Marcha contra Dilma Rousseff por corrupcion




Se manifestaban de forma pacífica en el centro de Sao Paulo contra el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff (PT, izquierda), reelegida a finales de octubre, y contra los escándalos de corrupción que afectan a la estatal Petrobras.

La protesta, la segunda de este tipo celebrada en Sao Paulo tras las elecciones, fue convocada a través de las redes sociales. Hacia las 16H00 locales (18H00 GMT) 149,000 personas habían confirmado su presencia, aunque según informó la Policía a la AFP solo 2,500 se encontraban concentradas a esa hora en la céntrica Avenida Paulista.

El jueves pasado, una marcha “contra la derecha” organizada por el Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST) y otros grupos de extrema izquierda reunió en el mismo lugar a alrededor de 3,000 manifestantes según la Policía (aunque los organizadores hablaban de 22,000 y la prensa local los cifró en 10,000).

El tono de la protesta de este sábado; sin embargo, cambió respecto a la del 1 de noviembre, donde se pedía la destitución de la presidenta Rousseff e incluso se vieron carteles pidiendo “una intervención militar ahora” y “contra el comunismo.

La policía brasileña comenzó a interrogar a una veintena de personas arrestadas la víspera en la séptima fase de una gran operación anticorrupción que investiga una trama de lavado de dinero y fraudes en el seno del gigante petrolero Petrobras, la empresa más grande del país.