Check the new version here

Popular channels

Maldita inflación

Los empresarios dicen que si tienen que importar con dólar de $15, lo trasladarán a precios, que no pueden afrontar una devaluación de 70% que es la diferencia entre el dólar oficial y el dólar contado con liqui. Mientras, el Gobierno se niega a oficializar el desdoblamiento cambiario, reina la incertibumbre y dispara la maldita inflación.



Luego de que el Gobierno informara que a partir del lunes las importaciones se deben cancelar con el dólar contado con liqui, esto es, cerca de los $15, la preocupación del empresario fue unánime y dejó fuera ningún sector.

Para el contado con liqui, se pagan los bonos con pesos y luego se los transfiere a una cuenta en el exterior, para después venderlos también contra dólares que quedan depositados fuera del país.

“"Ayer nadie quiso vender un insumo”", se quejó un empresario del sector del calzado que aseguró, en diálogo con el matutino 'El Cronista' que ayer difundió la noticia, que si la medida se concreta puede ser un desastre económico para ese sector.

Un pensamiento parecido circuló por otros sectores cómo el de neumáticos, maquinarias o empresas de consumo masivo. “"Tenemos mucha plata en la calle, si el lunes tenemos que pagar el dólar 15%, es una devaluación de 70% que terminaremos trasladando a precios”", dijo un empresario en estricto off the record.


En tanto, fuentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), confirmaron que si la situación se concreta una gran cantidad de empresas no podrá hacer frente a los nuevos valores sin trasladarlos a los precios.

El Ministerio de Economía dijo ayer que “tal como lo indican el Decreto 260/2002, las comunicaciones ‘A‘ 3471 y ‘A‘ 3473 del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Régimen Penal Cambiario Ley 19.359, el MULC es el único mercado legalmente habilitado parar cursar este tipo de operaciones. En igual sentido, la Carta Orgánica del BCRA (Ley 26.739) establece que esta institución es la única encargada de regular en materia cambiaria”.

Claro que, como sostiene 'Clarín', volcar esa instrucción en un texto normativo significaría lisa y llanamente la oficialización del desdoblamiento cambiario, algo que por ahora el Gobierno se niega a reconocer.

La Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) denunció que el Gobierno de Cristina Fernández le ‘sugirió‘ que los dólares que necesita para adquirir sus insumos los compre en el mercado paralelo, según indicó un cable de la agencia 'Noticias Argentinas'.

“"Hace una semana, el Banco Central les dijo a los bancos que comuniquen a sus clientes que por la escasez de reservas, las empresas deberán conseguirse las divisas en el mercado paralelo"”, dijo Miguel Ponce, vocero de CIRA.

Más tarde, Ponce se comunicó con este diario y dijo que el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, se comunicó ayer con él y le garantizó que todas las operaciones de comercio exterior se seguirán realizando al dólar oficial.

Tal como sostuvo el titular de 'abeceb' ayer, el economista José Luis Espert dijo que el salto en las cotizaciones paralelas del dólar y la posibilidad de que los importadores deban obtener las divisas que necesitan para pagar embarques a través del "contado con liquidación" desnuda la existencia de un desdoblamiento cambiario de facto.

"Los importadores van al liqui porque no les venden en el oficial", sostuvo y aclaró: "lo que está pasando acá es que el dólar oficial a $8,50 no da más. Por eso está tratando de limitar el efecto de la demanda de importadores en el mercado oficial, donde el Banco Central (BCRA) tendría una pérdida de reservas muy grande si vendiera. En los hechos, el BCRA está dando los pasos hacia el desdoblamiento cambiario. Que después vaya para atrás es otra cosa, pero el desdoblamiento es de facto porque hay varias cotizaciones del dólar que coexisten. Lo que yo no entiendo es por que no lo blanquean, niegan que haya un mercado desdoblado, niegan que manden al contado con liqui, pero después no les venden un sólo dólar al precio oficial".

Y finalizó: "–A los importadores te los están mandando a este dólar financiero en los hechos, lo digo con conocimiento de causa por clientes míos a los que no les venden y tienen que recurrir a ello. Así como niegan la inflación del 40%, ellos niegan que manden a los importadores a un dólar más caro, pero los mandan al cerrar al oficial".

Ahora que el Gobierno instó a los importadores a que vayan a la Bolsa para conseguir dólares, buscarán domesticar esa plaza bursátil.

Así es como, en las próximas horas, el Gobierno podría aplicar mayores controles regulatorios a una de las últimas vías de acceso para comprar dólares.

Según el matutino 'El Cronista', lo hará a través de distintos organismos: por un lado, la Comisión Nacional de Valores (CNV), es decir, la "pata" del Gobierno en el mercado de capitales, tiene en carpeta desde hace algunos días una serie de normativas que buscarán domesticar ese mercado y achicarlo, si bien es probable que también lo vuelvan aún más restringido.

La intención es sencilla: buscarán que la Anses y otras reparticiones puedan, a partir de la venta de títulos, controlar el valor del tipo de cambio en esa plaza, algo que se vuelve mucho más complejo cuando se manejan montos por encima de los US$100 millones.

"El mercado del contado con liquidación se volvió tan grande que la Anses ya no puede controlarlo", señaló el economista Nicolás Dujovne. "Mandar a importadores al contado con liquidación significa condenar a una abrupta caída a las exportaciones, que se liquidan en el oficial", agregó.

Si bien la intención del Gobierno no es cerrar ese acceso a las divisas, sí trascendió de fuentes de mercado que se buscará "depurar" el mercado, haciendo públicas operaciones que resultan "sospechosas" y generando así un menor volumen. En este sentido, se instrumentarían una modificación central en los plazos que se registran en la actualidad, –donde rige un plazo de 72 horas obligatorio entre la compra y la venta de un mismo título– que se extendería a 120 horas, desincentivando en la operatoria a muchos de los participantes habituales.

En esa línea, se habría sugerido desde distintas reparticiones del Estado que a partir del lunes esa mecánica sería de aplicación para un número mucho mayor de empresarios.

"Está empezando a ocurrir, no hay aviso oficial ni formal", fue la respuesta que dio el presidente de la Cámara, Diego Pérez Santiesteban, al periodista Nelson Castro.

Ahora, ¿cómo regulan al mercado de contado con liquidación?

El economista Jefe de Orlando Ferreres, Fausto Spotorno, "hay varias formas, sí, pero el costo es altísimo. Primero sería afectar las operaciones con Euroclear o cualquier otro clearing house, lo que desataría un problema más ligado a la deuda. En segundo lugar, sería como devaluar con todos los costos, sin nigún beneficio. En cambio la devaluación del dólar oficial ayudaría al sector exportador".

–"¿Entonces ve factible una suba forzada del dólar?", le preguntó 'El Cronista': "–El problema de hacerlo ahora es el tema del timing. El contexto actual es complicado, se necesita un clima más tranquilo. Y claramente lo que vemos hoy es incertidumbre y reacciones abruptas."

0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New