About Taringa!

Popular channels

Mató a ladron Menor, Ahora se mudó por Miedo

La familia del joven que el sábado mató a un ladrón menor de edad e hirió a otro durante un intento de robo dejó ayer transitoriamente la casa de Flores por miedo a sufrir alguna represalia. Así lo confirmaron a Clarín vecinos de la cuadra.

El joven ya declaró ante el Juzgado de Menores N°1 porteño y no quedó detenido porque en principio la Justicia entendió que actuó en legítima defensa, dijeron fuentes de la Comisaría 38°.

Todo sucedió el sábado a las 12.30 en un caserón de Baldomero Fernández Moreno al 2300, en Flores. Allí había siete personas: una mujer con sus tres hijos y sus tres nietos.

Dos adolescentes -uno de 14 años y el otro de 15- saltaron un paredón y se metieron al patio de la casa. Allí jugaba un nene de 3 años al que tomaron de rehén.

Uno de los ladrones estaba armado con un revólver y el otro agarró un cuchillo que estaba de adorno en una pared, y empezaron a amenazar a la familia con que los iban a matar si no les entregaban dinero y objetos de valor.

Los ladrones obligaron a la mujer y a sus hijas a ir a la planta superior donde despertaron a los golpes a su hijo, un muchacho de 24 años. Lo ataron de manos rápidamente y le pusieron una remera en la boca. Luego obligaron a todos a tirarse al piso. Los dos ladrones se mostraban muy violentos e incluso tiraron a una beba encima de la cama, ante los sollozos y gritos de sus familiares. Estaban tan "sacados", según declararon las víctimas, que en un momento amenazaron con violar a una de las mujeres.

Entonces llegó a la casa el yerno de la mujer. Los ladrones, en cuanto lo vieron, comenzaron a pegarle con la culata del arma. Esta secuencia ocurrió en la planta baja. El hombre contó que, como no vio abajo ni a su suegra, a su mujer ni a sus hijas, pensó lo peor y empezó a pelear con los ladrones. Entonces bajó su cuñado, el joven de 24 años, que había logrado desatarse. El joven agarró otro cuchillo y fue a ayudar a su cuñado. Pelearon y los dos ladrones resultaron heridos. Uno murió dentro de la casa y el otro, ensangrentado, salió corriendo, pero los vecinos lo agarraron y lo detuvieron.

El hijo de la mujer y su cuñado fueron demorados, pero luego ambos quedaron en libertad porque por ahora la Justicia entiende que actuaron en legítima defensa. El sábado a la noche, cuando todavía estaban demorados, un grupo de vecinos fue a la comisaría 38° para exigir la liberación de los hombres. Pero los problemas de la familia no terminaron. Según la dueña de casa quedaron expuestos. "Tenemos miedo por los chicos. Todos saben quiénes somos, dónde vivimos. Hicimos lo que pudimos para defendernos", dijo. Ayer ya no estaban en la casa y nadie sabía cuándo podrían regresar.




FUENTE: http://www.clarin.com/diario/2009/03/23/policiales/g-01882847.htm
0No comments yet