Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?




La policía británica no podía creer lo que estaba viendo. Un hombre comía el rostro de una mujer en un hotel de Gales. Para frenar al caníbal, lo matan.



Matthew Williams, un hombre de 34 años, fue denunciado por el personal del hotel ubicado en el pueblo de Argoed.

El caníbal mató a la víctima tras causarle varias heridas en la cara y después fue sorprendido por los agentes, quienes le provocaron una descarga eléctrica de 50.000 voltios con una pistola de aturdimiento, según ha informado este viernes el diario 'The Independent'.

Matthew Williams salió de la cárcel hace dos semanas, después de haber cumplido una condena de cinco años por atacar violentamente a su ex pareja.