Macri, en Río: buena onda con Del Potro y guiños para Brasil


Macri, en Río: buena onda con Del Potro y guiños para Brasil



Mauricio Macri llegó a Río de Janeiro, donde presenciará la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de esta noche. Apenas llegado a la ciudad, el presidente argentino tuvo un ameno diálogo con Juan Martín Del Potro y elogió la organización y el esfuerzo de Brasil, en medio de una gravísima crisis institucional, para organizar la cita que culminará el 21 de agosto.

“Brasil está poniendo todo en un momento crítico de ellos. Han puesto un gran esfuerzo por encima de la crisis y es seguro que los Juegos van a ser un éxito”, señaló Macri en diálogo con TyC Sports. También se lamentó por las críticas que recibió la organización: “Me había parecido injusta la crítica a Brasil. Cuando los agreden, descalifican a Sudamérica


”.En ese sentido, enfatizó el rol de aliado que le adjudica a Brasil: “Es como Boca-River, nos necesitamos el uno al otro. Hay que compartir una estrategia de crecimiento que incluye el deporte”.

El primer mandatario también elogió a Del Potro, quien en la primera ronda deberá jugar ante el número uno del mundo: “Tiene las herramientas para ganarle a Djokovic, aunque Nole es una máquina”. Luego, mantuvo una charla con el tenista por ese partido y le dio un mensaje de aliento. “Hay mucha expectativa acá en la Villa por ese partido. Es complicado, siempre que jugamos fue así. Pero ojalá haga un buen partido”, señaló Delpo ante el Presidente, a quien le agradeció su apoyo.

Macri, además, bromeó con el ex número 4 del mundo: "Me hubiera gustado entrenarme con vos para hacerte mejorar". Del Potro y Macri también charlaron de otras dos cosas que los unen: Tandil, la ciudad de la cual ambos son oriundos, y Boca, club del cual son fanáticos.

A su vez, el ex jefe de gobierno porteño conversó después con Facundo Conte, integrante del plantel de vóleibol, y con su padre Hugo, bronce olímpico en Seúl 1988 en esta disciplina.

Macri, al igual que otros 44 jefes de Estado, presenciará la ceremonia inaugural de los Juegos. El sábado volverá a Buenos Aires, aunque antes de su regreso al país, pasará por la Villa Olímpica para visitar a la delegación argentina.