1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Massa se desinfla en el conurbano

La fuga de intendentes marca un panorama durísimo para el diputado nacional que tiene su bastión en Tigre. El kirchnerismo recupera jefes comunales y aspira a marcar la diferencia desde ahí.



El mapa del conurbano cambió notablemente en lo que va del año. Principalmente, los movimientos se dieron por la interminable ruptura de dirigentes bonaerenses con el Frente Renovador que conduce Sergio Massa.

En el mapa, los que abandonaron el espacio para volver al Frente para la Victoria están en blanco. Almirante Brown, con el intendente Bolettieri a la cabeza pero bajo el liderazgo de Darío Giustozzi, selló su regreso ayer, y anunciaría un acuerdo electoral en las próximas horas. Raúl Othacehé, de Merlo, hizo lo propio días atrás. Ayer, el intendente de Pilar, Humberto Zuccaro, compartió un acto con Daniel Scioli. Sandro Guzmán, de Escobar, había firmado el regreso la semana anterior. Entre mañana y el viernes los seguirá Gabriel Katopodis, de San Martín, y Luis Acuña, de Hurlingham. Ambos ya son contados como propios entre los armadores políticos del kirchnerismo, que repiten como un mantra que el conrubano representa el 23% del total del padrón electoral del país, y saben (por haberlo sufrido) del poder de los intendentes. El listado se cierra en el conurbano, aunque en el interior de la provincia la lista sigue y se podría sumar al intendente de Olavarría, José Eseverri, el único hasta aquí que decidió volver pero impulsando la candidatura de Florencio Randazzo.

Los que se cortaron solos

Tanto Jesús Cariglino, de Malvinas Argentinas, como Gustavo Posse, de San Isidro, armaron espacio y bloque legislativo propio. Cariglino se sumaría al PRO, mientras Posse fue descartado por absolutamente todos. El partido de Mauricio Macri domina en Vicente López, donde el primo del jefe de gobierno porteño, Jorge, buscará la reelección. Ellos aparecen en verde, y en amarillo Vicente López (junto a la ciudad)

Los leales a Sergio

El Frente Renovador, en tanto, conserva únicamente el respaldo de los intendentes de Tigre (su reducto principal), San Fernando y San Miguel. En el mapa, son los tres que están en celeste. Con ese panorama, el kirchnerismo ahora tiene solamente la necesidad de definir las internas de cada distrito, evitar que los que buscaban competir limen el poder de los intendentes... y esperar que no se fuguen a otros partidos.
0
0
0
0No hay comentarios