Check the new version here

Popular channels

Mataron al "pichi" en una cita



¿De dónde llegaron las órdenes para exterminar a uno de los cabecillas más misteriosos de la organización criminal “la Oficina”? Tal es la pregunta que ronda las esquinas del bajo mundo, después de la muerte de Wilmar Alexis Metaute Zapata, alias “Pichi Calvo” o “Metaute”.
La última cita de su vida la cumplió a las 9:00 a.m. de este jueves 12 de junio, en un bar-discoteca del kilómetro 3 de la vía Las Palmas, en el suroriente de Medellín.
Alias "Pichi Calvo" falleció junto a su vehículo blindado, en el parqueadero de un establecimiento público. Cortesía.

El comerciante de 42 años llegó en una camioneta 4Runner blindada, conducida por Iván Darío Ciro Muñoz, de 26. Cuando estaban en el parqueadero, afuera del vehículo, fueron sorprendidos por sicarios, quienes les dispararon.
Cuatro impactos de bala terminaron con los días de “Pichi Calvo” en la escena del crimen, mientras que su acompañante fue conducido a un centro hospitalario con heridas de gravedad y pronóstico reservado. Los atacantes lograron escapar.
El general José Ángel Mendoza, comandante de la Policía Metropolitana, confirmó que el finado era cabecilla de “la Oficina”, y que estaba vinculado a la investigación por la masacre del 31 de diciembre de 2012 en el municipio de Envigado, en la que murieron 9 personas, entre ellas su socio Jorge Mario Pérez Marín, alias “Morro” (ver la NOTA RELACIONADA: Una carta habría desatado la masacre de Envigado).
Fue junto a este personaje que inició la carrera delincuencial de “Pichi Calvo”, de acuerdo con investigadores judiciales, que piden la reserva de su identidad. Metaute y Pérez despegaron siendo sicarios en el oriente de Medellín, al servicio de la banda “la Terraza”, que en los años 90 controlaba a casi todos los combos del Valle de Aburrá.
En aquel entonces, narran los investigadores, comenzaron a llamarlos “los Hermanitos” o “los Calvos”. Uno de los jefes financieros de la organización, Gustavo Upegui, los vinculó a su esquema de seguridad y allí empezaron a tener roce con las altas esferas de la mafia.
Ascendieron en la estructura y, ya con el grado de cabecillas, ingresaron al club de los traquetos. Junto a “Mateo”, “Mao” y “One Two Three” (o “Juantutri”, hoy muerto), lideraron actividades de narcotráfico y microtráfico de estupefacientes para “la Oficina”.
“Morro” extendió sus redes en Barrio Antioquia, la plaza de vicio más emblemática de Medellín, y “Pichi Calvo” se dedicó a establecer los contactos en Centroamérica, por lo cual viajaba constantemente.
Fuentes policiales comentan que entre los años 2000 y 2007, a Metaute le figuran 16 anotaciones, las veces que lo sorprendieron portando armas de fuego con salvoconductoen fechas en que estaba prohibido el porte. En el 2005 se desmovilizó con el bloque Héroes de Granada de las Autodefensas.
Los investigadores aseguran que parte del dinero obtenido por el narcotráfico, lo lavaba en transacciones de jugadores de fútbol, en equipos de Antioquia, el Eje Cafetero y Santander.
Cuando mataron a “Morro”, su entrañable socio, “Pichi Calvo” se fue de la ciudad. Al interior de “la Oficina” comenzaron las acusaciones de lado a lado, y algunos insinuaron que él participó de esa traición. Esta versión, sin embargo, no ha sido confirmada por la Fiscalía, que lleva a cuestas la investigación de la masacre y 18 meses después no ha producido ni una sola captura.
Varios jefes de “la Oficina” se repartieron los negocios que antes eran de Pérez, y a Barrio Antioquia entraron patrones que antes no tenían cabida, como Didier Ríos López, alias “Tuto”. Metaute, presuntamente, heredó una parte de su exsocio en esa zona, cuya administración corría por cuenta de “Nacho Güevas” y “los Mellos”.
Pese a todos estos indicios, en contra de “Pichi Calvo” nunca hubo una orden de captura. Todo lo hizo a través de terceros y cuartos, por eso era uno de los cabecillas más enigmáticos del grupo ilegal. Igual de misterioso que las manos que orquestaron su muerte.






- click en el gif para seguirme -









0
0
0
1
0No comments yet