Check the new version here

Popular channels

Marido mandó matarla, ella apareció en su propio funeral

Apareció en su propio funeral y sorprendió al marido, que había mandado a matarla

Australia.El hombre contrató a sicarios, pero no cumplieron con lo pautado. En una entrevista, la mujer reveló detalles del encuentro.




Hace un año, un grupo de sicarios de Burundi (África) fue contratado por un hombre para que mataran a su esposa. Pero el asesinato no ocurrió como estaba planteado, y ella lo sorprendió en lo que era su propio funeral. Ahora, la mujer contó la experiencia al canal BBC y el increíble caso tuvo repercusión en el mundo entero.


Sucedió en febrero de 2015. Noela Rukundo vive en Melbourne, Australia, pero tuvo que regresar a su África natal porque había fallecido su madrastra. Estaba muy triste y estresada. Un día, al anochecer, mientras descansaba en su hotel, sonó el teléfono. La llamaba desde su casa Balenga Kalala, su marido y padre de tres de sus ocho hijos.




"Dijo que había estado tratando de encontrarme todo el día", contó Noela. "Le respondí que me estaba yendo a la cama. ¿A la cama? ¿Por qué estás durmiendo tan temprano?", indagó él. "Me preguntó: ¿Cómo está el tiempo? ¿Hace mucho calor? Y me dijo que saliera a la calle a tomar aire fresco", continuó la mujer, que sin dudarlo siguió su consejo. "No imaginé nada. Solo creí que me estaba cuidando, que estaba preocupado por mí", comentó en la entrevista.


Cuando salió del hotel, se encontró en una situación peligrosa. "Abrí la puerta y vi a un hombre que venía hacia mí. Luego me puso una pistola encima y me dijo: 'No grités. Si empezás a gritar, te disparo'. Entonces hice exactamente lo que él me dijo", relata la mujer. El hombre la llevó hasta un auto que estaba esperando. Ella se sentó entre dos sujetos, ambos armados. Le cubrieron la cara y el vehículo se puso en marcha.

Según el relato de la víctima, pasaron 30 o 40 minutos y luego el auto se detuvo. La metieron dentro de un lugar y la ataron a una silla. Entonces le preguntaron: "¿Qué le hiciste a este hombre? ¿Por qué nos pidió que te matemos?" Y ella lanzó: "¿Qué hombre?". Le respondieron: "¡Tu marido!" La mujer aseguró que su esposo no podía matarla y los acusó de mentirosos.

"Sos muy estúpida... Voy a llamar a quien nos pagó para matarte", le dijo el jefe de la banda. Agarró el teléfono y comentó a quien estaba del otro lado: "Ya la tenemos". Entonces puso el teléfono en altavoz para que ella escuchara la conversación. "Matala", soltó su marido. "Escuché su voz, era él. Sentí que mi cabeza iba a explotar", relató la mujer. Entonces, los delincuentes le describieron al hombre dónde iban a tirar el cuerpo. En ese momento, Noela se desmayó.



Cuando se recuperó, se dijo a sí misma: "Estoy muerta". Creía que nada podría salvarla. Pero uno de los sicarios la miró y le dijo: "No vamos a matarte. Nosotros no matamos a mujeres ni a niños". El marido había pagado un depósito, pero no la cuenta completa. Entonces volvieron a llamarlo y le pidieron otros 3.400 dólares australianos (unos 35.000 pesos argentinos) para concretar el trabajo. Después de pasar dos días en cautiverio, Noela fue liberada y tres días después pudo volver a Australia.

Y llegó el día del funeral. Noela fue hasta su casa, donde entraba y salían personas que iban a darle el pésame a su marido, quien había dicho que su esposa había muerto trágicamente en un accidente. Noela se acercó y se quedó frente a la casa, cuando el hombre salía para acompañar a un grupo de personas que había ido a acompañarlo en ese momento. "Se quedó paralizado mirándome, asustado, y empieza a caminar hacia mí, hasta que me alcanzó y me tocó el hombro. Entonces dijo: 'Noela ¿sos vos? '", relató la mujer. Y el hombre comenzó a gritar: "¡Lo siento por todo!"

"Su voz siempre vuelve en mis pesadillas: matala, matala", cuenta en su entrevista con la BBC. Y concluye: "Todas las noches recuerdo lo que pasó en esos dos días con los secuestradores. Pero debo mantenerme como una mujer fuerte. El pasado ya terminó. Estoy empezando una nueva vida".
0No comments yet
      GIF
      New