Macri imparable: historica inversion ferroviaria

El monto forma parte de la mayor inversión en materia de seguridad ferroviaria de los últimos 30 años: US$ 250 millones destinados a la instalación del frenado automático de trenes en 280 formaciones y 1.500 kilómetros de vías.



El sistema de frenado automático arrancó esta semana a utilizarse en dos formaciones del tren Roca. Pero el plan es expandirlo a todos los ferrocarriles del área Metropolitana (Capital y GBA). Esta tarde se dio el primer paso: en el Ministerio de Transporte de la Nación, el titular de la cartera Guillermo Dietrich, junto a Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, firmaron con la empresa japonesa Marubeni la compra por el 100% de la tecnología de frenado automático que beneficiará a 300 millones de pasajeros por año y mejorará las condiciones laborales de 23.000 trabajadores ferroviarios.

La compra tiene un costo de US$ 63 millones y se realizará, mediante un crédito japonés. Se consiguió además una tasa de interés del 2.3%.


Expertos japoneses guiaron los trabajos, en talleres de Llavallol. A una empresa japonesa le compraron toda la tecnología.



La inversión total incluye además la modernización de todo el sistema de señalamiento, adecuaciones y obras necesarias para la incorporación de la nueva tecnología puesto que hoy el 62% de la red ferroviaria del área Metropolitana funciona sistemas de señalamiento mecánicos manuales de hasta 100 años de antigüedad.

Ya se lanzaron cuatro licitaciones que son el inicio del proceso de instalación de ATS para todas los trenes. Se trata de la adaptación del señalamiento actual de las líneas San Martín, Belgrano Sur, Urquiza y Roca. También se lanzó la licitación para las provisión y puesta en funcionamiento de nuevas islas de señalamiento en los ramales Diésel de las líneas Mitre y Sarmiento.