Check the new version here

Popular channels

Lucas Hoyos, el héroe necesario en Instituto









Al final apareció Lucas Hoyos. Después de un partido correcto, en el que ofreció gran seguridad, se preparó para volar en la definición por penales, tras el meritorio 0-0 ante un Belgrano que no había podido doblegarlo. Dos veces llegó a destino y, luego, cuando debió patear, venció a Juan Carlos Olave, en una rara alquimia que lo convertía en el portador de esa medicina necesaria para atenuar tanta malaria en Instituto. El ex arquero de Gimnasia y Esgrima de Jujuy le detuvo el tiro a Claudio Pérez, un especialista en tiros de los 12 pasos (su registro en la B quedó en 9 de 11 ya sea en tiempo reglamentario y en definiciones).

Luego, fue el turno de detener el disparo de Lucas Parodi y en la acción siguiente, fue a buscar su propio tributo. Su tiro batió a Olave y le dejó a José Luis García la chance de cerrar la definición con el cuarto penal para Instituto. Tras la conversión de Lucas Zelarayán, “el Pipi” dejó el marcador final en 4-2.

La escena se llegó de gritos contenidos, abrazos y llantos en algunos casos mientras el Estadio Mario Kempes se dividía entre los albirrojos que no se querían ir más y los celestes que se marchaban con la cabeza gacha por una nueva eliminación de la Copa Argentina.

Y en el medio de los abrazos, estaba Hoyos. “Al fin. Nos merecíamos este triunfo”, alcanzó a balbucear, el cuidapalos albirrojo, que era abrazado por todo el Mundo Instituto. Era uno de los buenos que había aparecido en un momento casi desesperante. Hoyos era el héroe que Instituto necesitaba en ese momento. Nunca tan determinante como en una definición por penales.

Y pasó Instituto, que había hecho el partido que desde la táctica neutralizó a Belgrano, el del quinto en el campeonato de Primera División. “Tuvimos un plus. Por eso también estuvimos más cerca de ganar el partido”, decía Gastón Machín. Y no era para menos, Instituto no llegó demasiado, pero tuvo algo del Belgrano de Ricardo Zielinski, quien en determinados momentos puso toda la carne en el asador.

“Tuvimos orden. Es verdad. Nos parecimos al equipo rival. Ojalá sea un punto de partida”, se esperanzó el DT Mazzola. Por la Copa Argentina volverá a jugar ante el ganador de San Lorenzo y Viale de Entre Ríos, aunque no tiene fecha. Su desafío más importante será el lunes ante Santamarina en Tandil. Para Belgrano, la Copa es historia (no le ha ido bien en sus participaciones) y enfocarse en el compromiso en el que recibirá a Quilmes, el lunes a las 21.10.
0
0
0
0
0No comments yet