Mapa: el mundo dividido entre el café y el té

Mapa del día: el mundo dividido entre el café y el té



Millones de personas comienzan sus días, a lo largo y a lo ancho del planeta, con una bebida caliente, que además los estimula a salir del sueño, a despejarse y los ayuda a salir de una buena vez a la calle. Y a pesar de la popularidad de la yerba mate en países como la Argentina o Uruguay, para la mayoría la opción principal se define entre dos opciones: ¿Café o té?

Según un mapa interactivo (se puede pasar con el mousse, en el final de esta nota, por cada uno de los países para observar las preferencias) publicado por la prestigiosa revista británica The Economist, que recopiló datos en 79 países, el café predomina claramente en el continente americano y en Europa continental, mientras que la mayor parte de Asia y las naciones de la antigua URSS se inclinan por el té.

Como el geógrafo de la Universidad de Stanford Martin W. Lewis señala en su blog GeoCurrents, la geografía de las bebidas calientes ha cambiado notablemente a lo largo de los siglos. Lugares vez otrora famosos por el café (como Turquía) ahora prefieren té u otros estimulantes.

Gran Bretaña, por su parte, exportó su amor por el té hacia la mayoría de sus antiguos dominios coloniales, y no es ninguna coincidencia que Corea del Sur y Filipinas -ambos con estrechos vínculos con los EEUU- se encuentren entre las pocas naciones asiáticas que eligen el café sobre el té.

Aunque el café se produce a nivel mundial en mayores cantidades que el té -8,5 millones de toneladas métricas frente a 4,7 millones de toneladas métricas de té en 2011, según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU- sólo se requiere unos dos gramos de té para una taza, en comparación con los 10 gramos de café. Como resultado de ello, como escribió el geógrafo británico David Grigg, en todo el mundo "se toman tres tazas de té por cada una de café".