Check the new version here

Popular channels

Lula da Silva es detenido por lavado de dinero en Petrobras

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue conducido hoy a una comisaría de la Policía Federal en Sao Paulo para que rinda testimonio en el marco de una investigación que lo implica en un caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, confirmaron fuentes oficiales.

De acuerdo con la prensa local, el exmandatario fue llevado a la sede de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas, donde debería prestar declaración, lo que fue corroborado a Efe por fuentes políticas.

Lula fue llevado a comisaría después de que los agentes allanaran esta mañana su domicilio particular, la casa de uno de sus hijos y otras residencias cuya propiedad se le atribuye a su familia, dentro de una nueva fase de la operación que investiga los millonarios desvíos de dinero que se produjeron en Petrobras.

La operación fue ordenada por el juez federal Sergio Moro a pedido del Ministerio Público Federal, que sostuvo en un comunicado que "hay evidencias de que el expresidente Lula recibió valores oriundos del esquema Petrobras por medio del destino y reforma de un apartamento de tres plantas y de una finca campestre en Atiaba".

Ambos inmuebles figuran a nombre de personas próximas a Lula, pero las autoridades sospechan que en realidad pertenecen al exmandatario, a quien investigan por "lavado de dinero" y "ocultación de patrimonio".

La Fiscalía asegura que Lula "fue uno de los principales beneficiarios de los delitos" y que hay "pruebas" de que esas actividades ilícitas "lo enriquecieron y financiaron campañas electorales y la caja" del Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen él y la actual mandataria, Dilma Rousseff.

"Surgieron en la investigación referencias al nombre del expresidente Lula y de personas cuya actuación fue relevante para el éxito de la actividad delictiva", agrega la Fiscalía.

La operación llevada a cabo por la policía comenzó a primera hora de la mañana, cuando los agentes se presentaron en la residencia de Lula en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en la periferia de Sao Paulo.

También fueron allanadas la sede del Instituto Lula, que dirige el exjefe de Estado, además de la finca de Atibaia y un apartamento en el balneario de Guarujá, en el litoral paulista.

Mientras se llevan a cabo los mandatos de la policía, varios grupos de personas partidarias y contrarias al gobernante Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Lula y la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se enfrentaron en Sao Bernardo do Campo, la localidad donde vive el exmandatario, y en el aeropuerto de Congonhas.

En las últimas semanas, el Instituto Lula ha divulgado varios comunicados para negar que se haya beneficiado de las corruptelas de la estatal Petrobra, que salpican a una veintena de grandes empresas y a medio centenar de políticos.

Sin embargo, la situación de Lula se complicó ayer, cuando fue difundida la declaración del exjefe del grupo oficialista en el Senado Delcidio Amaral, delator en el caso Petrobras, que aseguró que el exmandatario "ordenó" sobornar a algunos de los detenidos para obtener su silencio y que no colaborasen con la justicia. EFE

Lula da Silva sale en libertad después de ser interrogado el caso Petrobras

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ha sido puesto en libertad después de responder durante tres horas a preguntas sobre su relación con la trama de lavado de dinero y corrupción del 'caso Petrobras'. La Policía registró a primera hora de la mañana el domicilio particular del ex mandatario, conocido como 'Lulinham', la casa de uno de sus hijos y otras residencias cuya propiedad se atribuye a la familia, en el marco de la 'Operación Lava Jato'.

Según la Policía existen pruebas de que Lula se ha beneficiado de la trama de sobornos de Petrobras a través de reformas que realizó en su casa de vacaciones. Además, también hay evidencias de que las campañas del Partido de los Trabajadores y los gastos del ex mandatario fueron costeados ilegalmente.

"El ex presidente Lula, además de ser el líder del partido, fue el responsable último de la decisión sobre quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de estos sobornos", afirma un comunicado de la Policía.

"Hay evidencia de que los sobornos le enriquecieron y financiaron las campañas electorales y las arcas de su partido político", añade la nota.

"No hay una motivación política"

La operación se enmarca en las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras y fue ordenada por el juez federal Sergio Moro, que está a cargo de las averiguaciones sobre una red que se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares de las arcas de la petrolera.

Según confirmó la Policía Federal, los agentes iniciaron las indagaciones a las 06.00 hora local (10.00 GMT), cuando se presentaron en la residencia de Lula en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, en la periferia de Sao Paulo. Según los informes, el ex mandatario, que se encontraba solo en casa, abrió la puerta y "tesaba tranquilo".

También registraron la sede del Instituto Lula, que dirige el ex presidente; una finca de la localidad paulista de Atibaia y un apartamento en el balneario de Guarujá, entre otros lugares. En esos dos últimos casos, las autoridades sospechan que esas propiedades pertenecen en realidad a Lula, aunque figuran a nombre de otras personas allegadas al ex mandatario.

El instituto que dirige el expresidente ha denunciado la vasta operación policial en su contra como una "agresión al estado de derecho", que calificó de "arbitraria, ilegal e injustificable".

http://estaticos.elmundo.es/assets/multimedia/imagenes/2016/03/04/14570963509438.jpg

Su familia, en el punto de mira

Fuentes policiales han confirmado que también ha sido allanada la residencia en Sao Paulo de uno de los hijos de Lula, que está bajo sospecha de haber incurrido en algunas prácticas corruptas junto con su padre.

La policía ha confirmado que se están llevando a cabo 33 órdenes de registro y 11 órdenes de detención, incluyendo dos en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, una de ellas la del ex presidente.

Además de Lula, entre los objetivos de la operación se encuentran su esposa, Marisa, y sus hijos Marcos Cláudio, Fábio Luis y Sandro Luis, así como su hija Marlene Araujo.

Hace tan sólo unas horas el Instituto Lula emitía un comunicado en el que negaba su conocimiento y participación en la gran red de corrupción en la petrolera estatal. El ex mandatario aseguraba en la nota que "jamás participó, directa o indirectamente, de cualquier 'ilegalidad', ya sea en el caso que afecta a la petrolera o en cualquier otro, antes, durante o después de su gobierno".

El comunicado de Lula hacía referencia a un artículo publicado en la revista 'Istoé' en el que se publicaba una supuesta declaración del ex líder del Gobierno en el Senado, Delcidio Amaral, en la que acusa a Lula y a su sucesora en el cargo, Dilma Rousseff, de tener conocimiento de la trama corrupta y de intentar ocultarla ante la Justicia.

Según la publicación, el senador, que pertenece al mismo partido que Lula y Rousseff (el Partido de los Trabajadores), declaró que fue Lula quien le "pidió expresamente" que intentara sobornar al ex director de Petrobras Nestor Cerveró, uno de los principales implicados en el escándalo, para convencerlo a no seguir colaborando con la justicia.
0No comments yet