Check the new version here

Popular channels

¿Macri 2018? Otra señal de alerta para Mauricio



Esto con Pino Solanas no pasaba...

El lider del PRO buscará ahora que la derrota en Santa Fe no lo dañe. En estas horas definirá su fórmula, las listas y se lanzará de lleno a la campaña porteña, donde espera que Larreta le de un triunfo contundente




Mauricio Macri quería festejar en Santa Fe con Miguel del Sel y no pudo porque pese a que el PRO sostiene que le ganó al socialista Miguel Lifschitz por una mínima diferencia, los resultados oficiales dan ganador al candidato del Frente Cívico y Social por 2128 votos, lo que equivale al 0,11 por ciento de los votos. Ahora habrá que esperar el escrutinio definitivo ante un resultado muy cerrado y en medio de denuncias cruzadas. El candidato del PJ, Omar Perotti, hizo una gran elección, quedó cerca y también pidió abrir todas las urnas. Para conocer el ganador definitivo habrá que esperar pero ya se analiza cómo afecta las candidaturas presidenciales, sobre todo la de Macri.

En el PRO intentan medir el impacto nacional que tiene la elección santafecina. Lo único que admitían en el grupo de confianza del jefe de gobierno porteño es que no esperaban la paridad que marcó la elección y mucho menos perder por 2000 votos. Estaban convencidos que ganaba "Miguel" y que lo haría por varios puntos sobre el socialismo. De todos modos, anoche ya se buscaba medir daños y proteger la candidatura presidencial. "Mauricio está primero en Santa Fe. Eso no cambió. Vamos a ganar en las PASO en esta provincia y después en octubre", dijo uno de los más estrechos colaboradores de Macri. La prioridad por estas horas es evitar que el resultado afecte a Macri. El jefe de gobierno porteño sigue sosteniendo que De Sel ganó la elección por 0,7 por ciento de los votos, que hay 75 telegramas impugnados y que esta situación "extraña" debe quedar libre de toda sospecha.

El PRO no hizo denuncia de fraude y va a esperar el escrutinio definitivo. Macri dijo que no debe quedar ninguna duda sobre la elección después de la compleja situación que ocurrió en las PASO santafecinas. La línea política que se bajó anoche en Santa Fe fue mostrar la necesidad de ir a contar los votos y no mostrarse derrotados, aunque las caras que se vieron con el correr de las horas mostraban otra cosa.

Macri había puesto en estas elecciones una fe especial, estaba convencido que De Sel le iba a dar un fuerte impulso a su candidatura previa a las elecciones porteñas del 5 de julio, donde Horacio Rodríguez Larreta buscará revalidar su amplio triunfo en las PASO porteñas. Ante esta situación en la que el socialismo ganó por una mínima diferencia, el Gobierno ya habla de triple empate por la paridad de los tres candidatos, y Del Sel reclama que se cuenten los votos que según él le dan el triunfo, el jefe de gobierno porteño intentará que esto no le quite fuerza a su candidatura.

La primer lectura que se hacía anoche en distintos sectores era que si Macri hubiera acordado con Sergio Massa, líder del Frente Renovador, su candidato Oscar Martínez podría haberle otorgado a Del Sel el triunfo con el aporte de su 3,66 por ciento. Macri ya anoche desterró esa teoría en privado porque en el PRO sostienen que los votos del Frente Renovador se hubieran ido de todas maneras a Perotti, es decir volver al peronismo. Macri es el primero en creer que los votos de Massa a él no le aportan y que si lo deja afuera de su proyecto, como hizo, esos votos serán siempre en su mayoría peronistas. El jefe de gobierno porteño no tiene ninguna duda de que hizo lo correcto cuando le cerró la puerta a Massa por consejo de Jaime Durán Barba, quien sostuvo que Massa no le iba aportar votos a su candidatura.

Ahora con el escenario planteado en Santa Fe, la estrategia del PRO está puesta al menos en duda debido a los resultados. Sin embargo, Macri no está dispuesto a cambiar sostenido en la teoría de que él va a ganar en Santa Fe primero en las PASO y después en octubre.

No es esa la visión que existe en el oficialismo. Daniel Scioli, gobernador bonaerense y precandidato presidencial del FPV, anoche estaba exultante con el desempeño de Perotti, aunque no viajó a la provincia para acompañarlo. Fue la sorpresa de la elección por su crecimiento respecto de su desempeño en las PASO y por haber quedado muy cerca de quienes hoy se disputan Santa Fe. Con el resultado de ayer, más allá de quien resulte finalmente ganador, el gobernador bonaerense siente que tiene una gran cantidad de votos que le ayudarán a ganar en primera vuelta la elección presidencial. Perotti ya ha declarado que apoya a Scioli en la interna que mantiene con el ministro Florencia Randazzo. "Daniel está cada vez cerca de ganar en primera vuelta", es lo que dijo uno de los hombres del gobernador. De la tremenda derrota electoral del senador Miguel Angel Pichetto, en Río Negro, prefieren no hablar.

La otra situación política que deja la elección de Santa Fe es el renovado impulso al Frente Cívico y Social que lleva a Margarita Stolbizer como candidata presidencial. La diputada fue terminante en la decisión política de no hacer acuerdos políticos con el macrismo, ni el massimo. Su apuesta es que Hermes Binner sea candidato a senador por Santa Fe y dispute con el candidato del PRO, Carlos Reutemann, y que el gobernador santafecino Antonio Bonfatti acepte ser su candidato a vice.

Lo que viene ahora es una espera de casi dos semanas para conocer los resultados definitivos de Santa Fe. Mientras cuentan los votos, Macri debe decidir en estas horas quién será su candidato a vicepresidente, todo indica que Durán Barba le habría aconsejado inclinarse por el cada vez más poderoso Marcos Peña, secretario de Gobierno en la administración macrista. Una vez más, como lo hizo en la interna por la jefatura de gobierno porteño, la senador Gabriela Michetti, no sería la elegida de Macri pese a que ya le habría expresado que aceptaría esa candidatura.

Además, el candidato presidencial del PRO debe definir las lista de candidatos. Técnicamente hasta el 20, cuando vence el plazo para presentar las listas de candidatos, puede sumar a los dirigentes del Frente Renovador en las listas en la provincia de Buenos Aires y aún en la fórmula bonaerense que encabeza María Eugenia Vidal. El intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, sigue siendo el objeto de los operadores macritas, además de otros dirigentes que podrían colocar en las listas. De todos modos, ya con Massa está todo descartado. El líder del Frente Renovador sigue firme en su carrera presidencial.

Macri ahora buscará que la derrota en Santa Fe no lo dañe, definirá en estas horas su fórmula, las listas y se lanzará de lleno a la campaña porteña, donde espera que Rodríguez Larreta le de un triunfo contundente, que ayer en Santa Fe no pudo festejar.


0
0
0
0No comments yet