Canales populares
  1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Mató conduciendo borracho y volvió a su cargo

El funcionario provocó una tragedia cuando manejaba ebrio una camioneta del municipio. El Concejo Deliberante decidió reponerlo en su cargo. El vicegobernador los acusó de ser "cómplices de una injusticia".



La vuelta a su cargo del intendente de Misiones que había sido suspendido por conducir ebrio y provocar una tragedia, generó una fuerte polémica en la provincia. Tanto, que diputados del Partido Agrario y Social pedirán la intervención del municipio de Arroyo del Medio, luego que el Concejo Deliberante decidiera reponer en su cargo al intendente Cristóbal Barboza.

El pasado 19 de junio, Barboza provocó un fatal accidente de tránsito cuando manejaba totalmente alcoholizado una camioneta oficial. El viernes, en un clima de máxima tensión, el alcalde zafó de ser destituido porque los tres concejales del oficialismo -uno de ellos bajo amenaza de muerte- se opusieron sin mayores fundamentos.



Desde el Gobierno provincial tomaron nota del papelón y salieron a presionar públicamente a Barboza para que renuncie y así evitar mayores costos políticos. “Le pedimos que se aparte voluntariamente de su cargo pero no acepta sugerencia de nadie”, admitió hoy el subsecretario de Gobierno, Ricardo Welbach. El funcionario sostuvo que tanto el alcalde como los concejales del Frente Renovador actuaron con un nivel de irresponsabilidad muy grande.

Al referirse a Barboza, Welbach dijo en Canal 12 que “cometió un delito y no lo asume” y que este tipo de actitudes “destruyen la confianza en el sistema democrático”.

El viernes, cuando el Concejo no logró los votos necesarios para su destitución, Barboza se mostró exultante ante unas 200 personas que habían sido movilizadas en su apoyo. A una cuadra, los familiares del automovilista que murió en el choque, mostraron toda su desazón por el resultado de la votación.



El 19 de junio pasado, Barboza compartió con allegados un asado en su chacra de Arroyo del Medio y al atardecer salió a la ruta nacional 14 con una camioneta Toyota Hilux de la Intendencia. Unos kilómetros más adelante protagonizó un choque frontal que le costó la vida al remisero Alberto Andersson. Los agentes de la Policía establecieron que el intendente manejaba con 2,14 gramos de alcohol por litro de sangre, más de cuatro veces el límite establecido por la Ley Nacional de Tránsito.

Barboza estuvo detenido más de un mes, pero luego fue beneficiado con la excarcelación y mañana retomará su cargo, como si nada hubiera sucedido.
0No hay comentarios