Check the new version here

Popular channels

"Me tomé 14 o 15 fernet... Qué se le va a hacer"



"Me tomé 14 o 15 fernet... Qué se le va a hacer", dijo el asesino de la remisera pampeana
Un caso con desenlace inesperado

Rodrigo Breitelztein tiene 24 años y está a punto de ser padre. El fin de semana mató de un tiro en la nuca a Alicia Rodríguez de Lehr y luego, con el auto de la víctima, manejó borracho hasta que lo detuvieron en un control de alcoholemia.

"Estábamos hasta las manos. Tomamos fernet toda la noche", confesó Rodrigo Breitelztein minutos después de ser parado en un control de alcoholemia, el lunes a la mañana en Bahía Blanca. El joven, de 24 años, tenía 1,79 gramos de alcohol en sangre, por lo que le sacaron el auto y el registro (el límite es 0,5). Habló para los canales de televisión que fueron a reflejar el operativo. En el video se lo nota tranquilo, asumiendo la responsabilidad de manejar borracho.

Lo que nadie sabía era que el Peugeot 207 en el que iba pertenecía a Alicia Rodríguez de Lehr, una remisera pampeana de 71 años que había desaparecido el domingo a la noche, y que él sería detenido como principal sospechoso del crimen.

Las dos historias, que en un principio parecían desconectadas, comenzaron a unirse el martes a la mañana, cuando encontraron el cuerpo de la remisera al costado de la ruta 76, cerca de Darregueira, una localidad bonaerense ubicada a unos 30 kilómetros de La Pampa. Tenía un tiro en la nuca. Su hijo había denunciado su desaparición el lunes, pero el pedido de búsqueda no se emitió hasta el martes.

Tras la aparición del cadáver, la Policía cruzó los datos del auto que la víctima usaba para trabajar y descubrió que era el que le habían retenido a Breitelztein. Según informaron fuentes del caso, cuando lo fueron a detener a su casa de Darregueira, ese martes a la noche, el acusado confesó: "Se me escapó un tiro", dijo. También precisó el lugar donde se desprendió del celular de la remisera.

Los investigadores aseguran que todo comenzó como un robo. El domingo a la noche, cerca de las 22, Breitelztein habría contratado un viaje desde Guatraché, un pueblo pampeano ubicado a quince kilómetros del límite con Buenos Aires, hasta Darregueira. En el medio del trayecto, ya del lado bonaerense, la habría matado de un balazo en la nuca. El arma del crimen, una pistola 9 milímetros, fue hallada cerca del cuerpo. Los investigadores creen que se le cayó al asesino cuando sacó el cadáver del auto para dejarlo en la banquina de la ruta 76, donde lo encontraron el martes a la mañana.

El control que resultó decisivo para descubrir el crimen comenzó como uno más. A unas 15 cuadras de donde lo pararon -en Tucumán y Moreno, centro de Bahía Blanca- Breitelztein había cargado nafta. Eran las 9.30 y el aliento a alcohol que tenía sorprendió al playero, que dio aviso al 911. "No se resistió. Me asombró la frialdad con la que se manejó en todo momento. Se reía y hacía chistes", contó a Clarín Federico Montero, director de Defensa Civil y Guardia Urbana de Bahía, encargado de realizar el operativo vehicular.

En cuanto bajó del auto ya estaba claro que no iba a superar el control. Cuando el alcoholímetro marcó tres veces más de lo permitido, le preguntaron qué había tomado: "Me contestó que entre 14 y 15 fernet. Pensamos que había salido de bailar", agregó Montero. Tras el análisis le secuestraron el auto y el registro. El único dato extraño era que el cristal delantero izquierdo estaba roto. No tenía ni cédula verde ni seguro. Se fue caminando.

Breitelztein trabajaba como recepcionista en un hotel de Darregueira. Nacido en General Pico, La Pampa, vivió los últimos años en el sudoeste de Buenos Aires. En su perfil de Facebook (uno de los dos que tenía) se definía como "catador de bebidas alcohólicas en el cabaré de las pibas" y publicaba imágenes religiosas. El martes a las 7.59 subió una de Jesús. "¿Hay un lugar para mí en tu muro?, se preguntaba.

Su última actividad fue una frase: "Nunca te olvides quién estuvo a tu lado en los momentos difíciles cuando nadie más estuvo". Fue a las 8.11 del martes, horas antes de que la Policía encontrara el cuerpo de la remisera.

Este no era un momento más en su vida: está a punto de ser padre. El 15 de octubre, su pareja, Silvina Machado, publicó en su Facebook una foto de ellos dos en la que anunciaba que el nacimiento de su hijo varón estaba previsto para los primeros días de noviembre. En la imagen ella muestra la panza y él sonríe a su lado. La historia de la familia feliz se desmoronó el martes a la noche. Tras la detención, la joven dejó en claro su postura: "Destrozada y volver a empezar después de dos años. Ni siquiera te conocí. Vivía con un monstruo. Que te perdone Dios porque yo no podría hacerlo", publicó.

Según fuentes del caso, el joven no tenía antecedentes penales en La Pampa ni en Buenos Aires.

PD: Asi como tanto dicen de despenalizar las drogas, tendria que ser la misma PENA tanto para el que sube borracho/drogado a un auto,

0No comments yet
      GIF
      New