Popular channels

Macri y Xi Jinping celebran el 45 aniversario de relaciones


Macri y Xi Jinping celebran el 45 aniversario de relaciones diplomáticas bilaterales



Los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping celebraron hoy el 45° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Argentina, en un momento en que ambos países, asociados en un vínculo de nivel estratégico integral, atraviesan la mejor etapa histórica en materia de cooperación económica y cultural, con un amplio margen de crecimiento por delante.

Al celebrar el aniversario, el líder chino destacó que su país y Argentina son "amigos y socios sinceros, con confianza mutua" y resaltó el importante desarrollo que han tenido los lazos bilaterales desde su establecimiento en 1972.

En declaraciones a la agencia de noticias china Xinhua, el mandatario chino destacó los dos encuentros "fructuosos" que mantuvo con Macri el año pasado y el objetivo de Beijing de continuar trabajando para intensificar la relación con Argentina.

Por su parte, Macri -que viajará durante el primer semestre a China- subrayó que la relación bilateral se intensificó progresivamente desde su establecimiento en los años 70 y destacó que Argentina está dispuesta a continuar ese proceso de profundización.

"China necesita trabajar en su seguridad alimentaria y Argentina es un muy buen socio para eso. Argentina necesita más energía, y China es un muy buen socio para eso. Argentina necesita mejorar infraestructura y China ha sido muy exitosa en la construcción de nuevas infraestructuras. Esa complementariedad debe funcionar", destacó el presidente argentino a Xinhua.

La primera reunión de ambos mandatarios fue en una cumbre de seguridad nuclear en marzo de 2016 en Washington y la segunda, en la cumbre del G20 de Hangzhou, una ciudad costera de China, en septiembre pasado.

Desde 2014, cuando Xi visitó a la Argentina, la relación diplomática entre ambos países se mantiene en el nivel de asociación estratégica integral, el más alto que China concede en sus lazos bilaterales con otros país.

Entre los puntos políticos en común más importantes de la relación bilateral, China apoya firmemente el reclamo soberano de las Islas Malvinas y aboga por una solución pacífica de conflictos a través del diálogo y negociaciones sobre la base de las resoluciones de la ONU.

Argentina, por su parte, adhiere con firmeza a la política de "una sola China" en referencia al conflicto que Beijing mantiene con Taiwán desde el triunfo de la revolución comunista en 1949.

Además, ambos países suscriben a la Agenda 2030 y tienen posiciones similares en temas como desarrollo sostenible, el cambio climático o el G-20.

Según el embajador chino en Argentina, Yang Wanming, "somos socios de beneficio mutuo y ganancia compartida". En términos comerciales, China es el segundo socio de Argentina, el primer destino de exportación agrícola del país y el tercer inversor externo, dijo el diplomático.

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) coincide en el análisis optimista.

Según un informe de la entidad, el comercio entre la Argentina y China creció a una tasa promedio del 18% anual en los últimos 45 años de vínculo diplomático.

El embajador chino destacó que "la cooperación bilateral obtuvo un desarrollo acelerado partiendo de 0 y en 2015 el intercambio comercial sumó un récord: 14,5 mil millones de dólares, 150 veces más que el volumen de 1972".

Además, Beijing pasó a ser el mayor importador de la carne vacuna argentina, cuya venta a China representa el 40% de la exportación total del país en el rubro.

Pero aún más importante, la relación económica bilateral se diversificó en los últimos tiempos.

China es parte de una serie de proyectos emblemáticos argentinos en las áreas de energía hidroeléctrica y nuclear, así como en materia ferroviaria, de energías limpias y de construcción de viviendas.

"Fue especialmente en el año 2014, a raíz del establecimiento de la Asociación Estratégica Integral, cuando las relaciones bilaterales entraron en una vía rápida, situándose en su mejor etapa histórica en la actualidad", expuso el embajador, citado por un comunicado de la Cancillería argentina.

"China y Argentina, situadas en dos extremos opuestos de la tierra y a pesar de la distancia que las separa, mantienen una amistad de larga data que se renueva y fortalece con el transcurrir del tiempo", agregó el representante diplomático.
Su par, el embajador argentino en China, Diego Guelar, también destacó el vínculo bilateral.

"Salvando la relación con nuestros vecinos, el vínculo con China es el más importante que tiene Argentina en el mundo, tanto por la agenda actual como por su potencial de crecimiento y profundización", aseguró en declaraciones a la agencia Xinhua.

"China es un actor central del sistema internacional, complementario con nuestro país e interesado en seguir consolidando la relación bilateral. El siglo XXI es el siglo de China y Argentina debe saber interpretar y aprovechar inteligentemente esa coyuntura", agregó.

Varios analistas también destacan el crecimiento de la relación bilateral en este aniversario.

"Argentina pasa de una relación bilateral formal, lineal y plana, a una asociación estratégica integral", destacó el coordinador del Centro de Estudios sobre Asia del Pacífico e India (CEAPI) de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, Sergio Cesarín.

Las relaciones bilaterales comenzaron formalmente en los 70, pero los vínculos se pueden remontar hasta 1919, cuando el entonces presidente radical Hipólito Yrigoyen abrió un consulado en Hong Kong, un territorio por entonces aún bajo mandato británico.

En 1949, el presidente Juan Domingo Perón apoyó la revolución maoísta con el envío de barcos con cereales y, en 1954, el Instituto Argentino de Promoción del Intercambio firmó un acuerdo con China para cambiar alimentos por seda y minerales.

Los lazos diplomáticos se establecieron finalmente en 1972, luego de que la ONU reconociera a Beijing, en lugar de Taipéi, como sede del gobierno legítimo de China.

Sin embargo, la relación debería esperar hasta 2004 para que los gobiernos de ambos países profundizaran los intercambios comerciales, políticos y culturales.

En el libro "Todo lo que necesitás saber sobre China" (2015, Paidós), los escritores Gustavo Ng y Néstor Restivo, abordaron para el lector argentino y de manera parcial lo que "ha sido, es y puede llegar a ser ese mundo inarbarcable llamado China" como una forma de comprender el rol chino en el entramado mundial.

En el capítulo sobre la relación con Argentina los dos autores describieron un "amplio abanico de posibilidades para comerciar con China", desde laboratorios hasta educación, y afirmaron que la "desojización" del intercambio bilateral "es parcialmente posible", aunque reconocieron que ese bien primario sigue siendo la demanda central de China.

Mientras la relación económica avanza, se profundiza y complejiza, la mirada argentina promedio sobre el gigante de Asia está lejos de seguirle el paso y, según los autores, "los argentinos apenas conocen a China, un nación que gravita sobre el país con una fuerza enorme como su segundo socio comercial".


0
0
0
0No comments yet