Check the new version here

Popular channels

"Me quedé ciego jugando al GTA" (nota/si/clarin)

SEXO, DROGA Y PLAYSTATION
"Me quedé ciego jugando al GTA"







Un jugador apasionado explica por qué los juegos de Rockstar son "tan zarpados".





Hasta un mito urbano (y porteño) cargan los juegos de Rockstar Games: "Unos chicos iban en su auto, tuneado con una consola de Playstation. Manejaban y jugaban al GTA, se dieron un palo y murieron". El relato es de Gabriel Ureta (24, Devoto) fan "mal" de la saga Grand Theft Auto y otras producciones de Rockstar Games. "Los tengo todos y son re zarpados. Cada juego tiene mucho humor y background, parece una película. Vos sos el protagonista".

Hace poco Gabriel (al que le faltan 15 niveles, ejem, materias en la carrera Comercio Exterior) terminó el San Andreas, la piedra del escándalo gamer, después de que en su versión para PC y, gracias a los mods, salió a la luz una sección secreta llamada Hot Coffee, con más sexo que cafeína. ¡Yo entré al sex shop y el arma de CJ es un consolador!", dice Gaby.

La historia de Carl "CJ" Johnson es clásica: un gangsta y su hermano van presos, los policías corruptos lo extorsionan. Claro, después, CJ se engolosina y empieza a cargarse gente, robar autos, tener novias (con las amantes no pasa de un "café caliente". "Y podés ser el dueño de un cabarulo", dice Gabriel, mientras le crecen los colmillos. ¿Por qué el éxito de los títulos de RG? Porque enfocan en un universo adulto y no en un mundo mágico de hechizos y magos. Su estética tiene más de moda urbana y cine de acción + fashion: boliches, motos de lujo (Midnight Club), pandillas y peleas entre discográficas de raperos (Def Jam Vendetta) o la remake de clásicos de los '70 (The Warriors, que sale en octubre).

Al tiempo que se conocía la estruendosa noticia de la muerte de un coreano que jugó al Starcraft durante ¡50 horas seguidas!, Gabriel habla de límites y resistencia: "Tengo amigos que se quedaron durante un día y una noche. Y dicen 'no me di cuenta'".

—¿Y lo máximo que jugaste vos?

—Una noche entera. Y casi me quedé ciego. ¡Decí que se me secan las lentes de contacto!

0
7
0
0
7Comments