Check the new version here

Popular channels

Massa y el juego: Mentiroso, mentiroso

El diputado del Frente Renovador salió a pedir la estatización del juego en el país, intentando esconder sus estrechos vínculos con empresarios que manejan el negocio millonario de las tragamonedas. Una nueva bravuconada de un candidato en caída libre



Las encuestas actualmente muestran a Sergio Massa en un cómodo tercer lugar, mirando desde abajo a Mauricio Macri y Daniel Scioli. De ahí que esté recurriendo a desesperadas acciones para meterse por la ventana en el debate político. Con esa intención, el diputado del Frente Renovador (FR) ayer propuso al kirchnerismo estatizar los juegos de azar en la Argentina y hasta lo desafió a seguir el mismo camino que tomó con la nacionalización del sistema ferroviario.

Todo lo que brilla no es el terreno de la política. Buscando quedar parado en la vereda de un progresismo que no lo tiene entre sus clientes (las tragamonedas son un negocio que saquea las economía regionales y deja en la ruina a familias de clase media y sectores populares), el legislador salió a pedir algo meramente electoralista ya que si se analiza claramente su accionar en los últimos años, especialmente durante el paso que tuvo por la intendencia de Tigre, puede verse su íntima ligazón con los empresarios del sector que ahora pretende denostar desde lo discursivo.

Relaciones peligrosas

El casino Trilenium, perteneciente a la empresa Boldt de la familia Tabanelli en sociedad con el kirchnerista Cristóbal López desde enero del año pasado, es uno de los más grandes del país y se encuentra ubicado en la localidad de Tigre. Durante la administración de Massa como intendente, fueron decenas los encuentros y actividades oficiales del municipio que se realizaron en las instalaciones de la sala de juegos. Por ejemplo, allí se llevó a cabo la Expo-Tigre que hasta contó incluso con la presencia del entonces intendente y ahora candidato presidencial del Frente Renovador.

Tan cercana es la relación del empresarios del juego con el diputado nacional, que Massa también participó de los grandes agasajos que se hicieron en el año 2009 con motivo de la celebración del 10 aniversario de la fundación del casino en el Tigre. A su vez, se encontró en varias oportunidades con Tabanelli para programar lo que llamaba el “crecimiento” de la ciudad ribereña de cara al futuro.



A estas relaciones hay que agregarle que en la alianza que en el año 2013 hizo Massa con el macrismo a nivel provincial, se conformó una lista con varios candidatos que responden directamente al empresario del juego y actual presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici. Ellole motivó que le entrara mucho dinero para la campaña proveniente de las tragamonedas, sin que en esos momentos se escuchara la voz del legislador contra los juegos de azar.

Nombres como Christian Gribaudo, Silvia Majdalani y Soledad Martínez, ligados directamente al dueño de los bingos de Pergamino y Ramallo, alcanzaron o renovaron sus bancas en la Cámara de Diputados de la Nación a partir de formar parte de la lista del Frente Renovador. Lo mismo ocurrió con Orlando Yans en la Legislatura bonaerense, que actualmente forma parte del Pro.

Además, está el caso del actual diputado provincial Rubén Eslaiman, que integra el Frente Renovador y responde políticamente al matrimonio del sindicalista Luis Barrionuevo y la diputada nacional Graciela Camaño. El 8 de enero de 2014, de forma muy polémica, una comisión bicameral integrada por Eslaiman otorgó la habilitación para que funcione un casino en el hotel Sasso de Mar del Plata, que es regenteado por el sindicato de Barrionuevo.

Además el diputado provincial Juan Amondarain, operador político de Massa, fue uno de los principales artífices de la polémica renovación automática –por decreto- de las licencias de las salas de bingo que hizo el entonces gobernador Felipe Solá en el año 2006, que actualmente también forma parte del Frente Renovador. La maniobra generó mucha polvareda en aquel entonces y hasta se habló de pagos de coimas millonarias, en momentos en que Solá buscaba recursos para financiar su campaña reeleccionista en la Provincia, que se vio truncada por la imposibilidad de reformar la Constitución bonaerense.



Socios en la mira

La relación de Sergio Massa con Ángel Tabanelli, titular de la firma Boldt, siempre ha sido muy cercana, y más allá de que por mera conveniencia política el diputado reniegue de dicho vínculo, el mismo es incontrastable.

A lo largo de los años, Boldt, además de regentear la actividad de los casinos, también llevó adelante, en forma tercerizada, el control del sistema on line para controlar las apuestas.

Además de la sala de Tigre, la firma de los Tabanelli maneja los casinos de Mar del Plata, Miramar y Tandil, pero en ningún lugar estableció una relación tan destacada con el jefe político del distrito, como lo hizo con Sergio Massa.

La empresa cubre más del 70% de la demanda de procesamiento electrónico de apuestas, y cuenta con casi 1000 terminales de apuestas distribuidas por todo el país, además de 9 casinos y 6.265 máquinas tragamonedas.

Una conexión más que clara entre el poder político y el del juego, que pone eje en un tema que pocos abordan, y del cual los políticos no hablan y evitan tratar en épocas de elecciones.
0
0
0
0
0No comments yet