Check the new version here

Popular channels

Más de dos millones de jóvenes tiene problemas laborales en



Son 570 mil los que no trabajan ni estudian, de entre 19 y 24 años, según un informe de la Universidad Católica Argentina.



Mas de la mitad de los casi cuatro millones de jóvenes de entre 19 y 24 años que habitan en el país tiene problemas laborales.

De ese total, el 15 por ciento no estudia ni trabaja ni busca un empleo. Son los denominados “ni-ni” y representan 570 mil chicos, es decir, la mitad de población que tiene la ciudad de Córdoba.

En tanto, el 11 por ciento está desempleado (aunque puede que estudie); el nueve tiene otras formas de empleo (por cuenta propia, en el servicio doméstico o trabaja sin salario); y el 20 corresponde a los asalariados no registrados.

Los que cuentan con un empleo formal son el 19 por ciento del total de jóvenes, mientras que la mayoría, el 26 por ciento se dedica a estudiar, únicamente.

Los datos surgen de la serie “Informes de la economía real, empleo y desarrollo social” de la Universidad Católica Argentina, en base a la Encuesta Nacional de Hogares (EPH) y la de Hogares Urbanos (Eahu).

Coinciden asimismo con una encuesta hecha el año pasado en Córdoba por Perspectivas Sociales, para la Fundación Inclusión Social, que determinó que casi la mitad de los chicos del último año del secundario (44,1 por ciento) nunca trabaja y sólo una décima parte lo hace de manera permanente.



Calidad de educación


En el análisis, los investiga­dores de la UCA vinculan di­rectamente los problemas la­borales con el nivel y la calidad de educación que los chicos reciben.

Muestra de ello son los resultados de las EPH y Eahu: el 40 por ciento 
de los jóvenes de entre 19 y 24 años del país no terminó la secundaria. Si se analiza a los jóvenes de 19 y 20 años solamente, en 2012 se detectó sólo un 20 por ciento con título secundario; un 33 por ciento seguía estudiando, mientras que el 47 por ciento ya había abandonado.

Según la encuesta realizada en Córdoba, los principales problemas que los chicos veían de cara al mercado laboral estaban en ellos mismos. El 59 por ciento se refirió a carencias superables (no tener experiencia, estudios o habilidades específicas); el 33 por ciento a las habilidades necesarias para superar la instancia de selección (la entrevista laboral) y sólo el ocho por ciento veía una dificultad en la situación del mercado laboral.



Problemas de demanda


No obstante, la UCA advierte que, además de la falta de preparación adecuada de los jóvenes, también tiene que ver las regulaciones laborales con que el 19 por ciento de los jóvenes de entre 19 y 24 años tenga un empleo asalariado registrado.

“Contratar a un joven como trabajador registrado obliga a cumplir con los mismos requisitos legales que contratar a un adulto”, explica y agrega: “Dar el mismo trato regulatorio a un joven inexperto, con baja formación, y a un trabajador adulto, formado y con experiencia laboral, es un contrasentido que opera como un poderoso factor de discriminación en contra de los jóvenes”.

Según los investigadores, las barreras que imponen las regulaciones laborales se traducen en que el 20 por ciento de los jóvenes trabaja como asalariado no registrado.

“En la práctica, estas formas precarias de inserción laboral hacen las veces de un sustituto muy imperfecto de un adecuado régimen de aprendices que permitiría a estos jóvenes explorar alternativas de inserción laboral más promisorias”, aseguran.
0
0
0
0No comments yet