

Nos invitó a comer de sus caramelos lleno de emoción. Exultante.




0No comments yet